La explosión demográfica del Sahel: un nuevo reto para su débil gobernanza

RESUMEN

La explosión demográfica en el Sahel fortalecerá el ciclo de inestabilidad en el que se conectan: La incapacidad del gobierno de proveer a todos sus ciudadanos de servicios básicos, la inseguridad y el bajo nivel de desarrollo humano. La débil gobernanza de estos países no podrá absorber la enorme masa de jóvenes desocupados que optarán por unirse a grupos terroristas, fortalecer redes de comercio ilícito y migrar hacia Europa. Para el 2050, el Sahel será el espacio de tránsito para los casi 200 millones de africanos que buscarán cruzar el Mediterráneo.

Documento de Opinión 61/2019 del IEEE. Autora: Laura Torres Saavedra

 

Terrorismo en el Sahel: ataque a la base de la EUTM (Koulikoro.Mali)… ¿un salto cualitativo?

Resumen:
El 24 de febrero de 2019, se perpetraron dos ataques coordinados al campo de
entrenamiento de Boubacar Sada Sy en Koulikoro (60 km al NE de Bamako, la capital
de Mali), donde se alojan los instructores militares de la Misión de Entrenamiento de
la Unión Europea en Malí (EUTM-Mali), entre ellos 243 españoles.
Este ataque podría suponer un salto cualitativo debido a su planeamiento, preparación
y coordinación de la ejecución, con respecto a los realizados por los grupos terroristas
yihadistas en el Sahel.

Palabras clave:
Sahel. Terrorismo. MINUSMA. EUTM. Mali. Koulikoro.JNIM. AQIM

Documento informativo del IEEE. Terrorismo en el Sahel, por Juan A. Mora Tebas

International Crisis Group (Febrero 2019)

NOTA DE LA REDACCIÓN: Este informe es imprescindible para conocer la situación mundial a fecha de febrero de 2019.

En la página el mapa es interactivo.

PANORAMA GLOBAL

Febrero vio una escalada peligrosa entre India y Pakistán. En Yemen, las partes en conflicto dieron un pequeño paso para consolidar un alto el fuego en Hodeida, pero una ruptura de las conversaciones podría desencadenar nuevos enfrentamientos. Los combates en el sur de Libia se intensificaron y pudieron empeorar, y Chad convocó ataques aéreos franceses para detener el avance de los rebeldes. Al-Shabaab intensificó los ataques mortales en Somalia, y en Sudán del Sur, una ofensiva del gobierno contra los rebeldes en el sur está aumentando. El presidente de Sudán, al-Bashir, tomó una línea más dura contra las protestas persistentes. Los presuntos yihadistas intensificaron los ataques en Burkina Faso; la violencia se intensificó en la región anglófona de Camerún; y los separatistas de Angola anunciaron un regreso a las armas. En Nigeria, la violencia relacionada con las elecciones aumentó y podría estallar nuevamente en torno a las urnas para elegir a los gobernadores en marzo. Si bien hay una creciente preocupación por el próximo voto presidencial de Ucrania. El enfrentamiento se fortaleció entre el presidente venezolano Maduro y el líder opositor Juan Guaidó. En Haití, las protestas contra el gobierno se volvieron violentas. Las relaciones entre Estados Unidos y Rusia se deterioraron aún más en un desarrollo preocupante para el futuro del control de armas. En una nota positiva, los talibanes y los funcionarios estadounidenses reanudaron las conversaciones sobre un acuerdo para Afganistán, las negociaciones encaminadas a poner fin al conflicto del Sáhara Occidental están previstas para marzo y el gobierno de Nicaragua reanudó el diálogo con los líderes de la oposición, generando esperanzas de que se ponga fin a la crisis política. -Las relaciones con Rusia se deterioraron aún más en un desarrollo preocupante para el futuro del control de armas. En una nota positiva, los talibanes y los funcionarios estadounidenses reanudaron las conversaciones sobre un acuerdo para Afganistán, las negociaciones encaminadas a poner fin al conflicto del Sáhara Occidental están previstas para marzo y el gobierno de Nicaragua reanudó el diálogo con los líderes de la oposición, generando esperanzas de que se ponga fin a la crisis política. -Las relaciones con Rusia se deterioraron aún más en un desarrollo preocupante para el futuro del control de armas. En una nota positiva, los talibanes y los funcionarios estadounidenses reanudaron las conversaciones sobre un acuerdo para Afganistán, las negociaciones encaminadas a poner fin al conflicto del Sáhara Occidental están previstas para marzo y el gobierno de Nicaragua reanudó el diálogo con los líderes de la oposición, generando esperanzas de que se ponga fin a la crisis política.

Leer informe completo (inglés)

Informe

INTERREGNUM: THE REGIONAL ORDER IN THE MIDDLE EAST AND NORTH AFRICA AFTER 2011

Por Raffaella A. Del Sarto, Helle Malmvig and Eduard Soler i Lecha

MENARA Final Reports No. 1, February 2019

 

Boko Haram. Evolución de una amenaza

AUTOR: Teniente Coronel D. Lucas F. Martín Serrano, Jefe del Grupo de Obtención por Sistemas Terrestres, del Regimiento de Inteligencia núm. 1

Durante los últimos años, ha habido un notable incremento en los ataques terroristas perpetrados por grupos islámicos extremistas relacionados con Al Qaeda o el DAESH a lo largo del continente africano. Algunos de esos ataques, que han golpeado una extensa franja, desde Nigeria y Burkina Faso hasta Somalia, han captado la atención de los medios de comunicación y han sobrecogido, aunque sólo sea por unos días, a la opinión pública. Pero la mayoría han pasado desapercibidos y, a pesar de esa falta de atención por parte de los medios, la realidad es que la situación está empeorando. Y esto no significa necesariamente que los ataques se estén incrementando. Son otros muchos factores los que nos indican esa tendencia de deterioro en la situación.

No obstante, y dejando de lado otras consideraciones, este asunto cuestiona la capacidad real de los países africanos de contener la amenaza y combatirla de un modo eficaz y efectivo, lo cual tiene enormes implicaciones en lo que se refiere a la seguridad, no solo como muchos piensan, en los países del sur de Europa, sino en toda la UE y para su futuro y estabilidad.

La zona objeto de los ataques dibuja un arco a lo largo de toda la región del Sahel, el cual se extiende desde las costas del Océano Atlántico, en el oeste, hasta el Mar Rojo, por el Este. Toda esa región está claramente controlada por una red de grupos islámicos que van desde al-Shabaab en Somalia hasta Boko Haram en Nigeria, pasando por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), junto con el DAESH y sus franquicias en Libia.

Trabajo «Boko Haram. Evolución de una amenaza»