¿Por qué se inclina Trump a los Saúd?

GEOPOLÍTICO. 26.07.2018

Para nadie es un secreto que desde hace muchos años la enemistad entre Irán y Arabia Saudita es marcada. La monarquía Suní y la republica Chií dialogan la hegemonía en el golfo pérsico y en esta disputa los Estados Unidos han optado por dar apoyo a la familia real saudí en vez de inclinarse por el equilibrio de los dos factores. “¿A qué se debe este favoritismo?”, se pregunta el investigador Doug Bandow. Estados Unidos y su política con respecto a la guerra en el conflicto entre Teherán y Riad n… Sigue leyendo

La utilidad de lo inútil

RESUMEN

 “¿Te preguntas, pues, admirado, por qué escribo? (“Cur igitur scribam, miraris?”), Ovidio

“(Estudio) en este momento para distraerme; nunca por la ganancia”, Montaigne

“Es una familia [la de los Kômura] que jamás ha reparado en gastos a la hora de apoyar el Arte y las Letras. Suele suceder que las familias de este tipo descuiden los negocios y se arruinen, pero con los Kômura, afortunadamente, no ha sido así. Para ellos, las aficiones son las aficiones, y los negocios, los negocios” (“Kafka en la orilla”, Haruki Murakami).

A Nuccio Ordine ya le hemos dedicado algún espacio en este blog a propósito de “Clásicos para la vida”. Una nueva obra del profesor italiano ha caído en nuestras manos: el manifiesto “La utilidad de lo inútil” (Acantilado).

A quien esté acostumbrado a dedicar una parte sustancial de su tiempo libre a la lectura, a asistir a conciertos de música clásica o a la visita de museos, por ejemplo, sin esperar ningún rédito material a cambio, este manifiesto le parecerá, a simple vista, sumamente atractivo.

Las expectativas suscitadas, sin duda, se confirmarán tras pasar por sus páginas, y se compartirán casi todos los argumentos de Ordine y, por supuesto, los de los clásicos cuyas reflexiones jalonan y aquilatan la obra, aunque en nuestro caso no hemos podido evitar que nos quede un cierto sabor amargo.

Lo que nos enriquece como personas, lo que nos separa de la bestialidad y nos aproxima a lo divino que también anida en la condición humana, es con toda seguridad ese conocimiento aparentemente inútil (pero que tan útil y práctico se ha mostrado posteriormente en muchos casos), esa búsqueda, esa carrera que nunca termina, y que a cada paso que damos nos impele a dar uno más y uno más y uno más… Ordine lo expresa con unas bellas y evocadoras imágenes: “Como le sucede al gladiador que, pese a sus heridas, vuelve a combatir o al marinero que, aun habiéndose salvado de un naufragio, no puede evitar hacerse de nuevo al mar” (pág. 52).

Sólo los dogmáticos, quienes afirman estar en posesión de la verdad, se convencen —en vano— de haber llegado a la meta, envileciéndose a sí mismos y a los demás, puesto que les impedirán seguir avanzando.

El mítico Don Quijote podría ser considerado el héroe por excelencia de la inutilidad, pues todas sus empresas están inspiradas por la gratuidad, por la única necesidad de servir con entusiasmo a sus ideales, aunque se trate de empresas destinadas al fracaso (págs. 67-69): “Existen derrotas gloriosas de las que, con el tiempo, pueden surgir grandes cosas” (nos viene a la mente la aniquilación de Leónidas y sus 300 espartanos en Las Termópilas). Ordine cita oportunamente a Giordano Bruno (pág. 127): “no sólo merece honores el único individuo que ha ganado la carrera, sino también todos aquellos que han corrido tan excelentemente como para ser juzgados igualmente dignos y capaces de haberla ganado, aunque no hayan sido los vencedores”; también a Montaigne: “Lo importante no es quién llegará a la meta, sino quién efectuará las más bellas carreras”.

