La Unión Europea y el nuevo terrorismo islamista

 

Los ataques yihadistas cometidos en Europa desde comienzos de 2015 han puesto de manifiesto que la amenaza del terrorismo islamista late en el corazón del viejo continente.La expansión del Estado Islámico (ISIS) ha incrementado el flujo de europeos que viajan a Siria e Irak para unirse a sus filas. Al menos, 30.000 combatientes procedentes de todo el mundo han hecho ya este trayecto para luchar bajo las órdenes del autoproclamado «califato». A falta de una política común, los Gobiernos de los países miembros de la Unión Europea intentan coordinar medidas de contraterrorismo . A corto plazo, el objetivo es evitar que ciudadanos europeos viajen a los territorios controlados por ISIS y vigilar a los sospechosos de haberse radicalizado, así como a los retomados. Incrementar la cooperación con los países del sur de Mediterráneo y el Sahel es otra de las prioridades . A largo plazo, sin embargo, será necesario desmontar la narrativa yihadista y promover medidas de integración de los jóvenes musulmanes que viven en Europa .

Revista UNISCI, OCTUBRE DE 2015