La oportunidad africana, por Josep Borrell, ministro de AA.EE. y Cooperación

El primer europeo que avistó las fuentes del Nilo azul en 1618 fue un jesuita español, Pedro Páez. Sin embargo, hubo que esperar más de dos siglos para que se escribieran en Europa novelas sobre la búsqueda de esas fuentes, cuando exploradores británicos como David Livingstone o Sir Richard Francis Burton emprendieron esa exploración. Creo que los propios españoles ignoramos los vínculos que, desde hace siglos, nos unen a África.

España es el único país de la Unión Europea que tiene una frontera terrestre con África. Más de dos millones de españoles viven en las Islas Canarias, una parte de España que ha entendido como nadie que su situación geográfica frente a las costas africanas se puede transformar en un valioso activo para impulsar el crecimiento económico y el bienestar de sus habitantes.

Económicamente, África crece hoy por encima de la media mundial. Seis de los países del mundo que más crecerán en 2019 son africanos, y con ese crecimiento se amplía la clase media y se reduce la pobreza. Su población pasará de los 1.200 millones actuales a 2.500 millones en el año 2050. Evidentemente este crecimiento plantea un reto importante, pero también encierra una gran oportunidad, ante todo y sobre todo para los africanos, pero también para España y nuestros ciudadanos.

Por eso hemos elaborado el III Plan África. El Plan hace un análisis ambicioso pero realista de dónde podemos tener un impacto que genere un arrastre de las inversiones en África. No podemos concentrarnos únicamente en los recursos públicos: sólo la inversión privada tiene el músculo suficiente como para enfrentar este desafío. El Banco Mundial cifra en 902 millones el número de puestos de trabajo que el continente debe crear en los próximos 30 años. No es una tarea a la que puedan hacer frente los Gobiernos solos. Pero el Gobierno tiene que abrir el camino. Tenemos Embajadas en 28 de los 54 países de África, lo que nos convierte en uno de los países europeos con mejor implantación en África.

La inversión privada -africana y extranjera- puede crear los empleos necesarios pero los gobiernos podemos contribuir a que esa inversión y ese empleo resulten en sociedades más cohesionadas y equitativas, en línea con la Agenda 2030. La Cooperación española trabaja en África en sectores cruciales como la gobernabilidad democrática; la salud y el desarrollo rural, la modernización de la agricultura y la seguridad alimentaria. Damos prioridad a las mujeres con programas de promoción de la igualdad y a los jóvenes, con programas de formación y empleo.

Cuando hablamos de África la primera imagen que viene a la cabeza es la del reto migratorio. Aunque el Plan África no tiene un enfoque prioritariamente migratorio, la consecución de sus objetivos contribuiría enormemente a aliviar la presión migratoria.

Hay que tener presente que cuatro de cada cinco migrantes africanos se dirigen a otros países africanos. Existen hoy países, como Costa de Marfil, Nigeria, Sudáfrica y Etiopía, que son polos de crecimiento y atraen por ello flujos de trabajadores de la región. Deberíamos priorizar la consolidación de estos países como exportadores de prosperidad y estabilidad hacia sus países vecinos.

Porque la única forma de aliviar la presión migratoria es crear oportunidades para los jóvenes hombres y mujeres de África en su propio continente, y eso es lo que pretende el Plan África. Somos conscientes de nuevas amenazas, como los efectos del cambio climático. Nos preocupa especialmente el avance de la desertificación, pues la pérdida de terreno cultivable y la presión por recursos menguantes, incluyendo el agua, es quizá el mayor desafío de África y fuente de cada vez más conflictos. La democracia está echando raíces profundas en el continente. Hace sólo unos días vimos elecciones democráticas en Senegal y en el mayor país del continente, Nigeria. Pero la democracia y los derechos humanos no han llegado aún a todos los rincones de África y debemos seguir luchando para que lo hagan. También hay cada vez menos conflictos violentos, pero subsisten amenazas a la paz. España ha demostrado su compromiso con la paz en el continente: más de 1.000 soldados españoles trabajan cada día para apoyar el objetivo de la Unión Africana de silenciar las armas para el año 2020. La promoción de la paz y la seguridad es el primero de los cuatro objetivos estratégicos del III Plan África: sin paz y seguridad no puede venir todo lo demás.

