La ONU reúne por primera vez a más de un centenar de Jefes Militares para hablar de Misiones de Paz.

EFE. 27 MAR2015

Los jefes de Estado Mayor de más de un centenar de países se dieron cita hoy por primera vez en la sede de las Naciones Unidas para discutir formas de mejorar las operaciones de paz de la organización.

“Nunca antes tantos jefes militares de todas las regiones del mundo se habían reunido con un mismo propósito”, dijo durante el encuentro el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien calificó la conferencia de “histórica”.
La reunión se produce en pleno replanteamiento de las operaciones de paz de la ONU, que la organización quiere adaptar a los nuevos tipos de conflictos y a las responsabilidades que los “cascos azules” tienen ante sí en distintos lugares del mundo.
Ban señaló que “durante las últimas décadas, el Consejo de Seguridad ha dado a las fuerzas de paz mandatos cada vez más difíciles” y puso como ejemplos los ataques a los que se enfrentan las tropas internacionales en Mali o la situación en la República Centroafricana, “donde no hay una línea clara entre civiles y combatientes”.
“Las necesidades están creciendo, pero los recursos no son suficientes”, reconoció el diplomático coreano.
Por ello, reclamó a todos los Estados aumentar sus contribuciones y, en particular, consideró necesario que los países desarrollados estén más dispuestos a enviar efectivos sobre el terreno.
También pidió “unidad y apoyo”, para asegurar que los “cascos azules”, en sus distintas misiones, cuenten con un consenso sobre los motivos y la forma de desarrollar sus misiones.
La ONU considera fundamental disponer de fuerzas que puedan desplegarse rápidamente en caso de conflicto y que las operaciones tengan capacidad de mover unidades con agilidad dentro de un país.
También son necesarias, señaló hoy Ban, más capacidades de inteligencia y apoyo para que los “cascos azules” puedan cumplir plenamente con sus mandatos.
A día de hoy, la ONU tiene desplegadas 16 operaciones de mantenimiento de la paz, en las que participan más de 130.000 efectivos entre militares, policías y personal civil.

La Vanguardia 27.03.2015

Conflicto del Yemen

El mundo al borde de una nueva guerra. ¿Quién lucha contra quién en el Yemen?
Publicado: 26 mar 2015 18:02 GMT | Última actualización: 27 mar 2015 12:16 GMT
REUTERS/ REUTERS

En el centro del grave conflicto que está viviendo Yemen está la oposición entre los partidarios del presidente Abd Rabdo Mansur Hadi y los rebeldes zaidíes chiítas conocidos como los hutíes.
Actores del conflicto
A lo largo de los últimos meses, la República de Yemen se ha visto sumergida en conflictos entre varios grupos diferentes, que empujan al país “al borde de una guerra civil”, según el consejero especial de la ONU. Los actores principales de esta crisis son los hutíes y los partidarios del presidente Abd Rabdo Mansur Hadi.

El conflicto por Yemen abre una nueva guerra a gran escala en Oriente Medio

Sepa más: El conflicto por Yemen abre una nueva guerra a gran escala en Oriente Medio
Abd Rabbuh Mansur Hadi desempeña el cargo de presidente de ese país desde el 27 de febrero de 2012. Fue vicepresidente de Yemen desde 1994 hasta 2012. Hadi sucedió a Alí Abdullah Saleh, quien fue el presidente de Yemen desde 1990 hasta 2012, cuando abdicó tras meses de protestas.


¿Quiénes son los hutíes?
Los hutíes son un grupo insurgente zaidí chiíta que opera en el noroeste de Yemen. El nombre del movimiento proviene del apellido de la familia de al-Houthi.
Los zaidíes son una rama del chiísmo en el islám, que tiene sus orígenes en el siglo VIII. Dentro de las ramas del chiísmo es la más próxima al sunismo. Los zaidíes componen un tercio de la población y gobernaron en Yemen del Norte bajo un sistema conocido como imamato durante casi 1.000 años hasta 1962.

Sunitas y chiítas: ¿Qué es lo que los separa?


