La financiación del terrorismo: principales actores, estrategias y fuentes

 

Por MAGNUS RANSTORP, Director de investigación en el Centre for Asymmetric Threat Studies, Universidad Nacional Sueca.

Los mecanismos de financiación del terrorismo tienen una naturaleza transnacional e incluyen fuentes procedentes tanto de empresas legales
como de actividades ilícitas.

Muchos combatientes extranjeros se microfinancian con ayudas sociales, créditos bancarios o a través de fraudes financieros.

La relación entre delincuencia y terrorismo exige replantearse las ideas sobre cómo luchar contra el terrorismo, la delincuencia y la radicalización.

 

Tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, la cuestión de la detección y la prohibición de la financiación del terrorismo ha sido una prioridad para la Unión Europea (UE) y la comunidad internacional. Aunque estos planes terroristas sincronizados de Al Qaeda tuvieron un coste estimado de 500.000 dólares, el grupo Estado Islámico (EI) se ha convertido en la insurgencia y organización terrorista más rica del mundo cuando se estableció el califato en 2014. La financiación del EI, cuyo presupuesto anual aproximado es de 2.000 millones de dólares según los servicios de inteligencia franceses, pone de manifiesto la complejidad y la diversidad de la financiación del terrorismo, ya que los flujos de ingresos procedían de diferentes fuentes internas y externas. Un informe de 2015 del Grupo de Acción Financiera (FATF por sus siglas en inglés) recogía cinco fuentes principales de ingresos: las ganancias ilícitas obtenidas por la ocupación del territorio (saqueo de bancos, extorsión, control de los campos petrolíferos y de las refinerías, impuestos ilícitos sobre bienes y productos y sobre el dinero que circula por el territorio en el que opera el EI); los rescates de secuestros; las donaciones, incluidas las de organizaciones sin ánimo lucro o conseguidas a través de estas organizaciones; la ayuda material de los combatientes terroristas extranjeros (FTF por sus siglas en inglés); y la recaudación de fondos mediante redes de comunicación modernas (FATF, Financing of the Terrorist Organisation Islamic State in Iraq and the Levant (ISIL), febrero 2015). Todas estas fuentes de ingresos varían según las oportunidades y la presión que la coalición contra el EI ejerce sobre él.

Aunque es posible que la magnitud y el alcance de las actividades de financiación del EI sean únicos, la financiación del terrorismo depende del tamaño y de la naturaleza de las infraestructuras del grupo terrorista y de la finalidad de la financiación. Incluso los atentados terroristas de tipo medio exigen una financiación para la logística, los pisos francos, la adquisición de armas y los medios de propaganda. Por ejemplo, los atentados perpetrados en Madrid en 2004 costaron 10.000 dólares, mientras que los atentados de Londres en 2005 tuvieron un coste aproximado de 14.000 dólares. Un reciente estudio de Emilie Oftedal sobre 40 células terroristas que planearon y/o llevaron a cabo atentados en Europa occidental entre 1994 y 2013 determinó que la mayoría de los planes se autofinanciaron y más del 75% de ellos costaron menos de 10.000 dólares (Emilie Oftedal, The financing of jihadi terrorist cells in Europe. The Norwegian Defense Research Establishment (FFI), 2014). La evolución de los “extremistas nacionales”, los “lobos solitarios” o los pequeños grupos autónomos que emplean un modus operandi terrorista sencillo, pero muy eficaz, como los ataques con camiones o con cuchillos, es una prueba más de que los costes operativos son más bajos que antes y resultan más difíciles de detectar por parte de las fuerzas antiterroristas. Como consecuencia, la financiación terrorista abarca un amplio abanico de actividades financieras, desde la logística y la financiación de actividades que ayudan a mantener las infraestructuras terroristas, hasta los aspectos operativos que dependen de los objetivos, el modus operandi y la magnitud de las operaciones terroristas.

En este artículo se analizan de manera general los principales actores, las estrategias y las fuentes de financiación en cuatro áreas temáticas:  métodos de microfinanciación de los combatientes terroristas extranjeros; actividades delictivas y el nexo delincuencia–terrorismo; fuentes benéficas de financiación del terrorismo; financiación de Estados extranjeros.

 

Métodos de microfinanciación de los FTF     

Las últimas informaciones han revelado que los combatientes terroristas extranjeros emplean métodos de microfinanciación muy diversos para financiarse o para la causa del EI. Dos estudios recientes (2017) de la Universidad de Defensa Sueca sobre las actividades de financiación de los FTF suecos han mostrado que casi todos ellos recibieron algún tipo de ayuda social, algunos habían obtenido créditos bancarios y había muchos casos de fraudes financieros, como créditos bancarios, créditos por SMS, fraude del IVA, robos de coches, fraudes a los seguros y recaudación de dinero a través de organizaciones benéficas o del crowdfunding. Las autoridades suecas se centran cada vez más en perseguir las actividades financieras a través de investigaciones contra el fraude. Y más concretamente, las autoridades fiscales suecas han investigado a los FTF con métodos de Al Capone, lo que ha dado lugar a una mayor fiscalidad en el 70%-80% de los casos.

Asimismo, la Agencia de Inteligencia y Seguridad danesa (PET) informa de que el 56% de los 150 FTF daneses (84 personas) recibían ayudas sociales. De estos 84 casos, el 43% recibía préstamos para estudiantes. Además, las autoridades danesas descubrieron un caso importante en el que unos españoles reclutados por el EI en Melilla estaban asociados con extremistas daneses en un fraude del IVA que ascendía a 59 millones de coronas danesas (unos 10 millones de dólares).