Hay una nueva África que empieza a nacer y que está cargada de esperanza, para los africanos y para los que demuestren desde el principio que desean ser sus socios. Por eso he viajado a Gambia y a Etiopía. Ambos países son ejemplo de esa nueva África. Gambia está realizando una ejemplar transición a la democracia tras 22 años de dictadura, derribada en las urnas. Etiopía ha encontrado el camino a la paz tras una larga guerra con Eritrea. Paz y democracia abren excitantes posibilidades, y España debe participar de ellas.

International Crisis Group (Febrero 2019)

NOTA DE LA REDACCIÓN: Este informe es imprescindible para conocer la situación mundial a fecha de febrero de 2019.

En la página el mapa es interactivo.

PANORAMA GLOBAL

Febrero vio una escalada peligrosa entre India y Pakistán. En Yemen, las partes en conflicto dieron un pequeño paso para consolidar un alto el fuego en Hodeida, pero una ruptura de las conversaciones podría desencadenar nuevos enfrentamientos. Los combates en el sur de Libia se intensificaron y pudieron empeorar, y Chad convocó ataques aéreos franceses para detener el avance de los rebeldes. Al-Shabaab intensificó los ataques mortales en Somalia, y en Sudán del Sur, una ofensiva del gobierno contra los rebeldes en el sur está aumentando. El presidente de Sudán, al-Bashir, tomó una línea más dura contra las protestas persistentes. Los presuntos yihadistas intensificaron los ataques en Burkina Faso; la violencia se intensificó en la región anglófona de Camerún; y los separatistas de Angola anunciaron un regreso a las armas. En Nigeria, la violencia relacionada con las elecciones aumentó y podría estallar nuevamente en torno a las urnas para elegir a los gobernadores en marzo. Si bien hay una creciente preocupación por el próximo voto presidencial de Ucrania. El enfrentamiento se fortaleció entre el presidente venezolano Maduro y el líder opositor Juan Guaidó. En Haití, las protestas contra el gobierno se volvieron violentas. Las relaciones entre Estados Unidos y Rusia se deterioraron aún más en un desarrollo preocupante para el futuro del control de armas. En una nota positiva, los talibanes y los funcionarios estadounidenses reanudaron las conversaciones sobre un acuerdo para Afganistán, las negociaciones encaminadas a poner fin al conflicto del Sáhara Occidental están previstas para marzo y el gobierno de Nicaragua reanudó el diálogo con los líderes de la oposición, generando esperanzas de que se ponga fin a la crisis política. -Las relaciones con Rusia se deterioraron aún más en un desarrollo preocupante para el futuro del control de armas. En una nota positiva, los talibanes y los funcionarios estadounidenses reanudaron las conversaciones sobre un acuerdo para Afganistán, las negociaciones encaminadas a poner fin al conflicto del Sáhara Occidental están previstas para marzo y el gobierno de Nicaragua reanudó el diálogo con los líderes de la oposición, generando esperanzas de que se ponga fin a la crisis política. -Las relaciones con Rusia se deterioraron aún más en un desarrollo preocupante para el futuro del control de armas. En una nota positiva, los talibanes y los funcionarios estadounidenses reanudaron las conversaciones sobre un acuerdo para Afganistán, las negociaciones encaminadas a poner fin al conflicto del Sáhara Occidental están previstas para marzo y el gobierno de Nicaragua reanudó el diálogo con los líderes de la oposición, generando esperanzas de que se ponga fin a la crisis política.

Leer informe completo (inglés)

Informe

Boko Haram. Evolución de una amenaza

AUTOR: Teniente Coronel D. Lucas F. Martín Serrano, Jefe del Grupo de Obtención por Sistemas Terrestres, del Regimiento de Inteligencia núm. 1

Durante los últimos años, ha habido un notable incremento en los ataques terroristas perpetrados por grupos islámicos extremistas relacionados con Al Qaeda o el DAESH a lo largo del continente africano. Algunos de esos ataques, que han golpeado una extensa franja, desde Nigeria y Burkina Faso hasta Somalia, han captado la atención de los medios de comunicación y han sobrecogido, aunque sólo sea por unos días, a la opinión pública. Pero la mayoría han pasado desapercibidos y, a pesar de esa falta de atención por parte de los medios, la realidad es que la situación está empeorando. Y esto no significa necesariamente que los ataques se estén incrementando. Son otros muchos factores los que nos indican esa tendencia de deterioro en la situación.

