¿Crece la tensión en el golfo Pérsico?

Irán: ¿solo ante el peligro?

Un análisis de la actualidad internacional a través de artículos publicados en medios globales seleccionados y comentados por la revista CTXT

11.05.2019. El País. REVISTA DE PRENSA | CTXT, por ÁLVARO GUZMÁN

Estados Unidos vs Irán: ¿Por qué Washington está enviando bombarderos B-52 y un acorazado con sistema antimisiles a Medio Oriente?

11.05.2019. BBC News Mundo

11.05.2019. RT en Español. Tensiones con Irán: EE.UU. desplegará su sistema Patriot y el USS Arlington en Oriente Medio

10.05.2019. PBS NewsHour Video

09.05.2019. NBC News. Video

 

 

El Papa y el sultán, por Francisco J. Carrillo

El Papa Francisco fue a Marruecos en son de paz y de diálogo. Y firmó con el rey de Marruecos un documento muy significativo sobre la multirreligiosidad

La reciente visita del Papa Francisco a Marruecos es de una destacada relevancia por sus claves religiosas y de relaciones internacionales. El Papa fue recibido con un protocolo austero pero de gran proximidad por el rey Mohamed VI, revestido con la túnica propia de comendador de los Creyentes, lo que también implica la cabeza tapada con una capucha que es parte integrante del hábito blanco-amarillento. El tema fundamental del «encuentro» (palabra muy querida por Francisco) giró en torno a la Ciudad Santa de Jerusalén (Al Qods Alcharif), a la libertad de conciencia y a la libertad religiosa y al diálogo islamo-cristiano. No por ello el Papa dejó de referirse a la dignidad de los emigrantes. Es probable que el Papa Francisco se inspirase en aquel viaje de San Francisco de Asís, en plena Quinta Cruzada (1218-1220), para encontrar, con la expresa desaprobación del nuncio pontificio, al sultán El Kamel que asediaba a la ciudad de Damieta ocupada por los cruzados en el delta del Nilo. San Francisco de Asís estaba en contra de las Cruzadas, que se habían desviado de su objetivo de conquistar Jerusalén y se concentraban en conquistas territoriales. Esa era también la opinión de los papas Inocencio III y Honorio III. San Francisco de Asís buscaba el diálogo y la paz, y dio testimonio de ello. Desde entonces, en el mundo arabo-musulmán se conocen a los franciscanos por los «hombre de la cuerda» (el cíngulo que en realidad era una cuerda).

El Papa Francisco fue a Marruecos en son de paz y de diálogo. Y firmó con el rey de Marruecos, comendador de los Creyentes, presidente del Comité Al Qods Alcharif (Jerusalén) y presidente de los Ulemas (teólogos) del Reino, un documento muy significativo sobre la multirreligiosidad, la singularidad de la Ciudad Santa, el respeto a los santos lugares de las tres religiones monoteístas (judíos, cristianos y musulmanes), que se dan cita en Jerusalén, ciudad que hay que «preservarla como patrimonio común de la humanidad». En el documento se subraya a Jerusalén como «lugar de encuentro y símbolo de coexistencia pacífica, en el que se cultivan el respeto mutuo y el diálogo». Insistiéndose en «la peculiar identidad cultural de Jerusalén/Al Qods Alcharif» que debe ser preservada y promovida. El documento de referencia finaliza: «Esperamos, por consiguiente, que se garanticen en la Ciudad Santa la plena libertad de acceso a los fieles de las tres religiones monoteístas y el derecho de cada una de ellas a realizar allí sus propios actos de culto, de modo que sus fieles eleven en Jerusalén/Al Qods Alcharif su oración a Dios creador de todo, por un futuro de paz y fraternidad en la Tierra».

