Declaración del Consejo del Atlántico Norte sobre el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio

Statement by the North Atlantic Council on the Intermediate-Range Nuclear Forces Treaty

  • Russia today remains in violation of the INF Treaty, despite years of U.S. and Allied engagement, including a final opportunity over six months to honour its Treaty obligations. As a result, the United States decision to withdraw from the Treaty, a decision fully supported by NATO Allies, is now taking effect.
  • Russia bears sole responsibility for the demise of the Treaty. We regret that Russia has shown no willingness and taken no demonstrable steps to return to compliance with its international obligations. A situation whereby the United States fully abides by the Treaty, and Russia does not, is not sustainable.
  • NATO will respond in a measured and responsible way to the significant risks posed by the Russian 9M729 missile to Allied security. We have agreed a balanced, coordinated and defensive package of measures to ensure NATO’s deterrence and defence posture remains credible and effective.
  • Allies are firmly committed to the preservation of effective international arms control, disarmament and non-proliferation. Therefore, we will continue to uphold, support, and further strengthen arms control, disarmament, and non-proliferation, as a key element of Euro-Atlantic security, taking into account the prevailing security environment. NATO also continues to aspire to a constructive relationship with Russia, when Russia’s actions make that possible.

02.08.2019 Nota de prensa del Secretario General de la OTAN sobre el Tratado INF

Defence Expenditure of NATO Countries (2012-2019)

Se puede observar el lugar que ocupa España en gastos de defensa con respecto al PIB y % de gastos en material y equipo

NATO collects defence expenditure data from Allies on a regular basis and presents aggregates and subsets of this information. Each Ally’s Ministry of Defence reports current and estimated future defence expenditure according to an agreed definition of defence expenditure. The amounts represent payments by a national government actually made, or to be made, during the course of the fiscal year to meet the needs of its armed forces, those of Allies or of the Alliance. In the figures and tables that follow, NATO also uses up-to-date economic and demographic information available from the Directorate-General for Economic and Financial Affairs of the European Commission (DG-ECFIN), and the Organisation for Economic Co-operation and Development (OECD).

In view of differences between both these sources and national GDP forecasts, and also the definition of NATO defence expenditure and national definitions, the figures shown in this report may diverge considerably from those which are quoted by media, published by national authorities or given in national budgets. Equipment expenditure includes expenditure on major equipment as well as on research and development devoted to major equipment. Personnel expenditure includes pensions paid to retirees.

The cut-off date for information used in this report was 20 June 2019. Figures for 2018 and 2019 are estimates.

Gastos Defensa países OTAN (en PDF)

Tablas con datos

EL TERRORISMO YIHADISTA NO ESTÁ VENCIDO

Una corriente subterránea de antisemitismo, en su doble vertiente judía y musulmana, está aflorando en Europa. El negacionismo circula sin cesar por las redes sociales e incluso por públicas declaraciones de algunos actores. Lamentablemente no se trata de hechos aislados que se constatarán con los resultados de las próximas elecciones europeas. Tampoco se trata de un hecho nuevo. Para unos, el Holocausto de seis millones de judíos es una invención de algunos historiadores. ¿Cámaras de gas? No, dicen. Se trató de una migración estacionaria para cultivar los campos de la entonces Alemania nazi, de donde no regresaron. Los pogromos antijudíos que precedieron a esta ‘migración rural’ fueron simples enfrentamientos urbanos. El gueto de Varsovia fue una simple controversia ciudadana que no pudieron controlar las fuerzas del orden. La Torres Gemelas de Nueva York se desplomaron a causa de un movimiento tectónico  que algunos descerebrados afirman fue teledirigido por el movimiento sionista mundial. El ‘terrorismo blanco’ que mata en dos mezquitas de Christchurch (Nueva Zelanda) a 51 musulmanes no fue tal sino debido a la explosión de sendos depósitos de gas. La guerra de Irak fue el escenario de unas maniobras militares así como el bombardeo de Libia. Los sátrapas-dictadores Sadam Husein y Mohamed Gadafi murieron a causa de los llamados efectos colaterales. El genocidio armenio atribuido a los turcos se debió al guión de una película de ficción. La masacre de Atocha no la perpetró el terrorismo yihadista sino que fue debido al de consumo interno… Y me paro aquí.