Según Zhuang-Zi, ser de buena madera es la desgracia de muchos hombres espirituales (pág. 72), lo que conduce a su perdición, a no alcanzar por un cúmulo de circunstancias el laurel.

Sin embargo, despreciar los aspectos más materiales de nuestra condición, aquellos cuya satisfacción es presupuesto ineludible para comenzar esta búsqueda sin fin a la que nos hemos referido, nos parece que supone analizar fragmentariamente la utilidad de lo inútil. Y esta materialidad también comprende la acumulación de riqueza, lato sensu, previa a cualquier desarrollo humano que tienda hacia lo sublime, hacia la conversión en actos de toda nuestra potencialidad, tanto como seres individuales como sociales. No habrían existido, por ejemplo y simplificando mucho, un Partenón sin un Pericles, o una Florencia y un Renacimiento sin unos Medici. Lo material y útil y lo inmaterial e inútil no pueden contemplarse de forma aislada, son dos caras de una moneda, una misma e inescindible realidad.

Quizás se invierta el sentido y la dirección de las relaciones de causalidad, o estas no se ponderen adecuadamente, cuando el profesor muestra que “la literatura y los saberes humanísticos, la cultura y la enseñanza constituyen el líquido amniótico ideal en el que las ideas de democracia, libertad, justicia, laicidad, igualdad, derecho a la crítica, tolerancia, solidaridad, bien común, pueden experimentar un vigoroso desarrollo” (pág. 30), además de que no son extrañas las épocas de vigor cultural, como bien sabemos los españoles, que enraízan en un contexto de decadencia política, social y económica. Estar en posesión de este caudal de conocimiento tampoco nos vacuna contra la barbarie —recordemos lo ocurrido en la industrializada y culta Alemania del primer tercio del siglo XX—.

Ordine considera que es “útil” todo aquello que nos ayuda a hacernos mejores. Estima que un museo o un yacimiento arqueológico no deben subordinarse al éxito económico, aunque también puedan ser fuente de extraordinarios ingresos: “En el universo del utilitarismo, en efecto, un martillo vale más que una sinfonía, un cuchillo más que una poesía, una llave inglesa más que un cuadro: porque es fácil hacerse cargo de la eficacia de un utensilio mientras que resulta cada vez más difícil entender para qué pueden servir la música, la literatura o el arte” (pág. 12).

Pero no nos engañemos: la cultura, en sentido amplio, con independencia del apoyo puntual de mecenas privados, no ha gozado de forma permanente y en la medida en que lo merece del favor público desde el punto de vista de su sostenimiento y acrecentamiento. Por ello, no podemos compartir que el deterioro de la cultura se deba, como afirma Ordine, al mercantilismo, al capitalismo y, más recientemente, a la crisis financiera: “Transformando a los hombres en mercancías y dinero, este perverso mecanismo económico ha dado vida a un monstruo, sin patria y sin piedad, que acabará negando también a las futuras generaciones toda forma de esperanza” (pág. 11).

Escribe Ordine que “El saber constituye por sí mismo un obstáculo contra el delirio de omnipotencia del dinero y el utilitarismo” (pág. 15), que todo puede comprase, que todo tiene un precio, pero no el conocimiento. Compartimos esta reflexión, pero de ella no debe desprenderse el desprecio de la base material, sin la cual ni habríamos salido de las cuevas ni desarrollado el conocimiento sutil, abstracto, simbólico y valioso que nos diferencia del resto de los seres de la creación; dicha base material se ha brindado en el presente por sistemas democráticos equilibrados, con un poder fuerte inclusivo que redistribuye la riqueza, basados en la libertad individual y en el libre mercado.

Ordine generaliza e incurre en una exageración cuando afirma que “Es doloroso ver a los seres humanos, ignorantes de la cada vez mayor desertificación que ahoga el espíritu, entregados exclusivamente a acumular dinero y poder” (pág. 16). Pero nunca tantos tuvieron acceso a tanto: quizás sea otra la razón de que de esta abundancia la mayoría de las personas individuales, que son soberanas (otro fruto de lo inútil que merece ser preservado), no extraigan los rendimientos apetecidos por terceros (no podemos obligar a nadie a amar lo inútil y su alto valor).