La pauta es parecida en toda Europa, donde los FTF han recibido ayudas sociales obtenidas fraudulentamente después de marcharse a Siria e Irak. Los servicios de seguridad europeos han descubierto que los FTF y los yihadistas habían reclamado ilícitamente ayudas sociales que ascienden a más de dos millones de euros en Europa entre 2012 y 2016 (David Chazan, “French jihadists regularly received welfare payments after joining Isil, police reveal”, The Telegraph, 26 de octubre de 2017). Los investigadores franceses determinaron que los reclutas del EI habían usado sus prestaciones por desempleo y las ayudas familiares para financiar al EI por un importe total de 500.000 euros, que se habían enviado desde Francia entre 2012 y 2017 (Christophe Cornevin, “Ces djihadistes français en Syrie qui touchaient encore leurs allocations sociales”, Le Figaro, 26 de octubre de 2017). Los investigadores detectaron 420 transferencias fraudulentas en las que 190 personas enviaban dinero desde Francia y 210 lo recogían en Turquía y en Siria. Los terroristas también se financiaban a través de ayudas sociales. “Al menos cinco de los supuestos terroristas en los ataques de París y de Bruselas se financiaron en parte con ayudas sociales y recibieron en total más de 50.000 euros hasta unas semanas antes de los atentados” (Valentina Pop, “Belgium to Expand Targeted Security Measures in Brussels”, Wall Street Journal, 29 de septiembre de 2016).

Conocer los métodos de microfinanciación de los FTF proporciona una información inestimable sobre las conexiones financieras, las estructuras de las redes y las líneas de abastecimiento logísticas. La identificación de estas conexiones permite a los servicios de inteligencia entender mejor los nodos y los vínculos operativos fundamentales. Eso requiere una mayor coordinación de inteligencia entre los servicios secretos, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y otros organismos gubernamentales importantes y las instituciones financieras.

No ha resultado fácil seguir los flujos financieros de los FTF, especialmente porque las transferencias se han realizado a bancos turcos y a oficinas de cambio en el Sur de Turquía, en la frontera con Siria. Algunas instituciones financieras, en cumplimiento de la normativa contra el blanqueo de dinero, identificaron las transacciones entre los bancos europeos u oficinas de cambio de moneda y de transferencias de dinero internacionales con sus homólogos en localidades del sur de Turquía, al otro lado de la frontera de Siria.

 

Actividades delictivas: el nexo delincuencia-terrorismo

Las últimas investigaciones sobre terrorismo han determinado que existe una relación inversa entre la delincuencia y el terrorismo. En el pasado, los grandes grupos terroristas consolidados, como el IRA Provisional en Irlanda del Norte, eran un híbrido entre la delincuencia y el terrorismo en el que el grupo terrorista adoptaba métodos delictivos para financiar sus operaciones y su organización. Un reciente estudio sobre la financiación del IRA Provisional muestra que se financiaba a través de pubs dirigidos paramilitarmente, impuestos revolucionarios/extorsión/secuestros, taxis, atracos a mano armada, estafas, contrabando e incluso donaciones libias (Isabel Woodford & M. L. R. Smith “The Political Economy of the Provos: Inside the Finances of the Provisional IRA-A Revision”, Studies in Conflict & Terrorism, 41:3).

Como observan Gaub y Lisiecka, “la interacción entre la delincuencia y el terrorismo… acorta el tiempo entre la radicalización y la acción” (Florence Gaub and Julia Lisiecka, “The crime-terrorism nexus”, European Union Institute for Security Studies, abril 2017). Hoy en día, como pone de manifiesto el problema de los FTF, personas que en su mayoría tienen antecedentes penales adoptan una ideología takfirí-salafista y acaban traficando con drogas y cometiendo delitos menores y estafas económicas para financiar operaciones terroristas. Por ejemplo, las ganancias obtenidas con el tráfico de drogas quedaron patentes en los atentados de Madrid (2004), el grupo Hofstadt (2004), el caso de Mohamed Merah (2012) y el de Anis Amri, el atacante de Berlín (2016) que no solo vendía drogas, sino que también las consumía. Según Europol, las investigaciones de los atentados terroristas en Bruselas (2016) y París (2015) revelaron que algunos de los autores estaban implicados en el tráfico ilegal de drogas y mantenían contactos con grupos criminales implicados en el tráfico de armas y en la elaboración de documentos falsos.

Los informes gubernamentales nacionales en la UE también indican que un gran número de FTF tienen antecedentes penales. Por ejemplo, Alemania informa que de sus 784 FTF, al menos el 66% había sido objeto de una investigación penal, y que más del 53% de los delincuentes condenados tenían tres o más condenas (Daniel H. Heinke, “German Foreign Fighters in Syria and Iraq: The Updated Data and its Implications”, CTC Sentinel, Vol.10, nº 3, 2017). En Noruega, el Servicio de Seguridad concluyó en un estudio de 2016 sobre 137 yihadistas radicalizados (y FTF) que el 68% de ellos habían sido sospechosos de cometer actos delictivos o acusados de cometerlos o habían sido condenados por ellos antes de su radicalización. En Holanda, más del 60% de los más de 300 yihadistas habían sido investigados penalmente o condenados. Esta pauta uniforme parece confirmar el argumento de Olivier Roy de que muchos yihadistas son más bien unos radicales islamizados y no unos islamistas radicalizados.

Los terroristas aprovechan los documentos de viaje fraudulentos, la accesibilidad a las armas en las bandas callejeras (a través de la ruta de los Balcanes), las redes de traficantes y los pisos francos para moverse sin ser detectados. Intercambian conocimientos operativos entre ellos y con el mundo criminal. Esto se refiere no solo a las comunicaciones seguras mediante aplicaciones de redes sociales encriptadas, sino también a los métodos innovadores para no ser detectados por los servicios de inteligencia y las fuerzas y cuerpos de seguridad. Por ejemplo, los terroristas utilizaron tarjetas de prepago para preparar los atentados de París en noviembre de 2015 y así no ser identificados. Los atacantes de París también tenían un gran número de teléfonos desechables y usaban redes sociales encriptadas para comunicarse. Rahmat Akilov, el terrorista que perpetró el ataque con un camión en el centro de Estocolmo en abril de 2017, también empleó otro modus operandi terrorista innovador: utilizó las redes sociales rusas Odnoklassniki y VKontakte y suministró  53 tarjetas SIM de prepago anónimas a sus contactos del EI en Siria que le ayudaron a registrarse en Whatsapp.

