UNA COMISIÓN DEL FORO VISITÓ EL SENADO el 25 de septiembre

De izda. a dcha. Deborah Salafranca, Esperanza Martín Morales, Javier Such, Rafael Vidal, José Ignacio Landaluce, Joaquín L. Ramírez, Luis González Ruiz y Antonio Romero

NOTA DE PRENSA EMITIDA

El día 25 de septiembre, visitó el Senado, una Comisión del Foro para la Paz en el Mediterráneo, presidida por el director Rafael Vidal Delgado

A las 11:45 se inició la visita al Senado, presidida por el director del Foro, Dr. Rafael Vidal, acompañado por el secretario, Antonio Romero, el representante de la Universidad de Málaga y asesor jurídico, Javier Such, la representante del ayuntamiento de Málaga del Área de Relaciones Internacionales, Deborah Salafranca y la representante del Real Club Mediterráneo, Esperanza Martín Morales.

La comisión fue recibida a la entrada del edificio, en la plaza de la Marina Española, por el presidente de la Comisión de Exteriores, senador José Ignacio Landaluce y por los senadores Luis González Ruiz, por Granada y Joaquín L. Ramírez, por Málaga.

A continuación, hubo una reunión con senadores de distintas comisiones parlamentarias: seguridad, exteriores, justicia, etc., donde Rafael Vidal expuso los objetivos del Foro y lo conseguido hasta la fecha. A continuación, Javier Such, incidió en la nueva forma jurídica que se quiere dar al Foro, a través de una Asociación sin ánimo de lucro y de utilidad pública. Por último, Deborah Salafranca mostró una de las actuaciones de Málaga en el ámbito internacional, como es la constitución del CIFAL Málaga y la creación de la sede de la Agencia de Cooperación de las Naciones Unidas, única de las existentes, excepto en Nueva York.

En el centro detrás el secretario general del Grupo Popular José Ortiz Galván, junto con el director Rafael Vidal Delgado

El Director de Foro entregó a los senadores, algunos de los comics publicados en los últimos años, sobre Blas de Lezo, Primeros de Filipinas, Cervantes y el que se está elaborando de la Primera Vuelta al Mundo, como aportaciones que se hacen a la conciencia de España, dirigido fundamentalmente a los más jóvenes. Hizo lo mismo con algunas de las publicaciones que anualmente se editan, todas ellas relacionadas con el Mediterráneo, la seguridad, defensa y cooperación.

A continuación se mantuvo un diálogo con los senadores, para pasar posteriormente a visitar la sede parlamentaria.

La comisión con el ex-ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación García Margallo.

A última hora se almorzó en el restaurante del Senado, acompañando a los visitantes, los senadores por Málaga, Joaquín L. Ramírez, Manuel Marmolejo y María Ángeles Muñoz, alcaldesa también de Marbella.

Durante la comida, se trató el tema de organizar algún acto del Foro, en 2019, en Marbella.

Con posterioridad, la comisión del Foro asistió, en la tribuna de invitados, al pleno de la Cámara.

Estaba previsto que la comisión estuviera presidida por el Presidente del Foro y Alcalde de Málaga, Francisco de la Torre Prados o por el Presidente de la Comisión Ejecutiva, Julio Andrade Ruiz, pero motivos de agenda lo han impedido.

Se considera esta visita muy favorable para la ciudad de Málaga, sus relaciones internacionales y para el Foro para la Paz en el Mediterráneo.

Foro para la Paz en el Mediterráneo

El Foro para la Paz en el Mediterráneo trabaja para establecer lazos de diálogo y comprensión entre ambas orillas del Estrecho; aceptando el  hecho diferencial cultural y religioso pero indagando en los puntos comunes que tienen países y sociedades. A través de sus acciones se analizan los objetivos que puedan contribuir a la distención en la zona como los derechos de las personas, el medio ambiente, la solidaridad ante situaciones de emergencia o el trasvase económico. Su último fin es que la sociedad civil genere una corriente de convivencia y de conocimiento para que los pueblos mediterráneos alcancen mayores cotas de unidad.

Actualmente las entidades integradas en el Foro para la Paz en el Mediterráneo son el Ayuntamiento de Málaga, la UMA, la Cámara de Comercio, Industria y Navegación; Unicaja, la Asociación Española de Capitanes de Yate para la Reserva Civil (AECYR), el Real Club Mediterráneo, la Universidad Internacional de Andalucía, el Real Club El Candado y la consultora-ingeniería AMASPLUS, S.L.

