Siete días en Política Exterior

Europeización y aislamiento del independentismo en el 1-O, Carlos Carnicero

El aniversario del 1 de octubre deja en Europa dos claves: se ha europeizado la discusión sobre Cataluña, pero sus apoyos siguen siendo marginales, a pesar de sus victorias judiciales en Alemania y Bélgica. Leer más…

Brexit: ¿quién cederá antes?, Peter Kellner

Las negociaciones no marchan bien. El lenguaje duro no ayuda, pero no son la causa del enfrentamiento. A menos que alguien sacrifique algunas de sus líneas rojas, la posibilidad de no llegar a un acuerdo es cada vez mayor. Leer más…

Consultas ciudadanas para impulsar la UE, Política Exterior

La idea de fondo es que, a través de mecanismos participativos sin carácter vinculante, sería posible revertir la apatía que se ha adueñado de las elecciones europeas con el paso del tiempo. Con todo, la iniciativa no está exenta de problemas. Leer más…

¿Es la industria de defensa estratégica para España?, Agenda de Política Exterior

La polémica en torno a la venta de armamento español a Arabia Saudí, que podría estar cometiendo crímenes de guerra en Yemen, ha puesto el foco sobre el comercio de armas en particular y la industria de la defensa en general. Leer más…

#ISPE: Amazon en la mira de Bruselas

Tras imponer una multa millonaria a Google, la comisaria de Competencia de la Unión Europea, Margrethe Vestager, ha anunciado una investigación preliminar contra Amazon por supuestos abusos de posición dominante. Leer más…

Tratado de 1868: Los cimientos de la amistad Japón-España

Cadena SER

Con fecha 20 de septiembre de 2018 se ha suscrito el Convenio entre el Ministerio
de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación y la Embajada de Japón en
España, para la coedición de la obra: «Tratado de 1868: Los cimientos de la amistad
Japón-España».
En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 48.8 de la Ley 40/2015, de 1 de
octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público, y una vez que ha sido inscrito en el
Registro Electrónico Estatal de Órganos e Instrumentos de Cooperación del Sector
Público Estatal, procede la publicación en el «Boletín Oficial del Estado» de dicho
convenio, cuyo texto figura como anexo a esta resolución.
Madrid, 24 de septiembre de 2018.–El Secretario General Técnico, José María Muriel
Palomino.

Resolución de 24 de septiembre de 2018, de la Secretaría General Técnica, por la que se publica el Convenio con la Embajada de Japón en España, para la coedición de la obra: «Tratado de 1868: Los cimientos de la amistad Japón-España».

Consultas ciudadanas para impulsar la UE

 

Las elecciones al Parlamento Europeo se aproximan y, con ellas, la necesidad de presentar proyectos que acerquen “Bruselas” a los votantes en los 28 Estados miembros. Uno de los más destacados es el de las consultas populares, propuesto por el presidente francés Emmanuel Macron y adoptado junto a la canciller alemana Angela Merkel en la última cumbre del Consejo Europeo en 2017.

Los ciudadanos de la Unión Europea pudieron participar en un programa de este tipo en verano, cuando la Comisión Europea realizó una consulta sobre la posibilidad de acabar con el cambio de horario en invierno. La consulta fue apoyada mayoritariamente –más del 80% de los 4,6 millones de votantes–, por lo que Jean-Claude Juncker ha llamado a suprimir el cambio de horario (en España, no obstante, esta propuesta podría llevar a adoptar el horario de invierno a lo largo del año entero).

La idea de fondo es que, a través de mecanismos participativos sin carácter vinculante, sería posible revertir la apatía que se ha adueñado de las elecciones europeas con el paso del tiempo. Los comicios de 2014 fueron los primeros, desde su inicio en 1979, en los que la participación no descendió. De cara a 2019, existe la esperanza de que ante los varapalos recibidos en 2016 –con el Brexit y la elección de Donald Trump, que no ha dudado en tildar a la Unión como un “rival”–, los defensores de la UE se sientan con más ganas de acudir a las urnas e intentar paliar su déficit democrático.