Orígenes del movimiento rebelde chií de los hutíes

La insurgencia hutí comenzó en 2004 liderada por Hussein Badr al-Din al-Houthi, en un esfuerzo por obtener una mayor autonomía para la gobernación de Sa’dah y proteger las tradiciones culturales y religiosas de los zaidíes de lo que se percibía como una usurpación por los islamistas sunitas, informa BBC.
Líderes del movimiento hutí


Abdul-Malik al-Houthi es el líder actual de los hutíes, junto con sus hermanos Yahia Badreddin al-Houthi y Abdul-Karim Badreddin Al-Houthi. Encabezó el movimiento tras la muerte de su otro hermano, Hussein Badreddin al-Houthi, en 2004.

Hussein Badreddin al-Houthi fue un líder religioso zaidí y exmiembro del Parlamento de Yemen entre 1993 y 1997. Se considera el fundador el movimiento insurgente de los hutíes. Tras meses de combates, el 10 de septiembre de 2004 los ministerios del Interior y de Defensa de Yemen anunciaron su muerte.
¿Qué puede representar la crisis de Yemen para el mundo?

Territorios y seguidores
La mayor parte de la actividad hutí se ha centrado en la gobernación de Sa’dah, uno de los estados de Yemen, situado al norte del país, en la frontera con Arabia Saudita. Según estimaciones, el número de sus seguidores puede superar 100.000 personas.
Mientras que algunas partes de las fuerzas de seguridad yemeníes apoyan al presidente Hadi, otras se muestran partidarias de su predecesor Alí Abdullah Saleh y los hutíes. En el sur del país, sunita en su mayoría, al presidente lo apoya la milicia conocida bajo el nombre de Comité de Resistencia Popular y miembros de tribus locales.

Al mismo tiempo, Al Qaeda en la Península Arábiga, también conocida bajo el nombre de Asnar al-Sharia, se opone tanto a los hutíes como al presidente Hadi. El conflicto se complicó aún más cuando a finales de 2014 surgió un grupo yemení afiliado al Estado Islámico, que se ha responsabilizado de una serie de atentados suicidas realizados en Saná en marzo de 2015.

Recientes acontecimientos clave
– En febrero de 2010, el Gobierno y los rebeldes hutíes acordaron un cese el fuego.
– En 2011, los hutíes se unieron a las protestas contra el presidente Saleh y se aprovecharon de un vacío de poder para expandir su control territorial en Sa’dah y la provincia vecina de Amran.
– Posteriormente, participaron en la Conferencia para el Diálogo Nacional, celebrada desde marzo de 2013 hasta enero de 2014. El presidente Hadi anunció un plan para febrero de 2014, de convertir a Yemen en una federación de seis regiones, algo que los hutíes rechazaron.


– En enero de 2015, se apoderan del palacio presidencial en Saná haciéndose formalmente con el poder. El grupo promete disolver el parlamento y anuncia planes de una nueva Asamblea provisional y un Consejo presidencial de cinco miembros que gobernaría hasta dos años. No obstante, las tribus suníes y los líderes del sur se opusieron a estas declaraciones, dejando al país en peligro de una intensificación del conflicto.
– A finales de febrero de 2015, el presidente Hadi se escapa de la capital Saná a la segunda ciudad más importante Adén, ciudad que declaró la capital de facto.
– A finales de marzo de 2015, los hutíes establecen el control sobre la tercera ciudad más grande de Yemen, Taiz. Poco después, toman bajo su control la ciudad de Adén. El presidente huye de la ciudad.
– El presidente Hadi solicita la intervención de los países árabes para detener el avance de los hutíes. En respuesta, una coalición liderada por Arabia Saudita lanza ataques aéreos contra las posiciones de los hutíes.

Contexto internacional
Además de Arabia Saudita, a nivel internacional el Gobierno de Yemen recibe apoyo de los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Qatar, Kuwait, EE.UU., Egipto, Jordania, Sudán, Pakistán, Marruecos y Turquía. A su vez, Irán ha instado a poner un fin inmediato a los ataques contra los hutíes en Yemen.

Contexto interno
Los conflictos que ha sufrido Yemen en los últimos años se deben en gran parte a los problemas subyacentes del acceso desigual al poder y a los recursos. El desarrollo del país, que es el más pobre Oriente Medio, se ha visto dificultado por una gobernanza débil, así como por problemas de corrupción, agotamiento de recursos e infraestructura insuficiente.

Desempleo, altos precios de los alimentos y servicios sociales limitados tienen como resultado el hecho de que más de 10 millones de yemeníes, según estimaciones, padecen inseguridad alimentaria.