Es fundamental entender las interconexiones entre los delincuentes y los extremistas para detectar a los grupos terroristas, sus conexiones en las redes sociales y su modus operandi.  Y más concretamente, los diferentes métodos delictivos ofrecen un amplio abanico de oportunidades tanto a los delincuentes como a los terroristas. A menudo, esta convergencia gira en torno al robo o a la suplantación de identidad, lo que significa que la biométrica es un arma importante para luchar contra ello. El FATF se ha centrado prioritariamente en la financiación de las actividades de reclutamiento de las organizaciones terroristas (FATF Report, Financing the Recruitment for Terrorist Purposes, enero de 2018). Como señalan Basra y Neumann, este nexo entre el terrorismo y la delincuencia exige que “los investigadores, analistas y legisladores se replanteen las ideas arraigadas sobre cómo hay que luchar contra el terrorismo, la delincuencia y la radicalización” (Rajan Basra y Peter Neumann, “Crime as Jihad: Developments in the Crime-Terror Nexus in Europe”, CTC Sentinel, vol.10, nº 9, octubre de 2017). Las investigaciones han concluido que poner en libertad a presos condenados por terrorismo incrementará significativamente los riesgos para la seguridad en muchos Estados de la UE.

Otra de las prioridades de los servicios de inteligencia es centrarse en entender la manera en que las nuevas tecnologías influyen en los métodos terroristas en los que se usan comunicaciones seguras y nuevas técnicas para trasferir fondos anónimamente a través de las fronteras. Uno de los aspectos en los que deben centrarse es el papel de las monedas virtuales y su posible uso fraudulento por los terroristas. Otro de los aspectos es el nexo entre los terroristas y la impresión en 3-D, y también el uso de la Red oscura.

 

Fuentes benéficas de financiación del terrorismo    

El problema de las organizaciones benéficas y su posible relación con la financiación del terrorismo siempre ha sido difícil para los gobiernos occidentales. Es una cuestión política especialmente grave, ya que el mundo sufre su peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra mundial con más de 65 millones de personas desplazadas y 20 millones que corren peligro de morir de hambre. Las instituciones financieras y los gobiernos tienen grandes dificultades para asegurarse que la financiación pública para causas benéficas llegue realmente a los civiles que sufren en vez de acabar en manos de los terroristas. Muchas organizaciones benéficas sufren retrasos en las transacciones, denegaciones o cierres de cuentas por parte de los bancos debido a las preocupaciones que existen por el riesgo de la financiación del terrorismo.

Las organizaciones benéficas islámicas suscitan preocupación porque pueden resultar vulnerables a los abusos debido a que el zakat  (las donaciones benéficas islámicas) es obligatorio para los musulmanes. Además, en la aportación de contribuciones benéficas a las organizaciones insurgentes o terroristas con actividades militares, sociales y políticas resulta difícil distinguir dónde empieza una parte de la organización y dónde acaba otra. Esto es un aspecto importante durante los juicios de los terroristas, y explica que solo la rama militar de Hezbolá, y no el resto de la organización militante chií, aparezca en la lista de organizaciones terroristas de la UE.

Existe un riesgo importante de que se utilice ilegalmente a las organizaciones benéficas, con o sin su conocimiento, para financiar actividades terroristas. Es posible desviar fondos con fines terroristas, y es un riesgo considerable si las organizaciones benéficas operan en zonas bajo control de grupos terroristas. Los gobiernos y las instituciones financieras han desarrollado los llamados “indicadores de bandera roja” para detectar y minimizar el riesgo de que las organizaciones benéficas financien el terrorismo usando desde empresas falsas, empresas “pantalla” y bancos “pantalla”, hasta cuentas bancarias extranjeras e importantes retiradas de efectivo, así como la mezcla de fondos de la organización benéfica y personales.

Algunas organizaciones benéficas dirigen empresas pantalla que se utilizan para el reclutamiento, la propaganda y la financiación. Por ejemplo, los LTTE (Tigres Tamiles) crearon complejas empresas y organizaciones tapadera para intimidar a los seguidores tamiles y conseguir apoyo para su causa.

En 2017, el FATF declaró que había registrado más de 100 casos en todo el mundo de supuestos usos ilícitos de organizaciones benéficas para financiar el terrorismo. Uno de estos casos se produjo en Birmingham en 2011 cuando “tres personas fueron condenadas por hacerse pasar por trabajadores de la organización benéfica Muslim Aid para financiar un atentado con bombas” (Lawrence White, “Three hundred UK charities hit by global crackdown on illegal funds”, Reuters, 27 de julio de 2017). Como consecuencia, se han cerrado las cuentas bancarias de más de 300 organizaciones benéficas con sede en Reino Unido desde 2015.

Algunas de estas organizaciones utilizan las redes sociales y el crowdfunding para conseguir financiación. Otras organizaciones benéficas emplean las redes de remesas o hawala (sistema de transacciones informal). Las redes hawala son uno de los servicios financieros más usados y existen en todo Oriente Medio, el Norte de África y el sur y sudeste de Asia. Estos sistemas de remesas son a menudo el cordón umbilical entre las comunidades de la diáspora y sus familias en sus países de origen. Sin embargo, las redes hawala plantean importantes problemas para los servicios de inteligencia y las fuerzas y cuerpos de seguridad a la hora de descubrir sus finalidades ilícitas (Bennett Seftel, “Dark Money: How Militants Exploit Hawala to Fund Terror”, Cyber Brief, 8 de febrero de 2017). Según algunas fuentes, Bin Laden dijo una vez que “aprovecharía las ‘grietas del sistema financiero occidental’. Y el sistema del hawala no es una grieta, es un cañón” (“Hawala Networks: The Paperless Trail of Terrorist Transactions”, Cyber Brief, 16 de marzo de 2017).

 

Financiación de Estados extranjeros      

Las organizaciones terroristas son a menudo empresas criminales transnacionales con fuentes de financiación diversificadas. Algunas organizaciones terroristas tienen empresas de gran tamaño y realizan un amplio abanico de actividades legales e ilegales. Estas organizaciones reciben a menudo una importante financiación de los Estados para asegurarse de que cumplen sus directrices y para poder controlarlas. Por ejemplo, el papel de la financiación estatal iraní del grupo libanés Hezbolá  está bien documentado. Entre las fuentes de ingresos de Hezbolá se incluyen las actividades de blanqueo de dinero y de tráfico de drogas en todo el mundo, ya que su extensa red se extiende por África, Centroamérica y Sudamérica. Esto quedó patente en la vinculación de Hezbolá con el supuesto blanqueo de 483 millones de dólares a través del Lebanese Canadian Bank y dos casas de cambio, con la implicación de 30 compradores de coches estadounidenses.