02.10.2018. Política Exterior

El Foro para la Paz en el Mediterráneo y CIFAL-Málaga UNITAR

De izda a dcha: Rafael Vidal, Arturo Rodríguez Menéndez y Javier Such. Tres artífices del éxito

Unicaja Banco reafirma su alianza con el centro Cifal de la ONU en Málaga

Firma un convenio para ofrecer apoyo a las políticas de inclusión financiera y desarrollo sostenible

29.09.2018. La Opinión de Málaga. Leer más

Unicaja Banco firma un acuerdo con la sede de Cifal en Málaga para fomentar políticas de desarrollo sostenible

28.09.2018. Diario Sur. Leer más

Málaga divulgará los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la recién inaugurada oficina de Cifal

28.09.2018. Europa Press. Leer más

Palabras del Director del Foro para la Paz en el Mediterráneo en su toma de posesión:

Sr. alcalde de Málaga, autoridades de las Naciones Unidas, compañeros del Comité, señoras y señores. Soy Rafael Vidal Delgado, coronel de artillería y diplomado de estado mayor, aparte de doctor en geografía e historia por la Universidad de Granada.

Es un honor para mí formar parte de este elenco de personalidades y doy las gracias a quienes me han designado. Creo que en todos los comités de estas características, así como otros consejos asesores de instituciones nacionales e internacionales, debe tener un militar, porque nosotros podemos aportar puntos de vista novedosos en ellos, primero porque los soldados somos personas de paz, precisamente porque conocemos los horrores de la guerra y siendo el poder coercitivo de los Estados y de las Alianzas, queremos salvaguardar la paz y si es necesario imponerla y posteriormente mantenerla.

Conocemos las amenazas a que se enfrentan los países civilizados y por tanto podemos aportar nuestros conocimientos para que en los proyectos que s epongan en marcha, desde el CIFAL de Málaga, se tengan en cuenta.

Además somos expertos en planeamiento, personalmente me he pasado más de cuarenta años en tareas de planificación táctica, estratégica y organizacional, dando con ello un horizonte al planeamiento, pero además tenemos intrínseco en nosotros el llamado “Método de Planeamiento”, mediante el cual podemos llegar a un escenario futuro, con las hipótesis más probables y peligrosas.

Desde 1992 entré en el mundo de la seguridad, tanto pública, como privada, así como en la protección de las Infraestructuras Críticas, siendo una de ellas el agua y el África necesita urgentemente la atención sobre este recurso esencial, haciendo un ciclo del agua sostenible, integrado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por ello sugiero que aportemos nuestros conocimientos en diseñar sistema de abastecimiento, saneamiento y reutilización de aguas. La visión del lago Chad en la actualidad, nos está indicando que el urgente esta acción.

Al ser director del Foro para la Paz en el Mediterráneo, aportamos al CIFAL, el conjunto de expertos, compuesto de profesores universitarios y profesionales de distintos sectores, formando un conjunto multidisciplinar para poder abordar cualquier problema complejo.

Por último reitero mi agradecimiento, que se haya visto en este veterano coronel, la posibilidad de aportar beneficios a la nueva e ilusionadora tarea de las Naciones Unidas en Málaga.

Muchas gracias

COMITÉ CIENTÍFICO

Entran a formar parte del comité científico:

  1. Taleb Rifai, diplomático, ex-secretario general de la Organización Mundial de Turismo de la ONU.
  2. Rafael Vidal Delgado, director del Foro por la Paz en el Mediterráneo.
  3. Mª del Carmen García Peña, directora Gerente de la Fundación Ciedes.
  4. Alejandra Gómez Céspedes, profesora y ex Coordinadora Oficina contra la Droga y el Crimen Organizado de la ONU (UNODC).
  5. Carola García-Calvo, investigadora principal del Real Instituto Elcano.
  6. Kenneth Pennintong, ex-Superintendete Jefe de la Policía de Irlanda del Norte.
  7. María Jesús Herrera Ceballos, jefa de Misión de la Organización Internacional para las migraciones de la ONU.
  8. Beatriz Becerra Basterrechea, europarlamentaria.
  9. Mohamed Boudra, co Presidente de la Asamblea de Autoridades locales y Regionales del Mediterráneo (Arlem) y alcalde de Alhucemas.
  10. Antonio Lucas García, director CIFAL Madrid.
  11. José Manuel Domínguez Martínez, director general secretaria técnica Unicaja.
  12. Magdalena Martínez, catedrática de derecho internacional de la UMA.
  13. Juan José Escobar Stemmann, embajador de España en Iraq.
  14. Martiza Formisano, consultora de Naciones Unidas.
  15. José Luis Serrano, comisario Principal Jefe de Servicio  del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).
  16. Nathalie Hadj, cónsul honoraria de Francia en Málaga.
  17. Daria Paprocka, analista política de la OSCE, ex coordinadora programas Agencias ONU.