No obstante, y dejando de lado otras consideraciones, este asunto cuestiona la capacidad real de los países africanos de contener la amenaza y combatirla de un modo eficaz y efectivo, lo cual tiene enormes implicaciones en lo que se refiere a la seguridad, no solo como muchos piensan, en los países del sur de Europa, sino en toda la UE y para su futuro y estabilidad.

La zona objeto de los ataques dibuja un arco a lo largo de toda la región del Sahel, el cual se extiende desde las costas del Océano Atlántico, en el oeste, hasta el Mar Rojo, por el Este. Toda esa región está claramente controlada por una red de grupos islámicos que van desde al-Shabaab en Somalia hasta Boko Haram en Nigeria, pasando por Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), junto con el DAESH y sus franquicias en Libia.

Trabajo “Boko Haram. Evolución de una amenaza”

En Burkina, “las cosas comienzan a cambiar con los nuevos líderes militares”

© AP Photo / Sunday Alamba

En Burkina Faso, se perpetró un ataque terrorista mortal en la víspera de una cumbre de la fuerza regional G5 Sahel. La respuesta militar fue igual de simbólica. Unos 146 terroristas han sido “neutralizados” por los ataques del ejército de Burkinabé en tres departamentos del país.

Operación exitosa para Moïse Minoungou, el nuevo Jefe de Estado Mayor, nombrado el 10 de enero de 2018, y el gobierno de Christophe Dabiré, se formó dos semanas después.

La “neutralización” del lunes 4 de febrero de 146 yihadistas es un serio revés para los grupos terroristas que intentan tomar el control del norte del país. Para María del Pilar Rangel Rojas, una académica española especializada en radicalización y terrorismo en la Universidad de Málaga, el nuevo liderazgo militar de Burkinabe está moviendo las líneas. Sin embargo, los desafíos operacionales y financieros que enfrenta la Fuerza Conjunta Regional del G5 Sahel (Burkina Faso, Mali, Mauritania, Níger y Chad) podrían ser tales como para detener este vuelo, en este país a menudo descrito como “el eslabón más débil del mundo”. la región”.

Sputnik: ¿Cuál es el estado actual de las fuerzas terroristas en Burkina Faso?

Maria Del Pilar Rangel Rojas: En los últimos meses, Burkina Faso ha visto un aumento en los ataques de grupos yihadistas, principalmente en el Norte, pero cada vez más en el Este.
En el país, varios grupos permanecen activos, entre otros, Ansarul Islam, el único grupo indígena liderado por un burkinabe, Ibrahim Dicko. También está el Grupo de Apoyo para el Islam y los Musulmanes (GSIM), una organización yihadista que reúne a otros cuatro, incluyendo AQIM [Al Qaeda en el Magreb Islámico *] y Murabitoun, pero también el Estado Islámico * en El Gran Sahara (EIGS).
En cuanto a la capital, Ouagadougou, ha sido golpeada tres veces desde 2016, con un récord de alrededor de 60 muertes. El último ataque fue en marzo de 2018, destruyendo la sede de la sede del ejército en el centro de la ciudad.

Sputnik: Las fuerzas armadas de Burkina “neutralizaron” a 146 terroristas en una de las operaciones antiterroristas más importantes de los últimos meses o incluso años. ¿Se puede explicar esto por el nombramiento, el 10 de enero, de un nuevo Jefe de Estado Mayor al frente del Ejército?

Maria Del Pilar Rangel Rojas: En agosto de 2018, cuando estaba en Burkina Faso, los terroristas no controlaban gran parte del territorio del país. Sin embargo, en los meses que siguieron, la escalada fue muy intensa, sin que el ejército proporcionara una respuesta firme, al contrario de lo que sucedió esta vez. Actualmente, no solo estamos empezando a actuar rigurosamente en la lucha contra el terrorismo, sino que además, el Jefe de Estado Mayor del Ejército ha comunicado al público la determinación de las Fuerzas de Defensa y Seguridad (FDS) de garantizar la seguridad del territorio nacional y garantizar la protección de personas y bienes. Además, instó a la población a trabajar con las fuerzas nacionales para ayudar a restablecer la seguridad en el país.