La financiación iraní de Hezbolá crea una compleja relación entre cliente y  representante. Como señalan Fanusiei y Entz, Hezbolá “utiliza una variedad de fuentes de ingresos, lo que aumenta la ayuda iraní con algunos de sus otros métodos de financiación complejos, lo que exige múltiples estrategias para luchar contra su financiación” (Yaya J. Fanusie y Alex Entz, Hezbollah – Financial Assessment, Foundation for the Defence of Democracy, septiembre de 2017). La mayor parte de la financiación iraní de Hezbolá procede de la Ejecución de la Orden del Imam Jomeini (EIKO por sus siglas en inglés), un conglomerado de empresas que rinde cuentas ante el ayatolá Ali Jamenei. Se ha descubierto que Alemania es un centro financiero importante para las actividades financieras y de apoyo a Hezbolá en Europa. Muchos sostienen que la UE debería incluir en su lista de organizaciones terroristas a todo Hezbolá, no solo a su rama militar.

Otra fuente de financiación estatal a grupos terroristas takfiríes-salafistas procede de los Estados del Golfo, que proporcionan apoyo ideológico y financiero en todo el mundo. El papel de Arabia Saudí para promocionar su ideología wahabí, que se difunde a través de fundaciones benéficas paralelas que prestan un generoso apoyo financiero para construir mezquitas con una orientación wahabí, está bien documentado. También se ha acusado a Catar y Kuwait de financiar al EI y a grupos extremistas yihadistas en todo Oriente Medio y en otros lugares. Estos tentáculos financieros llegan a todas partes y aparecen a menudo dentro del contexto geopolítico más general de la rivalidad entre suníes y chiíes a través de conflictos locales.

 

Conclusión     

Resulta complejo entender la financiación del terrorismo, ya que sus mecanismos tienen una naturaleza transnacional e incluyen una serie de fuentes de financiación que proceden tanto de empresas legales como de actividades ilícitas. Los terroristas suelen ser extremadamente innovadores a la hora de encontrar nuevas fuentes y nuevos métodos de financiación para sus organizaciones y sus misiones operativas. Las organizaciones terroristas más grandes y complejas reciben con frecuencia financiación estatal. Como los terroristas y los delincuentes modifican constantemente su manera de recaudar, mover y acceder a los fondos, es fundamental que las agencias gubernamentales adapten sus respuestas. La identificación de las conexiones financieras permite entender mejor las redes sociales terroristas. Los terroristas transfieren a menudo fondos a través de correos que llevan dinero, de sistemas de transferencias informales (p.ej. el hawala), de empresas de servicios financieros, de banca formal y de materias primas de alto valor (Michael Freeman y Moyara Ruehsen, ”Terrorism Financing Methods: An Overview”, Perspectives on Terrorism, Vol 7, No 4 (2013)). Las unidades de inteligencia financiera tienen que identificar el abanico de sistemas y métodos de financiación que usan los terroristas y los delincuentes como fuentes de financiación. Y las medidas firmes contra el blanqueo de dinero y los sistemas de financiación antiterrorista constituyen la base de este trabajo.

Política Exterior. 14.06.2018. Financiación del terrorismo

Al Qaeda frente al Dáesh: dos estrategias antagonistas y un mismo objetivo.- Ignacio Fuente Cobo

Durante los últimos años hemos asistido a la aparición de dos modelos divergentes de militancia islamista, el de Al Qaeda y el del Dáesh, que han venido compitiendo por la primacía en el mundo del Islam radical.  Aunque opuestos en cuanto a las estrategias a seguir, ambos modelos de yihad coinciden en los objetivos y ambos han demostrado contar con mecanismos efectivos para explotar las debilidades estructurales existentes en las sociedades musulmanas y para aprovechar los vacíos de poder resultantes de la inestabilidad producidos por las primaveras árabes. La evolución de la dinámica política y militar en Oriente Medio, en un entorno de conflicto permanente e inmanejable, de competencia regional sobre una base sectaria y de proliferación de movimientos yihadistas rivales, será la que, en último término, va a hacer que un modelo triunfe sobre el otro o, incluso, que ambos converjan en una única visión estratégica a la que llegarían a través de procesos evolutivos diferentes.

Documento elaborado por el Analista del IEEE, Ignacio Fuente Cobo.

Al Qaeda frente al Dáesh: dos estrategias antagonistas y un mismo objetivo

Rafael Vidal: “Necesitamos un proyecto en común, ese del que hablaba Ortega y Gasset”

Entrevista del periódico SOL DIGITAL al Director del Foro para la Paz en el Mediterráneo:

Rafael Vidal: “Necesitamos un proyecto en común, ese del que hablaba Ortega y Gasset”

Vicente Almenara.- Rafael Vidal, coronel de Artillería, jubilado, fue presidente del Club Mediterráneo y ahora dirige el Foro para la Paz en el Mediterráneo, muy activo en la ciudad en el debate de los grandes asuntos de defensa y política internacional que nos afectan.

Hombre inquieto, Rafael Vidal también es historiador y ha escrito distintas obras de interés sobre asuntos estos asuntos de cabecera.

  • ¿Cómo nace el Foro en una ciudad de peñas?
  • El foro nace en 2007, espontáneamente, al realizarse una conferencia en el Club Mediterráneo sobre el tema militar. Luis Merino, en aquél entonces el presidente del Club, me comentó que el Foro era más idóneo para este tipo de cosas. En aquel momento dimos la conferencia y al año siguiente me hicieron presidente del Club Mediterráneo. Pensamos que era bueno continuar con esas conferencias, que fueron el antecedente. Yo no era ya militar en activo. Hablé con el concejal de cultura en su día, Miguel Briones, y con Miguel de Aguilera, director de la comunicación de la Universidad, y Carlos Moncada, periodista de Diputación, y les propuse crear un foro anual con esas características y me apoyaron. Desde entonces comenzamos a organizar unas conferencias englobadas en ‘Jornadas de seguridad, defensa y cooperación’. Con la colaboración de Antonio García, catedrático de Económicas de la UMA que aportó también al proyecto sus conocimientos.