Hay un gravísimo problema de conocimiento de la historia protagonizada por nuestros antepasados e, incluso, por nuestros coetáneos. Las redes sociales sustituyen al maestro o a la maestra de escuela y, sin duda, también, a los docentes universitarios que han quedado marginados en una caja que ya no es resonante, a no ser que  descubran el elixir de la inmortalidad. Estamos atrapados por unas redes de patrañas y de bulos que logran, a nivel global, distorsionar los hechos y confundir a los internautas.

Los teletipos han saltado, en rojo subrayado, para anunciarnos que el autodenominado Califato-Estado Islámico (Dáesh) –algunos añaden incluso Al Qaeda– ha sido definitivamente derrotado con la caída de Baghuz en Siria. Cierto es que territorialmente hubo derrota. Pero también es cierto que antes de los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono, y antes de la guerra de Irak, el terrorismo yihadista de Al Qaeda y después del Dáesh no estaba territorializado, excepto en algunas zonas de Afganistán en donde continúan. Cierto es también que los kurdos del noroeste de Siria, ayudados por Estados Unidos, contribuyeron a la unificación territorial siria y exigen una autonomía, a lo que se opone el presidente turco Erdogán que los considera ‘terroristas’. Por ello, aunque Erdogan, con Irán, dan apoyo al todavía presidente sirio El Asad, los kurdos  del noroeste de Siria no desean que los Estados Unidos abandonen Siria pues para ellos podría significar una masacre. Otra cara oscura de la moneda la constituye aquellos terroristas yihadistas de Al Qaeda que se incorporaron a las filas militares de El Asad con el conocimiento de Rusia.

Puede hoy afirmarse, sin demasiado riesgo a error, que, tras la anunciada derrota del yihadismo en Siria, no existe un plan para ese después que es ya hoy, a semejanza de lo ocurrido en Irak y en Libia. (Comparto la opinión que los sátrapas-dictadores Sadam Hussein y Mahamed Gadafi ‘tenían un precio’, que no era la muerte, El Asad, también, como bien lo sabe el pueblo sirio con 500 mil muertos y la mitad de su población desplazada, así como sus infraestructuras básicas destruidas). Rusia es el gran vencedor. Logró con esta guerra imponer sus objetivos políticos y de anexión territorial en Crimea, así como una estratégica base militar en Latika (Siria), con presencia en el Mediterráneo.  ¿La realpolitik rusa dejará que el presidente Erdogan liquide a los kurdos del noroeste sirio que contribuyeron a la victoria contra el yihadismo como fue y es el caso  de los kurdos de Irak? ¿Se marcharán los Estados Unidos de Siria dejando desprovistos a los kurdos? Y a ello, ya a escala de Oriente Próximo, hay que añadir la ruptura por el presidente Trump del statu quo de Jerusalen y su reciente declaración en favor de la anexión por Israel de los Altos del Golán, que es territorio sirio.

No existe ningún plan de diseño constitucional de Siria, con sus diversas poblaciones llamadas ‘minorías’. Ni tampoco un plan de reconstrucción material del país. Ni un debate político sobre una alternativa democrática a la ‘dinastía’ de El Asad. (Plan que la ONU, que ha estado al margen de la guerra en Siria, lo diseñó para Irak sin grandes resultados).

El terrorismo yihadista renació, con nombre de Al Qaeda, tras la guerra de Irak. En la actual situación, tanto para Al Qaeda como para el Dáesh, el nuevo territorio estará en ‘la base’ de Internet y el norte de África, con los objetivos más dirigidos al Occidente ‘cruzado’ que a sus hermanos musulmanes de los países árabe que consideran ‘herejes y heterodoxos’. El terrorismo yihadista no está vencido. Eso lo saben Putin , Trump y los servicios de inteligencia. Hubo guerra pero no hubo ni hay programa de reeducación, tanto para el yihadismo como para el ‘terrorismo blanco’.

30.03.2019. Diario Sur de Málaga. Tribuna

NATO announces nomination of General Tod D. Wolters as Supreme Allied Commander Europe

The North Atlantic Council has approved the nomination of General Tod D. Wolters, United States Air Force, to the post of Supreme Allied Commander Europe.

 

General Wolters is currently serving as Commander, United States Air Forces Europe; Commander, United States Air Forces Africa; Commander, Allied Air Command; and Director, Joint Air Power Competence Centre.

 

Upon completion of national confirmation processes, he will take up his appointment as the successor to General Curtis M. Scaparrotti, United States Army, at a change of command ceremony at the Supreme Headquarters Allied Powers Europe in Mons, Belgium, expected in the spring of 2019.