Los días 14, 15 y 16 de noviembre de 2018 tendrán lugar las XII Jornadas de Seguridad, Defensa y Cooperación, que con el tema general “Geoeconomía y protección de las Infraestructuras Críticas”, adjuntándose programa.

Palabras del director del Foro ante los senadores

El Foro para la Paz en el Mediterráneo fue creado en Málaga, hace doce años, gracias a la iniciativa del Real Club Mediterráneo, el Ayuntamiento de Málaga, la Universidad de Málaga y la Asociación Española de Capitanes de Yate para la Reserva Civil. Posteriormente en 2011 firmamos un Acuerdo Marco de Colaboración, añadiéndose a las entidades anteriores la Cámara de Comercio y Unicaja y en 2016 se unieron el Real Club El Candado, la Universidad Internacional de Andalucía y AMASPLUS Ingeniería.

El Foro para la Paz en el Mediterráneo trabaja para establecer lazos de diálogo y comprensión entre ambas orillas del Estrecho; aceptando el  hecho diferencial cultural y religioso pero indagando en los puntos comunes que tienen países y sociedades. A través de sus acciones se analizan los objetivos que puedan contribuir a la distención en la zona como los derechos de las personas, el medio ambiente, la solidaridad ante situaciones de emergencia o el trasvase económico. Su último fin es que la sociedad civil genere una corriente de convivencia y de conocimiento para que los pueblos mediterráneos alcancen mayores cotas de unidad.

Las actividades que se han realizado durante todos estos años, han sido muy numerosas y difícil de cuantificar, pero como ejemplo podemos citar el año 2016, en donde fuimos incluido en el programa oficial del IV Centenario de la muerte de Cervantes, teniendo actividades, entre abril de 2016 y 1º de junio de 2017, de más de 400 días, entre exposiciones, conferencias, investigaciones, edición de publicaciones, unidades didácticas para alumnos de infantil y primaria, estas últimas en colaboración con la Junta de Andalucía, TBO,s de Cervantes en español y francés, teniendo la satisfacción de que participaran en todas las actividades más de cien mil personas, sin contar por supuesto las entradas en nuestra web, que podríamos evaluar en millones.

En 2017 fuimos las única entidad que conmemoramos en España los 350 años de establecimiento de relaciones diplomáticas entre España y Rusia y el 40 aniversario de su restablecimiento, organizándose una exposición, visitas del embajador de Rusia a Málaga, invitado por el Foro y la edición de publicaciones.

La principal actividad que realizamos anualmente son las Jornadas de Seguridad, Defensa y Cooperación, en la cual han participado como ponentes, ilustres miembros de esta Cámara, del Congreso, del Gobierno y personalidades políticas y diplomáticas de múltiples países ribereños del Mediterráneo, como Marrueco, Túnez, Egipto, Chipre, Israel, Autoridad Palestina, etc. Significativa fue la presencia en el Foro de la Asesora de Seguridad Nacional de EE.UU. para Europa y la VI Flota, Sharon White, que especificó que nunca habían sido tan fuertes los lazos de seguridad con España y que su país valoraba la cooperación entre ambas naciones. Esta declaración, recalcada posteriormente por el presidente Obama, daba por finalizada la tensión entre los dos países.

Las Jornadas han contado siempre, aunque nunca han interferido, de los ministerios de Defensa y Asuntos Exteriores y Cooperación.

Las Jornadas siempre han tenido un tema central, relacionado con la situación del momento, como la crisis económica; la primavera árabe; la estrategia española de seguridad; la situación en el Sahel; la seguridad en su más amplio sentido: económica, diplomática, cultural, etc.; la seguridad compartida, un nuevo concepto que nos debe guiar en el futuro; la similitudes históricas de dos momentos, el del siglo XVI y el actual; y en 2017 se analizó el nuevo orden mundial, por la multipolaridad del poder y por la inconsistencia de algunos líderes políticos.

Los días 14, 15 y 16 de noviembre de 2018 tendrán lugar las XII Jornadas de Seguridad, Defensa y Cooperación, que con el tema general “Geoeconomía y protección de las Infraestructuras Críticas”, adjuntándose programa.