El amor por lo inútil no se compra, se enseña. Y puede que aquí Ordine sí esté en lo cierto cuando critica el sistema educativo imperante. Para ello, parte de alguna reflexión del mismo Sócrates contenida en “La República” de Platón: “Tampoco esa multitud ha prestado suficientemente oídos […] a discusiones bellas y señoriales en las cuales se busque suficientemente la verdad por todos los medios con el fin de conocerla”, y, respecto a la educación de los niños, que la instrucción no debe ser compulsiva, porque “el hombre libre no debe aprender ninguna disciplina a la manera del esclavo” (pág. 49).

El proceso de enseñanza y aprendizaje es un proceso en el que todos dan y nadie pierde: ganan el profesor y el alumno, gana la colectividad en su conjunto. “El encuentro auténtico entre maestro y alumno no puede prescindir de la pasión y el amor por el conocimiento” (pág. 99).

Sin embargo, vuelve a recurrir al automatismo al analizar la decadencia de la enseñanza, atribuyendo el fracaso actual al “proceso de retirada económica (del Estado) del mundo de la enseñanza y la investigación básica” (pág. 77). Quizás podría ser más útil en países como España o Italia, creemos, reordenar el gasto público o procurar una mayor eficiencia del mismo que señalar una pretendida austeridad que, si analizamos los presupuestos estatales de estos y de otros Estados similares, nunca ha tenido lugar, ni siquiera en estos duros años posteriores a la crisis financiera. E incentivar los proyectos y los patrocinios privados.

Sí compartimos que la Universidad no puede ser una máquina de generar graduados, en la que prevalezca la “quantitas” sobre la “qualitas” (pág. 78), y que “ningún oficio puede ejercerse de manera consciente si las competencias técnicas que exige no se subordinan a una formación cultural más amplia, capaz de animar a los alumnos a cultivar su espíritu con autonomía y dar libre curso a su curiositas” (pág. 81). El rol y la responsabilidad de los profesores, a pesar de sus escasos recursos materiales y de la poca atención pública que concitan, no debe obviarse.

Sentimos verdadera emoción, compartida con Ordine, cuando leemos las famosas palabras de Montesquieu (pág. 82), que deberían servir como reclamo para reivindicar el papel de la cultura, del conocimiento y de Europa y sus valores en el siglo XXI:

“Si supiera alguna cosa que me fuese útil y que resultara perjudicial para mi familia, la expulsaría de mi mente. Si conociera alguna cosa útil para mi familia, pero que no lo fuese para mi patria, trataría de olvidarla. Si conociera alguna cosa útil para mi patria, pero perjudicial para Europa, o útil para Europa y dañina para el género humano, la consideraría un crimen”.

Todo son finanzas, blog de José María López Jiménez. 16.08.2018

Video. La utilidad de los inútil de Nuccio Ordine. 52 minutos

Portal de revistas electrónicas UAM. Revista de Estudios Internacionales Mediterráneos

Núm. 24 (2018)

DOI: http://dx.doi.org/10.15366/reim2018.24

Número completo

Ver o descargar el número completo PDF

Tabla de contenidos

Monográficos

Laura Mijares Molina, Johanna Martine Lems, Virtudes Téllez Delgado
Virtudes Téllez Delgado
Eugenia Relaño Pastor
Daniel Gil-Benumeya Flores
Daniel Ahmed Fernández
Alberto López bargados
Laura Mijares Molina, Johanna Martine Lems

Miscelánea

Eliane Ursula Ettmueller
Lucía López Arias

Textos de arabismo español

Alejandro García Sanjuán
Bernabé López García

Documentos

Nazha Aboubeker

Reseñas

Salvatore Madonia
Beatriz Tomé
Bosco Govantes
Irene González González
Bernabé López García
Jessica Elizabeth Rojas Rodríguez
Rocío Velasco de Castro