El rey Mohamed VI se comprometió con la libertad de conciencia, con la libertad religiosa y con el diálogo islamo-cristiano, sobre la base de Abraham como referente común. Los objetivos de la visita eran fundamentalmente religiosos y, podemos añadir, espirituales, aunque el documento firmado sobre Jerusalén/Al Qods Alcharif produzca un impacto en Israel y en Palestina, así como en las relaciones diplomáticas internacionales. Sabido es que existe un statu quo internacional sobre Jerusalén que no la reconoce como capital de Israel. Este statu quo lo ha roto el presidente Trump al decidir trasladar la embajada de los Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, reconociendo de facto a Jerusalén como capital de Israel. Por otra parte, el primer ministro israelí Betanyahu ha hecho aprobar una ley sobre la judeización de Israel, redefiniendo al Estado como «judío» y no como el Estado de los judíos (como lo había diseñado el fundador del sionismo, Theodor Herzl), lo que margina legalmente a todo habitante israelí (fundamentalmente los árabes y los drusos, al igual que la minoría cristiana israelí) que no sea judío. Esta ley implica sin la menor duda la judeización de Jerusalén. El reconocimiento de Trump como Jerusalén capital del Estado judío, así como la judeización de Jerusalén, abren unas peligrosas vías para la agudización de las conversaciones de paz (hoy inexistentes) entre Israel y Palestina, y plantean una difícil preservación de la Ciudad Santa como «patrimonio común de la humanidad» y oscuras perspectivas a las comunidades no judías de Jerusalén/Al Qods Alcharif, al libre acceso y buena vecindad entre los administradores de los santos lugares de las tres religiones monoteístas. La Santa Sede, así como la comunidad internacional (excepto Trump y Brasil que ha anunciado el reconocimiento), no consideran a Jerusalén como capital de Israel. Los palestinos, como último punto a discutir de las negociaciones de paz, podrían llegar a aceptar la división de Jerusalén, con Jerusalén Este como capital del futuro Estado palestino. Objetivo hoy más lejano que nunca, salvo sorpresa en las próximas elecciones legislativas israelíes y en las de Estados Unidos.

El documento firmado en Marruecos entre el Papa Francisco y el rey Mohamed VI podría ser considerado como un importantísimo elemento para relanzar las conversaciones de paz. Pero con los datos expuestos más arriba, estando además Israel en estos momentos en campaña electoral con sondeos favorables a Netanyahu (con tres acusaciones por corrupción aún no resueltas por los tribunales), son previsibles dos hipótesis: o el rechazo del documento, o la callada por respuesta. Queda el otro lado de la moneda: la reacción del mundo arabo-musulmán.

06.04.2019. Diario Sur. Tribuna

International Crisis Group (Febrero 2019)

NOTA DE LA REDACCIÓN: Este informe es imprescindible para conocer la situación mundial a fecha de febrero de 2019.

En la página el mapa es interactivo.

PANORAMA GLOBAL

Febrero vio una escalada peligrosa entre India y Pakistán. En Yemen, las partes en conflicto dieron un pequeño paso para consolidar un alto el fuego en Hodeida, pero una ruptura de las conversaciones podría desencadenar nuevos enfrentamientos. Los combates en el sur de Libia se intensificaron y pudieron empeorar, y Chad convocó ataques aéreos franceses para detener el avance de los rebeldes. Al-Shabaab intensificó los ataques mortales en Somalia, y en Sudán del Sur, una ofensiva del gobierno contra los rebeldes en el sur está aumentando. El presidente de Sudán, al-Bashir, tomó una línea más dura contra las protestas persistentes. Los presuntos yihadistas intensificaron los ataques en Burkina Faso; la violencia se intensificó en la región anglófona de Camerún; y los separatistas de Angola anunciaron un regreso a las armas. En Nigeria, la violencia relacionada con las elecciones aumentó y podría estallar nuevamente en torno a las urnas para elegir a los gobernadores en marzo. Si bien hay una creciente preocupación por el próximo voto presidencial de Ucrania. El enfrentamiento se fortaleció entre el presidente venezolano Maduro y el líder opositor Juan Guaidó. En Haití, las protestas contra el gobierno se volvieron violentas. Las relaciones entre Estados Unidos y Rusia se deterioraron aún más en un desarrollo preocupante para el futuro del control de armas. En una nota positiva, los talibanes y los funcionarios estadounidenses reanudaron las conversaciones sobre un acuerdo para Afganistán, las negociaciones encaminadas a poner fin al conflicto del Sáhara Occidental están previstas para marzo y el gobierno de Nicaragua reanudó el diálogo con los líderes de la oposición, generando esperanzas de que se ponga fin a la crisis política. -Las relaciones con Rusia se deterioraron aún más en un desarrollo preocupante para el futuro del control de armas. En una nota positiva, los talibanes y los funcionarios estadounidenses reanudaron las conversaciones sobre un acuerdo para Afganistán, las negociaciones encaminadas a poner fin al conflicto del Sáhara Occidental están previstas para marzo y el gobierno de Nicaragua reanudó el diálogo con los líderes de la oposición, generando esperanzas de que se ponga fin a la crisis política. -Las relaciones con Rusia se deterioraron aún más en un desarrollo preocupante para el futuro del control de armas. En una nota positiva, los talibanes y los funcionarios estadounidenses reanudaron las conversaciones sobre un acuerdo para Afganistán, las negociaciones encaminadas a poner fin al conflicto del Sáhara Occidental están previstas para marzo y el gobierno de Nicaragua reanudó el diálogo con los líderes de la oposición, generando esperanzas de que se ponga fin a la crisis política.