En la web www.foroparalapazenelmediterraneo.es se dispone de amplia información sobre las actividades del Foro

 

Siete días en Política Exterior

 

El ‘gran premio’ de África, Luis Esteban G. Manrique

Según el Banco Mundial, de las 10 economías que más crecerán este año, seis son africanas. El continente es hoy objetivo prioritario para países como China, India, Brasil, Malasia, Arabia Saudí y Rusia, a los que acaban de sumarse los europeos. Leer más…

¿Alguna idea nueva para acabar con la bomba?, Enrique Mora

Las dos soluciones concebidas para lograr un mundo sin armas nucleares no nos llevarán a ese objetivo. La fácil (prohibición total) por inaceptable para quien tiene que hacerlo, la difícil (el Tratado de No Proliferación) porque el mundo no tiene nada que ver con el de hace medio siglo cuando se concibió. Leer más…

La batalla de Hodeida: antes evitable, ahora inminente, Peter Salisbury

Hodeida saldrá cara. El combate urbano, llegados a este punto, es despiadado, y las 600.000 personas que quedan allí se verán atrapadas en el fuego cruzado. Hasta ahora, ni huzíes ni saudíes han mostrado interés en proteger a los civiles. Leer más…

#ISPE: Rusia y China en pos de la Isla Mundo

Las últimas maniobras militares rusas y chinas en Siberia envían a EEUU y a sus aliados el mensaje de que Mackinder sigue teniendo razón: entre Kaliningrado y Shanghai, la Isla Mundo está sólidamente en manos de Moscú y Pekín. Leer más…

STEVEN PINKER, EL DEFENSOR DE LA ILUSTRACIÓN

Después de dos siglos y medio, la Ilustración ha demostrado que funciona, posibilitando que, a través del conocimiento, se haya favorecido el florecimiento humano

Me atrevería a decir que ‘En defensa de la Ilustración’ está llamada a ser una obra sumamente relevante en el ámbito del conocimiento económico, pese a no estar escrita por un economista, sino por un especialista en ciencia cognitiva, Steven Pinker, profesor de la Universidad de Harvard. También aventuraría el pronóstico de que no gozará del entusiasmo dispensado a otros textos, aparecidos en los últimos años, centrados en la crítica a las deficiencias observadas en los sistemas económicos imperantes en los países occidentales desarrollados. No cabe esperar un gran respaldo de una comunidad como la de los intelectuales, a la que no se dirigen precisamente grandes halagos: «los intelectuales que se llaman a sí mismos ‘progresistas’ en realidad odian el progreso. No es que odien los frutos del progreso [de los que disfrutan]… Lo que exaspera a los intelectualoides es la idea de progreso: la creencia ilustrada en que nuestra comprensión del mundo puede mejorar la condición humana».

A diferencia de tales evaluaciones demoledoras y, en algunos casos, apocalípticas, el propósito declarado de la obra del profesor Pinker es desmontar la ‘oscura visión’ de que vivimos en un mundo lúgubre. Esa visión es, según él, no simplemente errónea, sino completamente errónea.

La Ilustración, identificada con los ideales de la razón, la ciencia, el humanismo y el progreso, halló pronto en su camino la oposición de corrientes contrarias. Para Pinker parece una locura que, en pleno siglo XXI, los ideales anti-Ilustración sigan encontrándose presentes en una inusitada gama de movimientos culturales e intelectuales de las élites, además de en sectores como los del fundamentalismo religioso, el nacionalismo, el populismo, y las ideologías políticas de izquierda y de derecha, convertidas en religiones seculares.

La civilización moderna, según algunas tesis influyentes, está en un proceso de declive y camina hacia el colapso. El grueso del libro va dedicado a refutar ese dictamen, sin limitarse a una línea argumental en un plano meramente dialéctico. Su autor parte de exponer algunas de las causas que llevan a alimentar las visiones más pesimistas, entre las que señala la naturaleza de las informaciones que se difunden (las noticias conciernen a las cosas que ocurren, no a las que no ocurren).