Sputnik: Parece, sin embargo, que este último ataque fue predecible, ya que coincide con una cumbre del G5 Sahel. ¿No hay una brecha entre esta capacidad de respuesta fuerte y la incapacidad de lidiar con un ataque casi “esperado”?

Maria Del Pilar Rangel Rojas: Los ataques continuarán, ya que no existe riesgo cero. Y luego, hay que decir que los servicios de inteligencia de los distintos países afectados mejoran sus capacidades y coordinación … El sábado pasado, cuatro empleados de la Cruz Roja fueron [así] secuestrados en el Norte. El domingo, varios ataques tuvieron lugar en el norte, pero también en el oeste del país, en el lado de la frontera con Costa de Marfil, donde una estación de gendarmería fue atacada por hombres armados.

Sputnik: ¿El aumento de los ataques, incluido el ataque a la aldea de Kain, está ahí para transmitir un mensaje, dado el concomitante con una nueva cumbre del G5 Sahel en Ouagadougou?

Maria Del Pilar Rangel Rosa: los terroristas atacarán siempre que puedan y, por supuesto, aprovecharán la ocasión simbólica de la Cumbre del Sahel del G5. Sin embargo, en relación con el ataque al pueblo de Kain, la respuesta, tenga en cuenta, fue inmediata. El ejército de Burkinabe ha neutralizado a 146 terroristas en operaciones en tres departamentos del país, en respuesta al ataque que mató a 14 civiles en la noche del domingo al lunes en Kain. También se debe tener en cuenta que, como parte de esta operación, las fuerzas armadas de Burkinabe no deben deplorar ninguna pérdida, que ha reportado solo algunas lesiones menores.

Sputnik: Respecto a la Fuerza Conjunta G5 del Sahel, el problema de financiamiento aún es persistente. ¿Podemos entonces esperar algo concreto de esta nueva cumbre?

Maria Del Pilar Rangel Rojas: La cuestión del financiamiento es, de hecho, uno de los principales problemas del G5 Sahel, mientras que la forma y el grado de compromiso de cada estado han sido cuestionados. Para que sea operativo, la fuerza conjunta del G5 Sahel requiere una financiación de 2.400 millones de euros, o 1.574,2 mil millones de francos CFA. Además, tendremos que organizarnos efectivamente, porque hasta ahora, su acción ha sido muy lenta, cuando debería, precisamente, un despliegue que responda a las condiciones de emergencia, particularmente en las zonas fronterizas. . Sin embargo, es un área que cubre unos 5 millones de km², para 80 millones de personas.

Sputnik: Si no se resuelve esta pregunta definitivamente, ya que depende principalmente de los donantes internacionales, ¿qué se puede esperar de esta cumbre?

Maria Del Pilar Rangel Rojas: Los desafíos de esta cumbre son, además, importantes. Dos años después de su lanzamiento, la Fuerza Conjunta G5 del Sahel todavía está luchando para establecerse a medida que los grupos terroristas están ganando terreno en algunas áreas.
Los Estados interesados ​​deben dar un nuevo impulso a la Fuerza para poder actuar, con una reanudación de las operaciones militares. Estos incluyen recuperarse de la destrucción del Cuartel General de la Fuerza Conjunta, que fue golpeado por un atentado suicida el 29 de junio de 2018, en Sévaré, Mali, que ha suspendido de facto las operaciones. Del mismo modo, los soldados todavía carecen de equipos de protección y vehículos blindados, por ejemplo. Encontrarse en una situación de inferioridad a los terroristas no ayudará a resolver el problema del terrorismo en el Sahel. Sin mencionar el hecho de que es necesario llevar a cabo otros tipos de acciones, de naturaleza económica.

* Prohibidas las organizaciones terroristas en Rusia.

Sputnik. 05.02.2019. Au Burkina, «les choses commencent à changer avec les nouveaux responsables militaires». Entrevista a Pilar Rangel