Las cuatro grandes corporaciones que controlan el mundo (pura Geoeconomía)

 Existe una siniestra “teoría de la conspiración” con respecto a los verdaderos gobernantes de nuestro mundo, pero ¿sabías que la propiedad de la mayor parte de compañías influyentes puede atribuirse a CUATRO grandes corporaciones de las que es probable que nunca hayas oído hablar?

http://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=13799

Las personas se están dando cuenta lentamente del hecho de que el mundo está controlado por quizás 12 familias, con los Rockefeller, Rothschilds y Lehmans a menudo promocionados como dueños de grandes imperios encubiertos cuya verdadera riqueza e influencia está expertamente protegida de miradas indiscretas.

Entonces, ¿quién posee realmente el mundo? Como siempre, cuando se trata de preguntas tan generales, tenemos que seguir el dinero. Eso implica mirar el inventario, específicamente en los bancos más grandes del mundo para establecer quiénes son los accionistas y, por lo tanto, quién realmente tiene la última palabra:

Accionistas de Bank of America:
State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR (Fidelity), 
Paulson, JP Morgan, T. Rowe, Capital World Investors, AXA, Bank of NY Mellon.

Accionistas de JP Morgan
State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR, 
T. Rowe, AXA, Capital World Investor, Capital Research Global Investor, Northern Trust Corp. y Bank of NY Mellon.

Accionistas de Citigroup
State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR, Paulson, Capital World Investor, JP Morgan, Northern Trust Corporation, Fairhome Capital Mgmt. y Bank of NY Mellon.

Accionistas de Wells Fargo
State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR, Berkshire Hathaway, Capital World Investors, Wellington Mgmt, AXA, T. Rowe y Davis Selected Advisers.

Accionistas de Goldman Sachs
State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR, Wellington, Capital World Investors, AXA, Servicio Financiero de Massachusetts y T. Rowe.

Accionistas de Morgan Stanley
State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR, Mitsubishi UFJ, Franklin Resources, AXA, T. Rowe, Bank of NY Mellon y Jennison Associates. Rowe, Bank of NY Mellon y Jennison Associates.

Accionistas de Bank of NY Mellon

State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR, Davis Selected, Massachusetts Financial Services, Capital Research Global Investor, Dodge, Cox, Southeastern Asset Management.

Como puedes ver, el patrón sigue y sigue. El resultado de todo esto es que las ocho compañías financieras más grandes de los Estados Unidos están controladas por solo DIEZ grupos de  accionistas con CUATRO compañías involucradas en cada una de las decisiones que se toman. Eso sin mencionar las transacciones en paraísos fiscales como las Islas Caimán, Mónaco o Liechtenstein.
Aún más impactante es el hecho de que la Reserva Federal de los Estados Unidos está compuesta por 12 bancos representados por siete miembros de la junta, algunos de los cuales son representantes de los “cuatro grandes”. En otras palabras, State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock y FMR tienen una influencia controladora en la política monetaria de los EE. UU. Sin supervisión ni garantías democráticas de las que hablar.

Aquí hay una lista de algunas de las compañías controladas por los “cuatro grandes”:
• Alcoa Inc.
• Altria Group Inc.
• American International Group Inc.
• AT & T Inc.
• Boeing Co.
• Caterpillar Inc.
• Coca-Cola Co.
• DuPont & Co.
• Exxon Mobil Corp.
• General Electric Co.
• General Motors Corporation
• Hewlett-Packard Co.
• Home Depot Inc.
• Honeywell International Inc.
• Intel Corp.
• International Business Machines Corp
• Johnson y Johnson
• JP Morgan Chase & Co.
• McDonald’s Corp.
• Merck & Co. Inc.
• Microsoft Corp.
• 3M Co.
• Pfizer Inc.
• Procter & Gamble Co.
• United Technologies Corp.
• Verizon Communications Inc.
• Wal-Mart Stores Inc.
• Time Warner
• Walt Disney
• Viacom
• Corporación de noticias de Rupert Murdoch
• CBS Corporation
• NBC Universal

Los “cuatro grandes” también controlan la gran mayoría de las empresas europeas que cotizan en la bolsa de valores de EE. UU. Y también influyen en las instituciones financieras más grandes del mundo, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. No hace falta decir que los nombres de las familias que controlan State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock y FMR nunca aparecen en ninguna parte.