Pinker se pregunta qué es el progreso y plantea una serie de dimensiones para su identificación, sobre la base de considerar que la vida es preferible a la muerte; la salud, a la enfermedad; el sustento, a la penuria; la abundancia, a la pobreza; la paz, a la guerra; la seguridad, al peligro; la libertad, a la tiranía; la igualdad de derechos, a la discriminación; la alfabetización, al analfabetismo; el conocimiento, a la ignorancia; la inteligencia, a la torpeza; la felicidad, al sufrimiento; las oportunidades de disfrutar de la familia, los amigos, la cultura y la naturaleza, al trabajo penoso y la monotonía. Dado que todos estos aspectos pueden ser objeto de medición, si se pudiese demostrar que los atributos preferidos han aumentado o mejorado a lo largo del tiempo, habría que concluir que ha habido progreso.

Su defensa de los logros y resultados de la Ilustración se basa, pues, en datos. Apoyándose en una amplia batería de indicadores socioeconómicos nos ilustra documentadamente acerca de cómo han evolucionado los principales elementos que definen el bienestar de las personas. Éstas son algunas de las conclusiones obtenidas:

I. Sea cual sea la edad de una persona, tiene por delante muchos más años de vida, y en mejores condiciones de salud, que las personas de la misma edad en décadas y siglos anteriores.

II. Más de 5.000 millones de vidas han sido salvadas, históricamente, gracias a los descubrimientos científicos.

III. De los 70 millones de personas que murieron en las mayores hambrunas del siglo XX, el 80% fueron víctimas de colectivizaciones forzadas de regímenes comunistas, de confiscaciones punitivas, y de la planificación central totalitaria.

IV. En 1800, un 95% de la población mundial vivía en una situación de extrema pobreza; hoy, la cifra es de un 10%.

V. La desigualdad económica ha aumentado en los últimos años (dentro de los países), pero todo el mundo (en promedio) es hoy más rico. Un aumento de la desigualdad no es necesariamente malo, ni una disminución necesariamente buena.

VI. Los problemas medioambientales tienen solución, a partir de un conocimiento adecuado y de las medidas apropiadas. No se han cumplido algunas profecías catastrofistas, pero existe un problema primordial asociado a las emisiones de CO2.

VII. Pese a los conflictos bélicos subsistentes, el número de víctimas ha disminuido notoriamente, y ha cambiado la percepción social de la guerra.

VIII. Se constata una disminución de las personas fallecidas como consecuencia de distintos eventos relacionados con la seguridad.

IX. Aun cuando sus efectos son menores en comparación con otros riesgos, el terrorismo logra crear un clima de pánico, amplificado por su alcance mediático. La graduación de la reacción ante este fenómeno es clave.

X. En 1971 existían en el mundo 31 países democráticos; en 2015, 103. No obstante, desarrollos recientes muestran la fragilidad de algunos esquemas democráticos.

XI. Los derechos de las mujeres y de la minorías continúan avanzando.

XII. La alfabetización sigue progresando en el mundo.

XIII. La combinación de una semana laboral más corta, un mayor tiempo de ocio retribuido y un retiro más prolongado hace que la fracción de la vida de una persona dedicada al trabajo haya caído un 25% desde 1960.

XIV. El análisis estadístico revela una asociación positiva entre el nivel de riqueza de un país y el grado de felicidad de sus habitantes.

XV. De las amenazas existenciales que angustian a la humanidad, aunque algunas son infundadas, otras son perceptibles, en particular la de la guerra nuclear, lo que exige la adopción de medidas.

Después de dos siglos y medio, la Ilustración ha demostrado que funciona, posibilitando que, a través del conocimiento, se haya favorecido el florecimiento humano. Subsiste un amplio elenco de problemas, pero el progreso no es una utopía y existe margen para continuarlo. Para Pinker, es momento de defender las ideas de la Ilustración frente a nutridas huestes de enemigos, algunos de ellos sorprendentes. Su obra no es sólo una instructiva apología de la razón y del saber, sino también una impresionante fuente de conocimiento.

26.09.2018. Diario Sur de Málaga

 

En defensa de la Ilustración. Índice

Gibraltar, el Brexit y España

Preámbulo, por Rafael Vidal

No nos engañemos, Gibraltar solamente será español por las fuerza de las armas, tal vez no es una confrontación directa, pero sí en una situación de debilidad política, económica y militar del Reino Unido, que obligue, para ceder ante la presión internacional, restituir a España el trozo que arteramente le arrebató, pero que no se da en la actualidad.