Tras el éxito del primer año, en la segunda edición pensamos crear una entidad con mayor envergadura y comenzamos a hacer diferentes gestiones con la UMA, Unicaja, con el Ayuntamiento, Cámara de Comercio y otras instituciones locales. A partir de aquí creamos el Foro para la Paz del Mediterráneo.

  • ¿Por qué se decide este nombre?

Incluimos la paz porque queríamos realizar un entendimiento entre todas las poblaciones del Mediterráneo a través de las instituciones. Antonio Alcalá, presidente de la Asociación Española de Capitanes de Yate para la Reserva Civil (AECYR) se unió al poco tiempo al igual que una consultora de seguridad con la que yo trabajaba en su día. Decidimos que las entidades que debían de formar parte de este proyecto eran las que estaban más cerca del ciudadano, que entonces eran el Ayuntamiento y Diputación. El Foro para la Paz del Mediterráneo era considerado muy importante y destacado en la zona. Han asistido muchas eminencias, como embajadores de todo el mundo y otras personalidades extranjeras.

  • ¿Cómo es la selección de invitados a este Foro?

Sharon While, era embajadora de EE.UU y consejera de Seguridad Nacional para Europa y con ella, por ejemplo, estuvimos en contacto y consideraron el Foro muy importante ya que consideraron que España era un fiel aliado e indispensable para la defensa y protección de todo el Mediterráneo para Norteamérica. Sobre todo, invitamos a embajadores, como el de Israel, Palestina, Egipto…

  • También he visto que editan boletines informativos, una revista…

Todos los años hacemos un libro de actas de las ponencias de ese año y las categorizamos en temas determinados y desarrollamos gracias a expertos de todo el mundo; además, hacemos mención a malagueños de repercusión internacional. Esta iniciativa la empezamos con Blas de Lezo. La edita el propio Foro pero aunque llegamos a muchos sitios no tenemos la necesidad de lucrarnos con esto, por lo que se entiende que somos una asociación sin ánimo de lucro. Todo lo que publicamos se puede obtener gratuitamente en pdf o ebook. Editamos la revista con la colaboración de diferentes instituciones como la Universidad Internacional de Andalucía o Unicaja que, como ya he dicho, pertenecen al Foro.

Aparte de las actas hemos editado tebeos o comics sobre Blas de Lezo, los primeros de Filipinas, Ruy López de Villalobos, incluso el año pasado le regalamos al pueblo filipino un cuadro de López de Villalobos en un acto solemne con el alcalde de Málaga que gratuitamente nos pintó Vicente Gómez Navas. Hace dos años celebramos el cuarto centenario de Cervantes y editamos el libro sobre Cervantes, incluso un cómic traducido al inglés y al francés traducido por la Universidad ya que queremos transmitir calidad.

  • ¿Han desarrollado alguna iniciativa referente al tema del conflicto palestino-israelí, pueblos mediterráneos?

Sí. Todos los pueblos tienen sus derechos y obligaciones, nosotros hemos escuchado las palabras del embajador de Israel y de Palestina en España. Cada uno tiene su razón. Mi opinión es que es muy complejo decantarse por un bando u otro. La cuestión es que Israel tiene derecho porque así lo decide una asamblea de la ONU y se crea el país 1948. ¿Deben de coexistir dos estados o uno debe estar subordinado a otro? A veces pienso que es una maldición bíblica ya que nunca está a gusto ninguna de las partes y no hay solución este problema.

En las guerras mundiales siempre ha habido grandes desplazamientos de poblaciones, conocemos por ejemplo el problema ruso, pues actualmente pasa en esta zona algo similar. Deberíamos plantearnos algo como poner cada forma de convivir cada población en un lugar, pero es complicado.

  • ¿No ve este conflicto con aires de Guerra Fría?

En 2016 el Secretario General de la OTAN declaró que estamos volviendo a los comienzos de la Guerra Fría. Está clarísimo. Los rusos han querido formar parte e incluso han entrado en una zona de Oriente medio. Rusia tiene siempre la misma política exterior de toda su historia,  salir al Mar Báltico, al Pacífico y al índico con total libertad, e incluso al Mediterráneo. Estos cuatro ejes que tenían los zares los siguen manteniendo hoy en día Putin, salida a los cuatro mares.

  • ¿No ve un comportamiento capitalista en Rusia o China, por ejemplo?

Esto es nuevo. Rusia fue derrotada con lo que se denomina ‘la derrota estratégica económica’, ‘la guerra de las galaxias de Regan’, y en su relación con el Papa, ya que su objetivo era el mismo y habían sufrido el comunismo. Incluso los mensajes fueron muy similares desde dos puntos que se suponen distintos, uno desde la perspectiva espiritual y otro desde la perspectiva más material. Y los dos fueron los que derrotaron al comunismo. La revolución tecnológica es lo que le funcionó a Reagan y lo puso en una posición estratégica tan brutal que nadie podía atacar a EEUU y hasta ahora lo han conseguido los americanos. Evidentemente, el hecho de que EEUU haya lanzado misiles ‘invisibles’ contra determinados objetivos, es una muestra de su verdadera capacidad y Putin y el presidente norcoreano han tomado nota.

  • ¿No falta una cultura de defensa para explicar que todo esto forma parte de una nación, como la economía, la I+D+i..?

Falta absolutamente una cultura de defensa. En España hay un déficit de conciencia nacional. Cuando Alemania es fuerte, nadie se quiere ir de Alemania. Con los Reyes Católicos, con Carlos V o con Felipe IV nadie se quería ir de España, cuando Felipe IV empezó a ser débil solo los catalanes querían irse de España e incluso los andaluces también quisimos pedir la independencia, y está documentado, esto es lo que pasa. El problema es que España comienza a ser débil, no hemos sabido crear una conciencia nacional o ilusionar a los españoles con unos objetivos económicos, políticos, sociales e internacionales, unos faros que nos alumbren y que digamos ‘ese es mi camino’. Necesitamos un proyecto en común, ese del que hablaba Ortega y Gasset. Nos falta ese objetivo global en la sociedad que deben de marcar nuestros políticos y eso en España ahora mismo no lo tenemos. Lo que tenemos es que nos han declarado como ‘cobardes’ por la retirada de nuestras tropas en Irak, que les costó la vida a muchos americanos y polacos porque dejamos un hueco enorme en la defensa. Tomamos una decisión totalmente errónea e incorrecta que incluso a nuestros oficiales en Europa les tiraban ‘gallinas’. Los británicos saben qué es lo que quieren, no quieren que nadie les coarte su razón de ser, han marcado siempre su misma política exterior, al igual que los americanos o los alemanes, que siempre han querido ser los reyes de Europa. El ‘Reich’ significa imperio, Hitler creo el Tercer Reich y ahora Merkel quiere llegar a conseguir el cuarto imperio porque quiere dominar el corazón de Europa de otra forma más democrática, con un pensamiento político diferente.