01.10.2018. Vida Económica. CIFAL Málaga inaugura su oficina en la capital Esta nueva oficina del Centro Internacional de Formación de Autoridades y Líderes de las Naciones Unidas CIFAL Málaga, inaugurada el pasado viernes está ubicada en la Casita del Jardinero, en la avenida de Cervantes

Lehman Brothers y la crisis financiera: cuando la vida nos da una segunda oportunidad

(Publicado en iAhorro el 2 de octubre de 2018)

“If we do not learn from history, we are unlikely to fully recover from it” (“Final Report of the National Commission on the Causes of the Financial and Economic Crisis in the United States”, 2011)

Es célebre el desencuentro entre Karl Popper y Ludwig Wittgenstein acaecido en una fecha tan lejana como el 25 de octubre de 1946 en el Club de Ciencia Moral de la Universidad de Cambridge, presidido por el segundo, en un debate sobre filosofía ante la mirada atónita de una treintena de espectadores.

En un momento de la acalorada discusión, Wittgenstein cogió el atizador de la chimenea y, al parecer, amenazó a Popper. Mario Vargas Llosa cita en “La llamada de la tribu” (Alfaguara, 2018), en relación con este episodio, el libro “Wittgenstein´s poker” (“El atizador de Wittgenstein”), de David Edmonds y John Eidinow. Estos periodistas culturales de la BBC, tras un concienzudo estudio, llegaron a la conclusión de que nunca se sabrá con certeza qué ocurrió durante aquellos diez minutos en el King´s College; es más, no es que los testimonios de los supervivientes entrevistados no coincidieran, es que a veces eran contradictorios. Todo esto lleva a Vargas Llosa (pág. 158) a destacar un problema más general: “que el componente ficticio —imaginario o literario— en la historia es tan inevitable como necesario”.

Lehman Brothers se ha convertido en “el símbolo de una crisis que afectó a todos” (Adam Tooze, «Conmemoremos el “día de Lehman”», El País, 9 de septiembre de 2018). Si es arduo saber qué realidad se esconde tras una discusión entre dos pensadores ante 30 personas, es imposible pretender conocer cuál es la verdad histórica de un fenómeno eminentemente financiero y global como el hundimiento de Lehman, cuyos efectos se han mitificado en buena medida (Hyun Song Shin, “Reflections on the Lehman collapse, 10 years later”, BIS, 15 September 2018). Con buen criterio, José Mª Roldán (“Tropezar dos veces en la misma piedra”, Expansión, 21 de septiembre de 2018), ha indicado que “incluso entre los que vivimos la crisis en primera línea parece no existir una visión clara de lo que nos ha llevado a esta situación”.

Nos encontramos con Lehman, en efecto, ante un símbolo, y atribuir significado directo a un símbolo sin tratar de desentrañar lo que de veras late tras él puede llevar a que se alcancen conclusiones y enseñanzas equivocadas, que aceleren la siguiente crisis o que, para su resolución, simplemente no valgan. Además, los grandes pánicos, como ha señalado Robert J. Shiller, aunque recurrentes, son difíciles de ser anticipados, pues se relacionan con la psicología, que, como se sabe, no es una ciencia exacta (“Roundtable: The West´s Decade of Despair”, Project Syndicate, 28 September 2018).

Con frecuencia escuchamos o leemos que el origen de la crisis se puede encontrar en las hipotecas basura, en la quiebra de Lehman Brothers y en la codicia de los banqueros, con preterición de las propias culpas y responsabilidades, individuales y colectivas. Con la parte de verdad que puede haber en aquellos tópicos, la realidad es mucho más compleja y se reflexiona poco, por ejemplo, sobre una globalización de la que todos nos beneficiamos (incluidos, con frecuencia, los detractores de la globalización), que posibilitó que un mundo interconectado no dispusiera de compartimentos estancos aptos para detener el tsunami que se nos venía encima, que arrasó particularmente a los países occidentales.