Durante años he sido un observador de Gibraltar, desde mis tiempos de comandante al mando de la sección de Información del Estado Mayor del Gobierno Militar del Campo de Gibraltar, encargándoseme por la dirección de la Revista Ejército, que colaborara en un documento que sobre la colonia británica, se iba a elaborar, siendo los otros dos ponentes, dos verdaderos expertos en el tema, el general Uxó Palasí y el contralmirante Salgado Alba.

Que puede descargarse en el siguiente enlace:

Documento Gibraltar. Páginas 40 en adelante

Este documento sirvió de base para las conversaciones bilaterales que todos los gobiernos españoles han intentado para el tema irredento de la colonia.

Posteriormente toqué diversas veces el tema y sobre 2010, en una conferencia pronunciada en Huesca, sobre la situación en aquel momento de Gibraltar, durante el Gobierno del Presidente José Luis Rodríguez Zapatero, durante el cual y gracias a su gestión, proporcionó cientos de miles de líneas telefónicas a la colonia, que se convirtió en el primer centro de juego on line del mundo, preeminencia que creo aún ostenta y que constituye caso la cuarta parte del PIB de la Roca. Posteriormente estas líneas fueron disminuidas, pero todos recordarán  el tema del “cable submarino”, que obvió ese déficit y que hoy es en el que se basa gran parte de su economía.

No he seguido estudiando el tema, aunque participé en un curso de verano de la Universidad de Málaga en Marbella, hace unos años.

El que verdaderamente ha seguido visualizando la colonia es mi buen amigo y compañero, el capitán de navío, retirado como yo, Ángel Liberal Fernández, el cual recientemente ha publicado en el blog del general Dávila, un columna, la cual merece ser reproducida en su integridad:

Gibraltar y el Brexit: La Royal Navy envía dos Avisos para Navegantes. Ángel Liberal Fernández, Capitán de Navío (R.)

El HMS Talent, averiado, atracado en el muelle Z de Gibraltar

En estos tiempos de tribulación que padecemos, con tantos mensajes confusos como recibimos, parece que los únicos que envían señales claras son los militares británicos en lo relativo a Gibraltar y el Brexit.

Mientras nosotros no conseguimos ponernos de acuerdo con el objetivo de reintegrar Gibraltar a España, la Royal Navy nos ofrece dos muestras claras de las razones por las que no está dispuesta a moverse de Gibraltar.

La vieja torre de control de Windy en primer plano con la nueva en construcción justo detrás de ella.

El primer ejemplo palpable de su interés lo ofrece la nueva torre de control que están construyendo en la meseta de punta Europa, al sur del Peñón, en el lugar conocido como Windy. Es una gran estructura en la que están invirtiendo más de dos millones de libras, tanto en el edificio como en sus equipos. Como puede verse en la fotografía parece que está destinada a sustituir a la otra torre (anexa por su fachada sur), que tiene más de 25 años de antigüedad. Su misión será la de conocer en todo momento el tráfico de superficie por el Estrecho de Gibraltar y, muy importante, obtener Inteligencia visual, optrónica, radar y electrónica de toda cuanta plataforma, civil o militar, entre en su radio de acción, sin olvidar las comunicaciones a cuya interceptación dedican muchos de sus afanes. Los trabajos en la nueva torre están muy avanzados y puede suponerse que su aspecto será espectacular mostrando un decidido afán de permanencia.

El siguiente ejemplo, también visible este mes de septiembre, lo constituye la presencia del submarino nuclear HMS Talent (con un amplio historial de averías) de la misma clase que el infortunado HMS Tireless y bastante más antiguo que el HMS Ambush, también de triste recuerdo en el Estrecho.

El caso es que las autoridades de la Royal Navy, en lo que pareció todo un detalle de aprecio hacia la población de Gibraltar, decidieron que el HMS Talent entrase en ese puerto el día 8 de septiembre para –según dijeron- estar presente en los actos conmemorativos del denominado día nacional de Gibraltar que se celebra el día 10. Así fue, y muy celebrado y agradecido en la localidad. Lo malo es que once días después, el submarino seguía en puerto, junto con un movimiento inusual de grandes aviones de la RAF que han transportado personal y material. En realidad, el «detalle» de la Royal Navy fue colarle a la población local el enésimo submarino nuclear averiado. Por lo que se ve, los británicos necesitan esta base –lejos de la metrópoli- para poder hacer reparaciones de emergencia a sus submarinos nucleares porque se averían más de lo que sería prudente.