  • ¿Y qué pasa con Marruecos? El Rey se ha salvado de las primaveras árabes y de otros peligros.

Marruecos es un vecino, es el vecino del sur. Es absurdo que tú con tu vecino te lleves mal, porque entonces te deberías de cambiar de sitio. Al vecino del sur no se le puede menospreciar, aunque lo hayamos hecho culturalmente, pero tenemos la suerte de que geopolíticamente lo tengamos al sur de España. Evidentemente, lo mejor hubiese sido tener el imperio norteafricano de los Reyes Católicos para constituir un territorio español. Fernando quiso conquistar todas las tierras del norte y del sur del Mediterráneo, partiendo desde Málaga llegó hasta la costa de Grecia y por el sur desde Ceuta, pasando por Túnez o incluso Libia. Ellos lo que querían era cristianizar todo el territorio y haber creado una zona católica. El problema llegó con Juana la Loca, que se casó con un Habsburgo, que lo que quería era dominar su zona y no el Mediterráneo. Si hubiésemos continuado, habríamos sido un imperio consolidado. La política norteafricana española ha sido siempre tener unos enclaves fijos y que nos ataquen lo menos posible, y eso que Andalucía estaba más expuesta, aunque las zonas habitadas estaban en el interior de las provincias y no en las costas. Hay que tener en cuenta las Torres Almenaras, en Fuengirola, por ejemplo, había un castillo de vigilancia y era zona de pescadores, al igual que Torremolinos no existía, tenía una torre vigía y poco más, o el Rincón de la Victoria, que tampoco existía sino lo que era Benagalbón. Todo estaba alejado de la costa porque los piratas de la época arrasaban con todo lo que encontraban.

Rafael Vidal con el decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Málaga, Eugenio José luque

El Sol Digital 15.05.2018

Crisis en las relaciones de Rusia y Estados Unidos

GEOPOLÍTICO 26.03.2018. Rusia no quedará de brazos cruzados ante EEUU ; Rusia marca “la línea roja” que EEUU no debe cruzar

GEOPOLÍTICO 17.03.2018: EEUU preparado para cualquier amenaza rusaSubmarinos de EE.UU. pueden destruir a Rusia

GEOPOLÍTICO. 10.03.2018:

Putin: Respuesta de Moscú sería “una catástrofe mundial”

La OTAN no tolerará más amenazas de Rusia

Las nuevas armas de Rusia no preocupan a Washington

Rusia es arremetida por EEUU por una resolución vetada

GEOPOLÍTICO. 18.01.2018

Una guerra nuclear entre China y EEUU ¿Será posible?

Rusia: En caso de agresión será neutralizado el Destructor de EE.UU.

GEOPOLÍTICO. 16.12.2017. Estados Unidos refuerza su arsenal nuclear con más submarinos

GEOPOLÍTICO. 16.12.2017. Rusia es sancionada por Estados Unidos por violar el tratado de INF

Hackers’ rusos roban datos sobre los nuevos desarrollos militares de EEUU

GEOPOLÍTICO. 14.10.2017Posible guerra nuclear entre Rusia y los Estados Unidos

El ex jefe del pentágono William Perry ha afirmado a los medio de comunicación que la guerra fría sostenida entre los Estados Unidos y Rusia pudiera convertirse hasta en una guerra nuclear. “Estamos comenzando una nueva Guerra Fría y el peor resultado posible podría ser una guerra nuclear entre Estados Unidos y Rusia” ha dicho William Perry ex secretario del departamento de defensa de EEUU (el pentágono).

El ex secretario estadounidense ha participado su preocupación al Foro Internacional de Lux… Sigue leyendo →

Rusia y Estados Unidos viven su peor crisis en un siglo. Posted on: Monday 31 July 2017 — 19:10

Estados Unidos y Rusia viven la crisis diplomática más grave desde que Washington cerrara su embajada en Moscú hace ahora unos 100 años, debido a la Revolución bolchevique que estaba teniendo lugar allí. Vladimir Putin se dispone a expulsar a 755 trabajadores diplomáticos y personal técnico de la embajada y los consulados de Estados Unidos en Rusia.

Antes del 1 de septiembre deberán terminar allí sus actividades. Esta reducción supone un 62% del personal de EE.UU. que saldrá del país, algo que no tiene precedentes y que va a mermar la capacidad de maniobra diplomática de Washington en Rusia, por no mencionar la bofetada contra Trump que supone la medida.

Aparte de esta reducción de personal, desde hoy Rusia prohíbe a EE.UU. el acceso a la mansión de la que disponían en Serebrianyi Bor, una codiciada zona de descanso en Moscú, además de unos almacenes.

Esta es la respuesta del gobierno ruso a la expulsión por parte de Barack Obama de 35 diplomáticos rusos y al cierre de dos complejos de edificios – uno en Maryland, el otro en Nueva York – el pasado mes de diciembre, que a su vez fue una represalia por la injerencia rusa en las elecciones que supuestamente hicieron vencedor a Donald Trump. En aquel momento Putin dijo que esperaría a ver como actuaba el futuro presidente, Donald Trump, en cuanto a las sanciones y después actuaría él.

Pero el deshielo que Trump comenzó a poner en marcha con Rusia no ha dado los resultados esperados hasta ahora, sin contar con el asunto de Siria, donde EE.UU. ha dejado a Moscú con las manos libres.