Venezolana de TV. 27.03.2015

¿El mundo al borde de una nueva guerra? Quién lucha contra quién …

RT en Español – Noticias internacionales-26 de mar. de 2015
En el centro del grave conflicto que está viviendo Yemen está la … país “al borde de una guerra civil”, según el consejero especial de la ONU.

Instituto Español de Estudios Estratégicos

Documento informativo 02/2015. Título: La visión internacional de la Ciberseguridad. Autor: David Ramírez Morán, Analista del IEEE.

Documento marco 09/2015. Título: La China actual. Geoestrategia en su entorno Geopolítico (I). Autor: Julio Albert Ferrero, Vicealmirante, 2ª Reserva.

Documento de opinión 31/2015. Título: La OTAN en Bosnia y Herzegovina: Del rotundo éxito a un posible fracaso.  Autor: Miguel Peco Yeste, Tcol. ET, EM ESFAS (CESEDEN)

Documento de Trabajo 32/2015. Título:  Política de Seguridad y Defensa en la Educación Secundaria y Bachillerato. Autor: Clemente Herrero Fabregat, Catedrático Emérito UAM.

Documento de opinión 33/2015. Título: El Pensamiento Estratégico como factor crítico de competitividad empresarial. Autor: José Octavio Estrada Sánchez y José G. Vargas-Hernández, Universidad-México.

Reseña del libro  “Inteligencia Económica y Seguridad Nacional” Vicente Gonzalvo Navarro. COMTE.IM.DEM. 01.04.2015

Documento Seguridad y Defensa 68 “Perspectivas desde Chile y España en la UE”. PDF y EPUB. 26.03.2015

Documento Seguridad y Defensa 67 “Desafíos Nacionales en el Sector Marítimo”. PDF y EPUB. 25.03.2015

 

Reunión del Director del Foro con el Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales

El Director del Foro entregando el libro de Actas al Decano de la Facultad
El Director del Foro entregando el libro de Actas al Decano de la Facultad

El día 23 de marzo ha tenido lugar una reunión entre Rafael Vidal, Director del Foro para la Paz en el Mediterráneo y José Eugenio Luque Domínguez, Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Málaga.
La reunión, prevista desde hacía tiempo, tenía por objeto entregar el libro de Actas de las VIII Jornadas de Seguridad, Defensa y Cooperación, uno de cuyas jornadas fue moderada por el Decano, programar una presentación del libro de Actas y del Foro ante los profesores y alumnos de la Facultad el próximo día 9 de abril y establecer las pautas de trabajo para la fase congresual de las IX Jornadas de Seguridad, Defensa y Cooperación, que con el tema general de “España y la seguridad compartida en el Mediterráneo”, tendrá lugar los días 11, 12 y 13 de noviembre del presente año, estableciéndose, al igual que el año 2014, que la presentación de las comunicaciones se efectuaría en el Salón de Grados de la Facultad.

Yo soy tunecino

Por Francisco J. Carrillo, ExEmbajador de la UNESCO en Túnez, Vicepresidente de la Academia Europea y colaborador del Foro para la Paz en el Mediterráneo:

El yihadismo terrorista ha golpeado, esta vez, en un país de entorno árabe-musulmán: Túnez. Y ha atacado una de las fuentes económicas más importante de este país: el turismo que, en son de paz y sed de cultura, visitaba el Museo de El Bardo que contiene la colección más importante de mosaicos romanos, con una particular representación de la epigrafía sobre piedra de los enterramientos de las catacumbas tunecinas de los cristianos de la época. Un balance de 19 asesinados, más de 30 heridos y dos terroristas abatidos por las fuerzas de seguridad del Estado. Se da la coincidencia que el Museo de El Bardo es colindante con la Asamblea Nacional que en esos mismos momentos una Comisión parlamentaria debatía un proyecto de ley antiterrorista. La condena de esta masacre ha sido unánime, desde el Presidente de la República hasta el partido islamista Nahda. El atentado se atribuye sea a Al Qaeda Magreb islámico, sea al autocalificado Estado Islámico de Iraq y Siria (Daech), al que ha se ha adherido el yihadismo terrorista de Libia, así como el movimiento terrorista Boko Haran de Nigeria.
Se sabe, y se sabía, que Túnez está en el punto de mira del yihadismo terrorista. La democratización que ha llevado a cabo el pueblo tunecino, reflejada en una Constitución que declara la igualdad entre el hombre y la mujer, así como la libertad de creencias, constituye cambios únicos en el entorno árabe-islámico condenados por el yihadismo. La organización democrática del Estado, de los procesos electorales, del Parlamento y del Gobierno, son pruebas evidentes de que el pueblo tunecino ha optado, tras su “primavera árabe”, por su propia modelo basado en la libertad y en las reglas de funcionamiento democrático. Para Túnez, la Historia no comienza con el nacimiento del Islam ni su legislación se inspira en el Corán. Las leyes de inspiración coránica radical (la sharia) están deslegitimizadas por el actual ordenamiento jurídico, comenzando por la nueva Constitución.
En momentos tan trágicos, no puedo silenciar mi plena solidaridad con los familiares de las víctimas del terrorismo y con el pueblo tunecino, del que formé parte adoptiva durante una década. En abril de 2002 me tocó vivir el atentado en la isla de Jerba, cerca la Gran Sinagoga, en donde también las victimas fueran turistas, aquella vez alemanes. El número sobrepasó los 25 asesinados por Al Qaeda. Corrían tiempos de dictadura que intentó travestir el horrible atentado en una explosión de gas. El embajador de Alemania puso el grito en el cielo y nos comunicó al resto del Cuerpo Diplomático acreditado que se trataba de un vil atentado. Hoy, la transparencia ha tenido lugar desde el primer momento, con declaraciones de diputados, ministros, Presidente de la República (mi admirado amigo desde tiempos de silencio, Caid Beji Essebsi), medios de comunicación. Pretender ocultar, minimizar o manipular estos gravísimos hechos es el peor servicio que puede hacerse al pueblo y al sistema democrático.
Hace unas semanas, el terrorismo yihadista hacía estragos en la redacción de un semanario francés y en un hipermercado judío; días después, golpeó a la comunidad judía de Dinamarca (y fuimos todos los bienpensantes “judíos daneses”), sigue matando en Iraq y en Siria, con especial saña contra los ciudadanos árabes-cristianos, y en Yemen, Libia, Mali, Nigeria… Como la expansión de una mancha de aceite cuyos bordes son invisibles y que pueden ensangrentarse en cualquier momento con la sangre de los inocentes. Las personas asesinadas en Túnez, de varias nacionalidades, iban en son de paz, formaban parte del turismo cultural. Visitaban o iban a visitar a uno de los museos, El Bardo, en donde se presenta un valiosísimo patrimonio histórico sin fronteras, sin censuras fundamentalistas. El visitante (y me encontré asiduo participante y no sólo por las responsabilidades culturales que asumía en aquellos momentos), al recorrer este museo, está viviendo un pasado de la historia viva de Túnez con objetos diseñados y modelados por cientos de manos de personas anónimas. Lo primero que imaginaba cuando me encontraba frente a esos bienes culturales, Patrimonio de Humanidad, era la persona o las personas que lo hicieron, a veces con sudor y lágrimas. Nunca entendí al arte desprovisto del recreador humano que lo hizo.
Hoy Túnez está en profundo duelo internacional. Entre los asesinados, según se dice, hay un soldado tunecino. Honor para él y para todos los sujetos pasivos de la sinrazón y de la barbarie. ¿Quién será el próximo que caerá en ese negro campo del terror que termina en germinación de la solidaridad con los valores humanos universales en la mano y en el apoyo indiscutible a las diversas formas de democracia y a la paz de los valientes, como dirían el palestino Arafat y el judío Rabin?
Nadie está a salvo del terrorismo yihadista que pretende borrar de la tierra todo lo que no obedezca a la visión excluyente, las armas y bombas por delante, que forma parte del “ideario del terror”, incluidos aquellos países árabe que consideran “heterodoxos”, cual es el caso de Túnez, Líbano, Turquía, Marruecos… A este oleaje, a estas tramas negras, la respuesta más firme es neutralizarla en sus bases y reaccionar unidos esgrimiendo la defensa de la Democracia, la libertad y los derechos humanos universales.
Publicado en LA TRIBUNA del diario Sur de Málaga el 21.03.2015