Estas Son Las 4 Grandes Empresas Que Controlan El Mundo Y Que …

¿Quién controla el mundo? Las 10 empresas que participan en más …

CNA: Estas Son Las 4 Grandes Empresas Que Controlan El Mundo …

Las “4 Grandes” Empresas Que Gobiernan El Mundo | Todo-Mail …

Chairman’s statement on NATO-Ukraine following the meeting of the North Atlantic Council with Georgia and Ukraine at the Brussels Summit

Se pueden exponer las mismas consideraciones que en el enlace:

NATO-Georgia Commission Declaration at the Brussels Summit

  1. NATO Heads of State and Government met today with the President of Ukraine, Petro Poroshenko, to reaffirm their joint commitment to further develop their Distinctive Partnership and its contribution to a peaceful, stable and undivided Europe. They discussed the conflict in eastern Ukraine, where, for more than four years, Ukraine has defended itself against Russia’s aggressive actions. Allies expressed their unwavering support for Ukraine’s sovereignty and territorial integrity within its internationally recognized borders, and its right to decide on its future and foreign policy course free from outside interference, as set out in the Helsinki Final Act. NATO and Ukraine continue to call on Russia to reverse its illegal and illegitimate annexation of the Crimean peninsula, which they do not and will not recognize. NATO and Allies remain committed to providing continued support to Ukraine’s reform agenda in the security and defence sector, including through the Comprehensive Assistance Package (CAP).
  2. In light of Ukraine’s restated aspirations for NATO membership, NATO stands by its decisions taken at the Bucharest Summit and subsequent Summits. Allies encouraged Ukraine to make the best use of the tools available under the NATO-Ukraine Commission, in particular the Annual National Programme (ANP). They welcomed significant reform progress already made, in particular with the recent adoption of the Law on the High Anti-Corruption Court and the Law on National Security. The latter Law is a welcome and important step forward in bringing Ukraine’s security and defence sector closer to Euro-Atlantic standards and practices. Allies urged Ukraine to implement the provisions of the Law in order to strengthen civilian control and democratic oversight over the security and defence sector in Ukraine, to build further capacity in command and control, planning and budgeting processes, improve military education, as well as ensure the timely reform of its security services. With regard to the Law on Education adopted by the Rada in September 2017, Allies urged Ukraine to fully implement the recommendations and conclusions of the Opinion of the Venice Commission; Ukraine has stated its willingness to do so.  Allies looked forward to further progress in Ukraine’s efforts to overcome significant remaining challenges and ensure the full implementation and sustainability of ambitious but necessary reforms. The success of Ukraine’s reforms, including combating corruption and promoting an inclusive electoral process, based on democratic values, respect for human rights, minorities and the rule of law, will be crucial in laying the groundwork for a prosperous and peaceful Ukraine firmly anchored among European democracies.
  3. Heads of State and Government welcomed progress in the implementation of the CAP over the last two years and its contribution to improving Ukraine’s defence capacity and interoperability. They also welcomed the capacity building in strategic communications, as well as progress in joint projects on logistics and standardization, explosive ordnance disposal (EOD)/counter-improvised explosive devices (C-IED) and the implementation of new measures to assist Ukraine in ensuring the safety of its ammunition depots. Projects aimed at bolstering Ukraine’s cyber defences, telemedicine and radioactive waste disposal were also completed successfully. The NATO-Ukraine Table Top Exercise made an important contribution to improving the resilience of Ukraine’s critical energy infrastructure. NATO facilitated the participation of a Ukrainian team of wounded servicemen and women in the “Invictus Games” in Toronto in 2017. NATO and Ukraine will step up activities under the Platform on Countering Hybrid Warfare to strengthen Ukraine’s ability to repeal hybrid attacks on its territory.