La dura ley de sanciones contra Rusia que aprobó unanimemente el Congreso de EE.UU. el jueves, en la que queda abierta la puerta a imponer sanciones a empresas de terceros países que inviertan en los sectores energético, minero, y ferroviario ruso, prohíbe claramente al presidente eliminar las medidas que ya se han adoptado. La misma Unión Europea se ha quejado ya que el suministro de gas procedente de Rusia puede verse afectado y numerosas empresas de la UE pueden enfrentarse a enormes multas por parte de EE.UU..

Pero la cosa puede que no se quede ahí ya que según dijo Putin en una entrevista a la cadena estatal rusa ‘Rossia’, el país tiene un “gran espectro” de posibilidades para responder a las sanciones aprobadas por el Congreso de Estados Unidos. “Tenemos mucho que decir y mucho que hacer en muchos ámbitos de cooperación bilateral”, afirmó Putin, que habló de medidas “que perjudicarían a EE.UU.”, aunque quitó un poco de hierro añadiendo: “No creo que debamos hacerlo. A día de hoy, estoy en contra”.

El que esta escalada siga aumentando depende de muchos factores. “Si el daño ocasionado a Rusia por los intentos de presionarla llega a ser equiparable a las consecuencias negativas por restringir nuestra cooperación, estudiaremos otras medidas”, dijo Putin. Las relaciones comerciales entre Rusia y Estados Unidos no tienen tanta importancia como las que tienen con la Unión Europea, así que hay menos margen para los vetos.

Sin embargo Rusia está presente en partes del mundo que para Washington son claves: Oriente Medio, Asia y el Ártico. Una cooperación en esos terrenos parece ahora más complicada a pesar de los intentos de acercamiento de Trump.

Hace mucho tiempo que Rusia se da cuenta de que el nuevo presidente de EE.UU. no tiene margen para reparar las relaciones con Moscú, y es consciente del conflicto interno en el que está sumido Trump dentro de sus propias fronteras.

Para Trump, el movimiento de Rusia en cuanto a los diplomáticos es un duro golpe en un momento en el que el presidente no goza de buena relación con el Congreso al haber cesado a su jefe de gabinete, Reince Priebus.

Trump intentó suavizar un poco parte de la ley de sanciones a Rusia, pero está claro que no es suficiente. El hecho de que Putin pueda permitirse una expulsión de diplomáticos a una escala nunca vista muestra que ve a Trump como un político débil al que puede humillar fácilmente y casi sin consecuencias.
Mikel Soria

Colaborador en Geopolitico.es

Málaga capital euromediterránea

AUTOR: Dr. Rafael Vidal Delgado, Coronel de Artª, diplomado de Estado Mayor; Estados Mayores Conjuntos; Inteligencia Militar Conjunta; Mando de Unidades Paracaidistas; Doctor en Geografía e Historia por la Universidad de Granada, profesor de varios máster, siendo de uno de ellos profesor principal.

No quisiera que estas líneas fueran consideradas como un “ataque” a los catalanes, muy lejos de ello se encuentra mi pensamiento y mi corazón, y al ver mi apellido se podría afirmar alguna raíz catalana y/o menorquina en el nacimiento familiar.

A lo largo de los siglos Barcelona siempre ha estado enfrentada a Málaga, muchas veces de forma inconsciente, pero siempre la Administración del Estado ha decidido en pro de la primera y en detrimento de la segunda.

Cuando Málaga fue conquistada por los Reyes Católicos en 1487, la ciudad quedó despoblada, y dada las condiciones estratégicas de la ciudad y su bahía, los reyes decidieron hacerla base de sus operaciones en el Mediterráneo.

Trasladaron de Baza la fundición de cañones, la cual ubicaron en las Atarazanas, incrementando su producción y su calidad, de tal forma que los cañones malagueños eran demandados por otros estados y las expediciones a ultramar solicitaban incluir en su armamento esas piezas.

También crearon una fábrica de pólvoras, con igual resultado; una “Casa de Bastimento”, que era como la de Contratación de Sevilla, pero para las expediciones mediterráneas. Se creó la primera escuela de Artillería de España, tanto para la técnica de la función como la fabricación de pólvora o el uso de los cañones.

De Málaga salieron expediciones tan importantes como la del Gran Capitán para la conquista de Italia, la del cardenal Cisneros para la de Orán y otras que en mis numerosos escritos sobre estos temas he dejado plasmado en libros y artículos.

Fue además una de las tenencias de capitanía general de artillería de la monarquía hispánica.

Como anécdota, la segunda capilla de la primitiva catedral de Málaga (la mezquita), la antigua catedral y la actual, aparte de la capilla de la Virgen de los Reyes, se encuentra la de Santa Bárbara, dado que el 90% de la población del siglo XVI vivía de la artillería, cuya Patrona era.

Barcelona fue recelosa a estos privilegios y más teniendo en cuenta que Fernando V era monarca de la Corona de Aragón, a la cual pertenecía la actual Cataluña. Disturbios hubo en el principado, de tal manera que los reyes se trasladaron a Barcelona y así con su autoridad calmaron aquellos celos. Todo recordamos que Colón en el regreso de su primer viaje fue recibido por loa reyes en Barcelona, confirmando lo anterior.

Si en Málaga se constituyó el primer centro científico en la escuela de Artillería, no quisieron ser menos las autoridades catalanas, las cuales solicitaron a los reyes, ya de la dinastía de los “austrias”, crear en Barcelona una cátedra de matemáticas, donde se impartía artillería e ingeniería, con lo cual fue decayendo la de la capital andaluza hasta desaparecer a mediados del siglo XVII.

Por no seguir relatando decisiones en favor de Barcelona y en detrimento de Málaga, nos remontaremos al siglo XIX, en donde tras la guerra de la Independencia y la inestabilidad que reinaba en la península Ibérica, un grupo de empresarios, se asentaron en Málaga y la costa creando ferreríase hilaturas que hicieron de la ciudad y su entorno la zona más industrial de España.

Los primeros altos hornos en España se construyeron en Málaga, gracias al capitán y luego general Elorza. Las minas de Ojén, el carbón de Córdoba, hicieron de Marbella, Antequera, Málaga y Vélez-Málaga, urbes industriales.