Leer informe completo (inglés)

Informe

Siria en la encrucijada. Pieza clave en el futuro de Oriente Medio (Política Exterior)

«Agenda de Política Exterior», iniciativa conjunta de Política Exterior y Agenda Pública, analiza cada semana asuntos internacionales clave. Nuestro objetivo es fomentar el debate público y una mirada informada hacia el mundo.

¿Qué hacer ante el final de la guerra en Siria, ante la victoria de El Asad?

La carrera por hacerse con un pedazo de la Siria de posguerra ya ha empezado, pese a que el régimen de Bachar el Asad solo controla dos terceras partes del territorio. Las grandes potencias extranjeras implicadas –Rusia, Irán, Turquía– buscan afianzar sus posiciones en un país devastado, del que ha huido una cuarta parte de la población. Preguntamos a los expertos qué pueden hacer España y la Unión Europea ante la inminencia de una posguerra donde El Asad seguirá siendo el protagonista.

 Leer más

El conflicto de Siria, lejos de concluir

Gabriel Garroum Pla

Países como Italia, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein o Kuwait han anunciado que reabrirán sus embajadas en Damasco. La presión para que más países normalicen relaciones con el gobierno sirio es cada día mayor, factor claramente relacionado con la política de reconstrucción del país. El dilema para los países europeos es evidente: si participan en dicha reconstrucción, legitiman a El Asad; si se mantienen al margen, ven menguada considerablemente su capacidad de influencia en Siria

Leer más

Siria, agonía interminable, Enrique Mora

¿Misión cumplida en Siria?, Ana Belén Soage

No es una nueva guerra fría, son conflictos en zona gris, Javier Jordán

La guerra de Siria se acerca al final, Jesús A. Núñez Villaverde

Siete Días en Política Exterior: Israel, Rusia, EE.UU. (Trump) y Grecia

La frontera más caliente de Israel, Ana Garralda

De la frontera norte de Israel se habla poco, pero podría convertirse este año en uno de los puntos más calientes del planeta. Los actores implicados –Israel, Líbano, Hezbolá, Siria, Irán– están subiendo las apuestas, lo que no augura nada bueno. Leer más…

Rusia en la senda del estancamiento económico, Alberto Pérez Vadillo

Tras años de estancamiento salarial y escasa confianza en el futuro, los rusos están irritados y el poder lo nota. Las sanciones están dañando la economía y Putin se enfrenta al clásico dilema de gastar más en “cañones o en mantequilla”. Leer más…

Trump: dos años de (no) política exterior, Carmelo Mesa-Lago

No perdáis el tiempo buscando principios, valores, conocimiento o experiencia probada que guíen la conducta de Trump en política exterior. Porque no los hay. Leer más…

Agenda Exterior: Trump

El cierre del gobierno más largo en la historia del país ejemplifica lo disfuncional que se ha vuelto la política en EEUU. Preguntamos a los expertos qué podemos esperar de los dos próximos años, con las elecciones de 2020 en el punto de mira. Leer más…

#ISPE: Tsipras, el gran superviviente

Desde la caída del antiguo establishment bipartidista de los socialistas del Pasok y Nueva Democracia, Syriza domina el centro político por la habilidad de Tsipras para tender puentes a su derecha e izquierda sin perder el núcleo de sus votantes. Leer más…