El Tribunal Supremo desestima la medida cautelarísima solicitada por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos para instar a Sanidad a proveer en 24 horas de medidas de protección a todos los centros sanitarios

miércoles, 25 de marzo de 2020

El Tribunal Supremo desestima la medida cautelarísima solicitada por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos para instar a Sanidad a proveer en 24 horas de medidas de protección a todos los centros sanitarios

El alto tribunal señala que son notorias las manifestaciones de responsables públicos insistiendo en que se están desplegando toda suerte de iniciativas para satisfacer esa petición

Autor

Comunicación Poder Judicial

La Sala Tercera, de lo Contencioso-Administrativo, del Tribunal Supremo ha denegado hoy la medida cautelarísima solicitada por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos para que se instará al Ministerio de Sanidad a proveer en el plazo de 24 horas a todos los centros sanitarios nacionales públicos y privados de una serie de medidas de protección.

El Supremo destaca en primer lugar que la CESM no precisa en su escrito contra qué actuación de la Administración se dirige y frente a la cual considera que sería imprescindible la medida cautelarísima que se reclama. Ademas, subraya que invoca preceptos de la Ley reguladora del proceso laboral y las medidas que piden se refieren al Ministerio de Sanidad. Ello normalmente obligaría a pedir al recurrente una subsanación de su escrito antes de estudiar su petición, pero en las circunstancias excepcionales actuales el alto tribunal entra en el análisis de la medida cautelarísima reclamada y señala que «no se dan los presupuestos necesarios para acordar la medida positiva, esto es, previa al proceso y sin audiencia de la Administración frente a la que se solicita».

El auto indica que «la Sala es consciente de la emergencia en que nos encontramos y también de la labor decisiva que para afrontarla están realizando especialmente los profesionales sanitarios. Tampoco desconoce que deben contar con todos los medios necesarios para que la debida atención a los pacientes que están prestando de forma abnegada no ponga en riesgo su propia salud, ni la de las personas con las que mantengan contacto. Y coincide en que se han de hacer cuantos esfuerzos sean posibles para que cuenten con ellos».

«Sucede, sin embargo -agrega el auto-, que no consta ninguna actuación contraria a esa exigencia evidente y sí son notorias las manifestaciones de los responsables públicos insistiendo en que se están desplegando toda suerte de iniciativas para satisfacerla. En estas circunstancias, como hemos dicho, no hay fundamento que justifique la adopción de las medidas provisionalísimas indicadas. Es decir, no se han traído a las actuaciones elementos judicialmente asequibles, los únicos que cabe considerar en el proceso, en cuya virtud deban acordarse sin oír a la Administración».

El tribunal concluye que procede, en consecuencia, denegar la solicitud y acordar que, previa la interposición del correspondiente recurso contencioso-administrativo por parte de CESM, se tramite la pieza ordinaria de medidas cautelares conforme a los artículos 129 y siguientes de la Ley de la Jurisdicción (en la que sí se pide informe a la Administración que sea demandada) en cuyo seno la Sala considera que podrá pronunciarse ya con conocimiento de todos los extremos precisos.

http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Poder-Judicial/Tribunal-Supremo/Noticias-Judiciales/El-Tribunal-Supremo-desestima-la-medida-cautelarisima-solicitada-por-la-Confederacion-Estatal-de-Sindicatos-Medicos-para-instar-a-Sanidad-a-proveer-en-24-horas-de-medidas-de-proteccion-a-todos-los-centros-sanitarios

FONDOS SOBERANOS: ENTRE LA NECESIDAD Y LA RAZÓN DE ESTADO, por José María López Jiménez y Daniel Coronas Valle (en el marco de la pandemia del COVID-19)

China aprovechó el pánico de los “mercados” por el coronavirus y compró acciones de empresas a precios regalados

China se convirtió en el accionista mayoritario de las empresas radicadas en el país por europeos y estadounidenses. Xi Jinping aprovechó el pánico de los “mercados” por el coronavirus y cuando el precio de las acciones cayó por debajo del límite permitido, ordenó comprarlas. Los “tiburones financieros” de Estados Unidos y de Europa se dieron cuenta de que habían sido engañados pero ya era demasiado tarde, según publica el Heraldo de Baja California en una nota que titula “Operación Jaque Mate”.

18.03.2020. elciudadanoa.com. Operación Jaque Mate: ¿Cómo China burló al mercado sacando provecho del coronavirus? Mientras comienzan a hundirse las economías de los países donde la pandemia se expande, el gigante asiático muestra signos de una incipiente recuperación, que seguramente se consolidará a medida que disminuyan los nuevos casos

Ante estas noticias, tal vez «no solventes», debemos recurrir a expertos, de los que gracias a Dios, el Foro para la Paz en el Mediterráneo tiene bastantes y muy buenos, entre ellos José María López Jiménez y Daniel Coronas Valle, el cual en 2013 y en Boletín del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), publicaron una investigación, que puede dar luz a lo que está acaeciendo estos días,, en donde a causa de la pandemia del COVID-19 los movimientos de las acciones se hacen difíciles de seguir, sin conocerse quién puede estar aprovechándose de esta situación, que como es lógico es temporal

Documento de Opinión 35/2013. Los fondos soberanos son protagonistas relevantes de la economía mundial de nuestros días, pero es necesario que actúen con sujeción a normas. Su desempeño debe ser transparente. Simultáneamente, su relación con la deuda soberana y con compañías estratégicas del sector privado debe ser analizada. Emerge un nuevo concepto, el de «riesgos financieros para la soberanía».

La sociedad civil tiene el deber de educar a la clase política

 

30.08.2020. Vocento. La sociedad civil tiene el deber de educar a la clase política

Entrevista realizada por César Coca

Los políticos que merecemos

– Muchos aseguran que no nos merecemos los políticos que tenemos, pero ¿no sabemos a quién votamos? ¿Nos dejamos engañar por la cara amable de los carteles electorales?

– Creo que la mayor parte de la gente vota sin entusiasmo, pero no se deja engañar, como sugiere la pregunta, sino que vota a lo que imagina que es lo preferible dentro de lo que hay. Incluso cuando parece que vota por meros sentimientos, utiliza bastante el sentido común. Por eso es una pena, por así decirlo, que los políticos declamen tanto y razonen tan poco; se suele esperar más de ellos. En cierto modo la sociedad civil tiene el papel, y el deber, de educar a su clase política y promover el desarrollo, en ella, precisamente de ese sentido común.