Descargar notificación de la OTAN

Biografía:

Tod Daniel Wolters [1] (nacido c. 1960), antes de convertirse en Comandante de las Fuerzas Aéreas de EE. UU. En Europa y en las Fuerzas Aéreas de África, fue Director de Operaciones (DJ-3), Estado Mayor Conjunto, Washington, DC Asistió al Presidente del Estado Mayor Conjunto en el cumplimiento de sus responsabilidades como principal asesor militar del Presidente y el Secretario de Defensa. El General desarrolla y proporciona orientación estratégica para los comandos de combate y transmite las comunicaciones entre el Presidente y el Secretario de Defensa a los comandantes de combate con respecto a las operaciones y planes actuales.

El hijo del General de Brigada de la Fuerza Aérea Thomas E. Wolters , [2]Wolters recibió su comisión en 1982 como graduado de la Academia de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Él ha mandado al XIX Escuadrón de Combate, Elmendorf AFB, Alaska; el 1er Grupo de Operaciones, Langley AFB, Virginia; la 485a Ala Expedicionaria Aérea, Arabia Saudita; el 47.o Ala de entrenamiento de vuelo, Laughlin AFB, Texas; el 325o Ala de Combate, Tyndall AFB, Florida; la 9ª Fuerza de Tareas Expedicionarias de Aire y Espacio – Afganistán; y la 12ª Fuerza Aérea, Base de la Fuerza Aérea Davis-Monthan, Arizona. Ha luchado en las operaciones Tormenta del desierto, Vigilancia del sur, Libertad iraquí y Libertad duradera. El General Wolters también se desempeñó en la Oficina del Secretario de la Fuerza Aérea, como Director de Enlace Legislativo, y en los puestos de personal de la Sede en el Comando del Pacífico de los EE. UU., La Fuerza Aérea de los EE. UU. En su última tarea,

General Wolters es un piloto de comando con más de 4,990 horas de vuelo en los aviones F-15C, F-22, OV-10, T-38 y A-10.

  • 1982 Licenciatura en Ciencias, Academia de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Colorado Springs, Colorado.
  • 1990 Curso de Instructor de Armas de Combate, Escuela de Armas de Combate de la Fuerza Aérea de los EE. UU., Nellis AFB, Nev.
  • 1995 Comando Aéreo y Colegio de Personal, por correspondencia.
  • 1996 Colegio de Personal de las Fuerzas Armadas, Norfolk, Virginia.
  • 1996 Máster en tecnología de la ciencia aeronáutica, Embry-Riddle Aeronautical University
  • 2001 Maestría en estudios estratégicos, Army War College, Carlisle Barracks, Pa.
  • 2004 Senior Executive Fellow, Escuela de Gobierno John F. Kennedy, Universidad de Harvard, Cambridge, Mass.
  • Curso de Comandante del Componente Aéreo de la Fuerza Conjunta 2007, Maxwell AFB, Ala.
  • Curso conjunto de guerra de oficiales de bandera 2010, Maxwell AFB, Ala.
  • Curso del Comandante del Componente de la Tierra de Fuerza Combinada 2010, Cuartel de Carlisle, Pa.
  • 2014 Fellow, Pinnacle Course, Universidad de la Defensa Nacional, Fort Lesley J. McNair, Washington, DC

Secretary General’s Annual Report: «NATO: fit for the future»

On 14 March, NATO Secretary General Jens Stoltenberg presented his Annual Report for 2018. The Report, he says, “shows that NATO continues to modernise”.

NATO collects defence expenditure data from Allies on a regular basis and presents aggregates and subsets of this information. Each Ally’s Ministry of Defence reportscurrent and estimated future defence expenditure according to an agreed definition of defence expenditure. The amounts represent payments by a national government actually made, or to be made, during the course of the fiscal year to meet the needs of its armed forces, those of Allies or of the Alliance. In the figures and tables that follow, NATO also uses up-to-date economic and demographic information available from the Directorate-General for Economic and Financial Affairs of the European Commission (DG-ECFIN), and the Organisation for Economic Co-operation and Development (OECD).


In view of differences between both these sources and national GDP forecasts, and also the definition of NATO defence expenditure and national definitions, the figures shown in this report may diverge considerably from those which are quoted by media, published by national authorities or given in national budgets. Equipment expenditure includes expenditure on major equipment as well as on research and development devoted to major equipment. Personnel expenditure includes pensions paid to retirees.

The cut-off date for information used in this report was 12 February 2019. Figures for 2018 are estimates.

Descargar el documento completo aquí