Ciberguerra: esta vez el objetivo es Alemania, pero mañana puede ser España

Ciberataque a Merkel y líderes políticos alemanes

Alemania ha sufrido uno de los mayores ataques informáticos de su historia, que ha afectado a cientos de políticos, incluida la canciller Angela Merkel, y a otras figuras públicas, como artistas y periodistas. El gobierno alemán dijo que se trató de un acto “grave” contra las instituciones democráticas. Los hackers, todavía no identificados, lograron publicar parte de la correspondencia de Merkel.

04.01.2019. El País

Los piratas colgaron en las redes sociales números de teléfono, fotos y conversaciones de numerosos políticos y artistas

05.01.2019. La Voz de Galicia

Ciberataque publica datos personales de figuras públicas en Alemania

La canciller Angela Merkel está entre los políticos y personalidades que han sido víctimas de los ataques informáticos en Alemania.

04.01.2019. Prensa Escrita

Ciberataques: la nueva inseguridad digital

El ataque de hackers a la red del Gobierno alemán es un acto conocido de espionaje entre países, pero además representa un nuevo riesgo digital, y hay que tomar medidas para enfrentarlo, opina Matthias von Hein.

¿Qué es seguro hoy, en la era digital? ¿Qué podría todavía ser seguro? Desde que se hizo público (el miércoles 28.02.2018) que un grupo de hackers ingresó a la red gubernamental de Alemania, cuidadosamente protegida, y durante un año copió, robó y espió información, el tema preocupa a la opinión pública. Lo que queda claro es que el juego digital del gato y el ratón ya pasó al segundo round.

En este caso, se sospecha de un grupo de hackers vinculado al servicio secreto ruso (GRU). Otra vez. Pero aún no hay pruebas fehacientes. Sin embargo, el solo hecho de que los hackers hayan podido entrar a una red gubernamental y actuar allí, aparentemente sin interés económico, hace pensar que no se trata de cibercriminales. Se trata claramente de espionaje. Y si no estamos hablando de espionaje financiero, entonces se trata de espionaje político. Más aún si se conoce, como en este caso, que el ataque se lleva a cabo empleando recursos de alta tecnología y gran cantidad de personal durante un largo tiempo.

Más información:

Hackers rusos accedieron a redes del Gobierno alemán

Sigue activo el ciberataque a la red del gobierno de Alemania

Los gobiernos son los principales objetivos del espionaje

Pero, ¿es eso una declaración de guerra cibernética? El espionaje siempre existió. Los ministerios, en especial el Ministerio de Defensa, son los principales objetivos de los servicios secretos extranjeros. Y desde que el servicio secreto estadounidense NSA realizó escuchas del teléfono móvil de la canciller alemana, Angela Merkel, sabemos además que el espionaje se lleva a cabo entre amigos. El hecho de que el servicio secreto alemán BND haya espiado conversaciones de gobiernos e instituciones europeos por encargo de la NSA desde la estación de Bad Aibling lo confirma. Pero las posibilidades de la era digital facilitan mucho más el espionaje. El último informe de la Oficina Alemana de Seguridad Informática (BSI), presenta un listado de cerca de 36 grupos de ciberespionaje activos a nivel internacional que también tienen al Gobierno alemán en la mira. Además del grupo de hackers ruso conocido como Snake, del que hasta ahora se sospecha que pudo haber perpetrado el ataque, también otros grupos están interesados en entrar a las redes gubernamentales alemanas. Entre ellos, están el grupo ATP28 o Fancy Bear, y otros llamados “Machete”, “Lotuspanda” o “Shamoon”. Nombres que indican que puede tratarse de hackers chinos e iraníes.

Tampoco debería sorprender a nadie el espionaje por parte de Rusia. Más bien debería sorprendernos que el Parlamento alemán no haya informado sobre los ataques durante dos meses. También debería ser motivo de sorpresa que instituciones alemanas sigan teniendo agujeros de seguridad –los llamados “Zero Dates”-, y lque os sigan manteniendo en secreto y permitiendo que sigan siendo el portal de entrada de nuevos ataques, en lugar de cerrarlos, lo cual haría todos los sistemas más seguros.

Algo para no olvidar: siete años después de la inauguración triunfal del Centro de Defensa contra Ciberataques, un años después de la aprobación de la Estrategia de Ciberseguridad, la red gubernamental alemana asociada entre Berlín y Bonn, desacoplada de internet, no protege verdaderamente de ataques de hackers.

Dado que en la era en que las autopistas de datos, con ramificaciones hasta en las áreas más privadas de la vida de las personas, las posibilidades de ataque son enormes y diversas, la seguridad ya no es posible. Si ahora, a través del Internet de las Cosas y la industria 4.0, el ciberespacio repleto de datos que revolotean por ahí aumenta de manera exponencial, también crecerá la vulnerabilidad. Y aunque sea sensato hacer ciudades cada vez más inteligentes para economizar recursos, la conectividad nos hace frágiles.