  4. Allies and Ukraine condemned the human rights abuses and discrimination practices by the Russian de-facto authorities against the residents of the illegally annexed Crimean peninsula, including the Crimean Tatars, as well as Ukrainians and persons belonging to other ethnic, political and religious groups. They called on Russia and its de-facto authorities to grant international monitoring organisations access to Crimea and to release Ukrainian prisoners and hostages detained in Russia, Crimea and the areas of eastern Ukraine controlled by the Russia-backed militants.  The leaders of NATO nations and Ukraine also expressed their concern about the use of torture and the transfer of Ukrainian citizens to prisons in Russia. Russia’s ongoing militarization of Crimea, the Black Sea and the Sea of Azov poses further threats to Ukraine’s independence and undermines the stability of the broader region. Leaders condemned Russia’s construction and partial opening of the Kerch Strait bridge between Russia and the illegally annexed Crimea, which represents another violation of Ukraine’s sovereignty and territorial integrity, including the infringement of its navigational rights in its territorial waters.
  5. The ongoing armed conflict in eastern Ukraine, instigated and perpetuated by Russia, remains a major challenge to Euro-Atlantic security, and has produced a humanitarian catastrophe in the Donbas. This has led to the loss of more than 10,000 lives and displaced over 1.5 million Ukrainian citizens. Allies and Ukraine reaffirmed their support for the settlement of the conflict by diplomatic means in accordance with the Minsk Agreements and welcomed the efforts of the Normandy format in this regard. They urged all parties to comply fully with the commitments to which they signed up. Russia, as a party to the Minsk Agreements, bears significant responsibility in this regard. NATO and Ukraine called on Russia to withdraw its forces and to cease all political, financial and military support to the Russian-led militants in the Donetsk and Luhansk regions.
  6. NATO leaders and Ukraine stressed that ensuring a comprehensive ceasefire, the withdrawal of heavy weapons, the effective monitoring and verification by the OSCE Special Monitoring Mission (SMM), the withdrawal of Russian-backed formations and heavy military equipment, as well as the disarmament of illegal groups remain the first necessary steps to de-escalate the conflict. The SMM must be allowed to fulfill its mandate and have full, safe and unhindered access throughout Ukraine, including the Ukraine-Russia state border. NATO and Ukraine called on Russia to return to the Joint Centre for Control and Coordination (JCCC) in order to ensure the facilitation of local ceasefires.
  7. In this context, the Heads of State and Government of NATO and Ukraine took note of the recent discussions in the Normandy format on the way towards the full implementation of the Minsk agreements.  They also discussed the prospects for a possible UN-authorized peacekeeping force in the Donbas. They emphasized that it should support and facilitate the full implementation of the Minsk agreements with a robust mandate to ensure area security throughout the entire conflict zone, up to and including the Ukrainian-Russian border.
  8. Allies and Ukraine are concerned by the continued attempts by the Russian Federation to further destabilize Ukraine including the threat of the use of force, disinformation, cyber-attacks, energy blackmail, and interference in Ukraine’s sovereign institutional and electoral processes.  They call on Russia to desist from such actions.
  9. NATO highly values Ukraine’s significant contributions to Allied operations, the NATO Response force and NATO exercises.  Allies welcomed Ukraine’s decision to increase its contribution to the Resolute Support Mission in Afghanistan and the NATO Response Force.  These contributions testify to Ukraine’s continued commitment to Euro-Atlantic security and increase the level of interoperability of the Armed Forces of Ukraine with NATO.  Allies acknowledged Ukraine’s interest in the enhanced opportunities within the Partnership Interoperability Initiative.  NATO will consider this in view of the decisions taken at the Wales and Warsaw Summits.
  10. An independent, sovereign and stable Ukraine, firmly committed to democracy and the rule of law, is key to security in the Euro-Atlantic area, of which – as stated in the Charter on Distinctive Partnership – Ukraine is an inseparable part.