Las guerras civiles carlistas no afectaron a esta zona, excepto la efímera expedición del general Gómez, en la primera guerra carlista, que fue testimonial, retirándose inmediatamente hacia el norte.

Perola semilla del separatismo, siempre existente en el País Vasco y Cataluña, se acrecentó en la segunda mitad del siglo XIX, decidiendo los gobiernos, trasladar la industria, ya de aceros y de hilados, al norte. A Elorza lo llevaron de director a Trubia, creándose ferrerías de altos hornos en Asturias, País Vasco y Cataluña.

A través de una política económica proteccionista, los gobiernos de turno, incluyendo los del malagueño Cánovas del Castillo, fueron apoyando la industria en el norte, mientras languidecía la malagueña y parte de la Sevilla, con la ferrería de El Pedroso.

El ferrocarril de Córdoba a Málaga, para traer el carbón, fue costeado por los industriales malagueños, mientras que en otras regiones, entre ellas las citadas, contaban con el apoyo del Estado.

A finales del siglo XIX, Málaga se convirtió en una ciudad provinciana, perdiendo su vocación internacional y su pujanza económica, recuperándola tras la Segunda Guerra Mundial, con la industria del turismo y actualmente con su Parque Tecnológico y como ciudad de museos.

En 1991 publiqué en el diario Europa Sur la columna que adjunto:


En el año 2004 volví a insistir en la necesidad de potenciar a Málaga en el contexto internacional, principalmente por tener vocación para ello. Se transcribe el artículo publicado en www.belt.es:

Málaga y la Conferencia Mediterránea (Seguridad Global en el Mediterráneo)

El 20 de junio de 1991 en un artículo publicado en el diario “Europa Sur”, abogaba por la convocatoria de una Conferencia de Seguridad y Cooperación en el Mediterráneo (CSCM), con sede en el sur de la Península, como forma de paliar las desigualdades y plasmar vínculos de seguridad entre todos los países ribereños del Mediterráneo. La CSCM no se llegó a materializar, a pesar de que contaba con el apoyo de España e Italia.

En un nuevo artículo publicado en este Portal de los Profesionales de la Seguridad, fechado el 19 de junio de 2003, reincidía en la idea ante la imagen de África, como un polvorín a punto de estallar.

El Ministerio de Defensa Español, tras la toma de posesión del ministro Bono, ha insertado en su página web, dentro del llamado “marco euromediterráneo” la posibilidad de retomar la base de la CSCM, indicando que su fracaso anterior fue debido al estallido de la guerra del Golfo, cuestión que pongo en duda porque en realidad fue por la posición de los países europeos no ribereños del Mediterráneo y la escasa fortaleza en Europa de los dos paises impulsores del proyecto.

La CSCM se transformó en la llamada “Conferencia de Barcelona”, foro que ha ido languideciendo a lo largo de los años, manifestándose hasta 1998, con escasa o ninguna efectividad.

El modelo a seguir para la Conferencia es el implantado en la llamada Conferencia de Seguridad y Cooperación Europea (CSCE), nacida en el década de los setenta y que tuvo una enorme trascendencia en la caída del muro de Berlín y el desmatelamiento de la Unión Soviética.

La CSCM debe cargar el esfuerzo en la cooperación económica y social, de tal manera que levante el nivel de desarrollo de los estados árabes del Magreb, potencie sus estructuras industriales, transfiera tecnologías asimilables, disminuya el paro, equilibre la potencialidad económica entre los estados árabes ricos y los pobres y otra serie de medidas encaminadas a “quitar carga social” a la doctrina del fundamentalismo islámico, verdadero azote mundial y germen de actos terroristas.

Por su parte la faceta de seguridad debe incidir en la inexistencia de cualquier tipo de amenaza sobre los países árabes; el no alentamiento de democracías tipo occidental en los mismos; disminuir los niveles de armamento en la región: y establecer medidas de confianza y comprobación.

España y más en concreto Málaga, tiene una posición privilegiada para ser la sede permanente de la CSCM: España pertenece a la OTAN, es parte integrante de la Unión Europea y mantiene relaciones cordiales con árabes e israelíes, además se encuentra lo suficientemente alejada de Oriente Medio, verdadero polvorín de la región.

La diplomacia española, renovada tras el triunfo del PSOE, tiene en la consecución de llevar a buen término la constitución de una Conferencia de Seguridad y Cooperación en el Mediterráneo, un buen foro para ir avanzando en paliar las diferencias existentes, rebajar la tensión e ir asumiendo poco a poco mayores cotas de tranquilidad, conocimiento mutuo y confianza.

Los compromisos electorales del partido en el gobierno con los partidos catalanes puede que le arrastre en hacer revivir la Conferencia de Barcelona, sería un craso error, porque ha perdido credibilidad. Los ministros andaluces y los políticos de cualquier tendencia de Andalucía deben de prestar un apoyo decidido a esta nueva idea en germen, que a buen seguro, en caso de materializarse, dentro de diez o quince años se verán sus inmejorables resultados, siendo a su vez un posicionamiento clave de nuestra diplomacia, resentida por nuestros bandazos en política exterior.

Rafael Vidal Delgado
20.05.04

Creo que las autoridades catalanes han dado demasiadas muestra de deslealtad institucional y la falta contra el Rey de todos los españoles, Don Felipe VI, no tiene nombre.

Es hora de decir ¡BASTA! y que las autoridades y el pueblo catalán, pero principalmente los primeros, sepan y reconozcan que son lo que son porque todos los españoles nos hemos sacrificados y hemos aguantado su “mal humor” con dádivas y prebendas, que hubieran estado en mejores manos.

Estudios realizados, no sólo por mí, como historiador y especialista en el siglo XIX, sino por otros, señalan que si la política de los gobiernos no se hubiera decantado por Barcelona, hoy Málaga tendría una población de tres o cuatro millones de habitantes.

Málaga es por situación y por afinidad con los países ribereños, la capital española del Mediterráneo. Es hora que todos, principalmente los poderes públicos se den cuenta de ello y no mantengan una posición ficticia con respecto a Barcelona, creyendo que con la aprobación de sus demandas volverán a la senda constitucional, al revés se les está dando alas, para que no solamente rompan España sino también a la Unión Europea.