Y a todo esto tenemos a los políticos españoles de la Comarca – a diestra y siniestra- compitiendo a ver quién es el que consigue – a cuenta del Brexit- mayores favores para Gibraltar y para esa cifra incógnita tan importante como es la de los que se dicen trabajadores españoles en Gibraltar. Su cifra real probablemente nuestras autoridades la desconocen pues no se ha publicado ni se sabe que exista un censo oficial español que ofrezca un mínimo de garantía, sólo se manejan las cifras que proporciona Gibraltar.

Así tenemos a nuestras autoridades otorgando la máxima prioridad al bienestar de una cifra desconocida de trabajadores españoles que, casualmente, son los que hacen posible la supervivencia de la economía de Gibraltar y por ende, la de la base militar con sus submarinos nucleares y demás recursos como los de Inteligencia.

El bienestar de los nuestros es tan importante que incluso las autoridades de Gibraltar y las británicas (algo asombroso) no dejan de repetir su interés por ellos, naturalmente junto con el bienestar  -suponemos que bastante más alto- de los habitantes del Peñón.

Habilidad que tienen para manejar  a los españoles como rehenes con los que conseguir garantías sobre la fluidez del tránsito por la verja, absolutamente vital para la supervivencia de la colonia e incluso, de la industria turística local. En su trabajo cuentan con la valiosa colaboración de unos periodistas y significados políticos de la izquierda parlamentaria española reconvertidos, algunos de ellos, en algo así como asesores del denominado ministro principal.

Si la situación está evolucionando como se ha publicado, no nos extraña lo exultante que están las autoridades llanitas pues, según parece, los cuidados con que –durante años- han tratado a sus asesores finalmente dan sus frutos.

Los españoles que trabajan en Gibraltar los cifran en unas 8.000 personas. Todas ellas serán muy importantes –sobre todo los asesores- pero no creo que sean menos importantes que las más de 200.000 personas que viven en el arco de la bahía de Algecirasy que, debido a la colonia británica, se ven obligadas a asumir unos riesgos que no les corresponden. Dicho sea esto sin entrar en el resto de las importantes consecuencias negativas que tiene para España la presencia de este como de cualquier parásito, como apuntó una de nuestras autoridades.

Paradojas de una política –principalmente de izquierdas pero también de derechas- interesada en mantener la presencia de una base militar colonial extranjera en nuestro territorio y que –aparentemente- se queda tan tranquila como si no hubiese alternativas que ofrecer a quienes atraviesan la verja a diario. Mucho «bienestar» deben recibir unos y otros. Hasta es posible que alguno de estos políticos españoles no sepa que Gibraltar es una base militar desde la verja hasta punta Europa, de la costa de levante a la de poniente, en la superficie y en el interior del Peñón así como en las aguas españolas que lo rodean.

Ángel Liberal Fernández, Capitán de Navío (R.)

Blog: generaldavila.com 

22 septiembre 2018

Buen amigo también, al que conozco desde hace muchos años, cuando de novio galanteaba a su actual mujer que vivía enfrente de mis suegros con sus padres, se encuentra el senador Joaquín L. Ramírez, el cual semanalmente acude a su cita con la prensa, en el diario Sur de Málaga, para exponer alguna cuestión de actualidad, nacional o internacional. Esta semana, lo hace con un sugestivo tema, el del Brexit y Gibraltar. Los reproducimos íntegro, al margen de algunas afirmaciones de tipo político, ante las cuales el Foro para la Paz en el Mediterráneo, no se posiciona, aceptando cualquier pluralidad:

May

El nuevo régimen no deja de traernos nuevas. La frustrante salida del Reino Unido de la Unión Europea da para mucho, es un adiós largo y sostenido, una despedida en la puerta que no llega a darse por finalizada. Finalmente, la propuesta de Theresa May para el ‘Brexit’ no ha sido aceptada «porque el marco ofrecido para la cooperación económica no funcionará».