Este primer impulso de la crisis sirvió para poner de relieve las carencias de cada país. En el caso de España, los problemas de liquidez en los mercados iniciados en 2007, a los que se dio una importancia menor por nuestros representantes políticos, reventaron con virulencia, en 2008, la burbuja inmobiliaria que se formó con la participación, directa o indirecta, activa o pasiva, voluntaria o involuntaria, de una parte sustancial de las instituciones, de las autoridades y de la población.

Después vendrían los masivos impagos hipotecarios, la desaparición del modelo de las cajas de ahorros, los ataques especulativos contra la deuda pública española e italiana, la “reforma exprés” de nuestra Constitución, la amenaza de desintegración del euro, la creación de la Unión Bancaria, el auge de los populismos, el “Brexit”, el riesgo geopolítico…

Volviendo a Lehman, la cuestión principal que debieron resolver las autoridades reguladoras y supervisoras de los Estados Unidos fue si rescataban a esta entidad o la dejaban caer. Optaron por no intervenir y por someter a este banco a las reglas ordinarias de la quiebra, a diferencia de lo actuado, en ambas orillas del Atlántico, con la práctica totalidad de las instituciones financieras con problemas. La parte más sustancial de los rescates se acometió con dinero público, de los contribuyentes, y se hizo buena la máxima de que los grandes bancos son globales en vida pero nacionales en su rescate, liquidación y “muerte”.

No es de extrañar, por tanto, en un terreno propicio para la confusión entre las causas y los efectos, que la deuda de los gobiernos, las corporaciones no financieras y las familias haya crecido conjuntamente entre 2007 y 2017 en 72 billones de dólares [McKinsey Global Institute, “A decade after the global financial crisis: what has (and hasn´t) changed?”, September 2018, pág. 2].

No obstante, desde el punto de vista de la deuda pública, al coste de los rescates bancarios habría que añadir para justificar este  extraordinario incremento, que nos deja prácticamente inermes ante la siguiente crisis, la menor recaudación fiscal, los mayores desembolsos para cubrir prestaciones de desempleo, el inexorable proceso de envejecimiento de la población occidental y el aumento de las cantidades destinadas a las pensiones y sanidad…

El sistema financiero mundial, bajo los auspicios del G-20, se ha transformado en esta década. Los bancos se han recapitalizado, aunque, en general, no han recuperado el nivel de rentabilidad necesario en un escenario de tipos de interés cercanos a cero o negativos, de transformación digital y de aparición de nuevos competidores mucho más livianos y con mejor reputación entre los potenciales clientes. Se han reforzado la regulación y la supervisión, aunque viene al caso recordar que la transformación digital como aceleradora de la innovación financiera ofrece efectos positivos al mismo tiempo que potencialmente negativos, pues, como nos recordó Timothy F. Geithner (“Stress Test. Reflections on financial crises”, Random House Business Books, 2014, pág. 512), la regulación financiera siempre irá por detrás de la innovación financiera (“Financial regulation will never keep up with financial innovation, but regulators should regard it as a constant challenge, and keep at it”).

La Presidenta del Mecanismo Único de Supervisión del Banco Central Europeo refirió en fecha reciente que los bancos europeos deben aprovechar la época de estabilidad o bonanza para llegar a la siguiente crisis (porque antes o después indefectiblemente habrá otra) liberados de la carga de la crisis anterior (“Interview with Danièle Nouy, Chair of the Supervisory Board of the ECB, conducted by Inguna Ukenabele”, 5 September 2018).

¿Dónde se encuentran los riesgos que pueden desatar la siguiente crisis? Las opiniones son variadas: en el exceso de deuda pública y privada, en el mercado inmobiliario, en la banca en la sombra…

¿Qué pueden hacer los particulares para tratar de llegar bien posicionados a este momento? Reducir su deuda y disponer de dinero suficiente para pagar la hipoteca y no tener que vender las acciones y bonos cuando estén a su precio más bajo, es la fórmula propuesta por Teresa Ghilarducci (“Roundtable: The West´s Decade of Despair”, Project Syndicate, 28 September 2018), que, en general, nos parece acertada, y deja entrever los mecanismos psicológicos apuntados por Shiller.

Entretanto, sin necesidad de saber qué ocurrió exactamente hace diez años en aquellos estremecedores días de septiembre, celebremos que, a veces, la vida da una segunda oportunidad, y que las profecías no siempre terminan cumpliéndose.