No es posible evitar echar la vista atrás y ver con nitidez al entonces premier Cameron al frente, con su votación sobre la posible independencia de Escocia. Aquellos días en los que, con el alma en vilo, muchos entonaron un gran «¡uy!» de alivio, casi descreídos y por los pelos. Después llegó el referéndum del ‘Brexit’ y la suerte ya no pudo más. David Cameron tiene un sitio en la historia, sin duda, aunque ello lo será por aquellos años en que los británicos ‘vivieron peligrosamente’, se arrimaron a la hoguera y salieron chamuscados. Por eso, por esos riesgos y por caer ante ellos, este político londinense educado en Oxford lleva aureola de adolescente sempiterno y dirigente irresponsable. Difícil será que alguna vez pueda sacudirse esa etiqueta con la que es reconocido por la mayoría de sus compatriotas y algunos muchos otros voluntarios. Hoy el Reino Unido, como en un sueño largo e insistente del que cuesta despertar, vive intensamente los inconvenientes de un divorcio indeseable para todos.

May, disciplinada hasta el desconcierto, cumple a rajatabla un mandato que hoy seguramente no se mantendría si se volviese a preguntar. Con ciego orgullo, Gran Bretaña cierra su tormentosa membresía en la UE y, aun sabiéndose perjudicada, mantendrá fijo el timón. Los británicos se saben iguales pero se sueñan diferentes y dar este paso forma parte de esa diferencia que duele, pero que hay que pagar.

Tres escollos separan estas negociaciones de su cierre definitivo: la frontera entre las dos irlandas, la verja de Gibraltar y el plan de cooperación económica de RU con la UE, a partir de la ruptura jurídica. En breves fechas, Irlanda del Norte estará fuera de la Unión e Irlanda del Sur dentro. Por los antecedentes históricos y por la realidad presente es perfectamente comprensible esta preocupación, ha costado mucho llegar a esta normalidad de hoy y a la ausencia de obstáculos -ya no hay vallas-, no se puede volver atrás. De otra parte, Gibraltar es un problema, aunque menor -no nos engañemos-. La Roca es un asunto de orgullos y soberbias y su correspondencia. Al lema de «ni un paso atrás», los británicos ni sueltan ni ceden en esa ignominiosa bota puesta en la península, en España. Ni siquiera aquella imaginativa propuesta -algo insatisfactoria- de la cosoberanía obtuvo finalmente el plácet de esta potencia extemporáneamente acoplada en el territorio de una nación aliada y ‘amiga’. Objetivamente, la aplicación del ‘Brexit’, de cualquier programa o plan del ‘Brexit’, es un incomodo grande para los habitantes de Gibraltar, una pérdida de posición y derechos. Pero si Borrell culmina su aparente desinterés con un abandono de la posición de España, aparte de desertar de su obligación y dignidad, acabará por prestar un nefasto servicio histórico a los españoles pasados, presentes y futuros. Si esta actitud, que se sospecha del actual titular de Exteriores, se confirma, ciertamente Borrell acabará por decepcionar a tantos que en su día pusimos esperanzas en él. Y lo que es peor, la actuación tabernaria británica de abuso pirata y chuleo infundado se cronificará aún más y por una temporada indefinida.

Finalmente, el llamado plan de cooperación económica, aunque largo, detallado y complejo, tendrá una solución técnica que, probablemente, será hallada y rubricada. De Irlanda y Gibraltar, aunque aún no se diga, la palabra moratoria puede acabar por surgir y, con condiciones concretas temporales, aplicarse en ambos casos. En fin, tenemos ‘Brexit’, todos pierden y nadie gana. Europa tiene un gran problema de pragmatismo y de valentía, es muy difícil ser la primera potencia del mundo con estas actitudes o ausencia de ellas, mientras otros países y sus socios encuentran su camino, compiten y crecen. El sueño europeo todavía no se desvanece, pero vivimos días de pulso débil y todo tipo de interrogantes acerca del futuro. Merkel, quizá Macron… De Sánchez ni hablamos.

23.09.2018. Diario Sur

Reconsideración sobre el BREXIT

24.092018. El Español. Corbyn defendería un segundo referéndum sobre el ‘brexit’ si lo piden sus bases

May estudia convocar elecciones anticipadas en noviembre.

24.09.2018. El Español. May, al borde del abismo; Corbyn empujado a otro referéndum

May estudia convocar elecciones anticipadas en noviembre.