En 2016, la BSI alemana tuvo que llamar la atención a las operadoras de centrales hidroeléctricas acerca de que se podía ingresar a sus sistemas simplemente a través de internet.

Pensar en la ciberseguridad desde el comienzo

De esto se concluye que Alemania, justamente en vista de sus objetivos ambiciosos en el área de la industria 4.0, debe invertir mucho más en ciberseguridad. La ciberseguridad debe estar integrada a la planificación de sistemas desde el comienzo y no debe ser un elemento añadido al final del desarrollo del concepto. El fracaso de los sistemas de seguridad, es decir, el hackeo de sistemas, debe ser desde el inicio un tema central, y los sistemas deben desarrollarse de modo que puedan hacer frente a esas dificultades. Dado que tendremos que seguir viviendo con el espionaje, al menos hagamos que resulte lo más difícil posible.

Autor: Matthias von Hein (CP/ERS)

03.01.2018. DW

DW RECOMIENDA

Sigue activo el ciberataque a la red del gobierno de Alemania

AUDIOS Y VIDEOS SOBRE EL TEMA

El Ejército español del futuro

El día 13 de abril, en el Real Club Mediterráneo, organizado por la Agrupación Nacional de Legionario de Honor, “José Ortega Munilla”, con la colaboración de la Unión Nacional de Milicias Universitarias (UNAMU) y el apoyo técnico del Foro para la Paz en el Mediterráneo, tuvo lugar una conferencia sobre el Ejército del futuro, dictada por el General de Ejército, Jefe de Estado Mayor del Ejército, Francisco Javier Varela Salas.

Comenzó el general exponiendo el entorno geoestratégico en que se encuentra España, con amenazas en el este y recogidas en la carta de la OTAN, en el artículo 5, por lo que de forma coloquial se denominan como tal y otras amenazas en el sur, que en la Alianza se han venido en llamar “operaciones no artículo 5º”.

La guerra no puede entenderse, únicamente, como la convencional, protagonista de la Segunda Guerra Mundial, en la cual se enfrentan dos poderes militares en un espacio físico. Hoy aparece conjuntamente con nuevas amenazas y acompañada de actores estatales y no estatales, desarrollándose en el espacio físico, ciberespacio, ultraterrestre, etc. Las amenazas ya no son solo poderes soberanos, sino que entre ellas también se encuentra el terrorismo y el crimen organizado, por exponer algún ejemplo.

El ponente arguyó que si nos preparamos adecuadamente para la guerra convencional, que es la menos probable, estaremos preparados para los nuevos conflictos, que exigen una especialización de la fuerza militar, pero que España, como potencia media, no puede permitirse, exigiéndose una polivalencia, alcanzada a base de un exhaustivo adiestramiento de las unidades y la instrucción del personal.

La guerra vivida hasta la fecha, se conformaba en la Fuerza moviéndose por el terreno y los espacios marítimo y aéreo, siendo predominante el primero para el Ejército de Tierra, teniendo como objetivos estratégicos el desbordamiento de núcleos urbanos, buscando al ejército enemigo. Pero hoy en día, gran parte de la confrontación armada, se desarrollará dentro de las ciudades, unas grandes urbes, superpobladas, con diez, quince o veinte millones de habitantes, en donde además el escenario es confuso, porque no se sabe “quién es quién”, será disputado, con participación de ejército regular, milicias, bandas armadas, etc., con un handicap para el ejército convencional, que su operatividad queda “restringida”, porque hay cuestiones que no le están permitidas y sus errores se pagan muy alto a nivel político internacional, mientra que para los otros, es decir los “malos”, no hay ningún tipo de restricción.

Para hacer frente a esas amenazas sobre España y sus aliados, debemos contar con los medios capaces de proporcionarnos seguridad. Los recursos humanos son los que son, es decir los que fijan los representantes del pueblo, por lo que aunque parezcan escasos, es preciso racionalizarlos y obtener la mayor capacitación y excelencia.

Por ejemplo, entre los retos inmediatos habrá que estudiar una nueva normativa para el personal, que asegure “su disponibilidad” en todo momento y una racionalización de las actuales infraestructuras existentes.

Evidentemente no puede asegurarse a todo el personal militar, que tenga asegurada su permanencia en el ejército hasta los 61 años, las condiciones físicas merman con los años, por lo que es necesario, prepararlos para que a los seis, doce o que se decida, puedan incorporarse a la vida civil.

Los cometidos de las unidades del E.T. se configuran en:

  1. Misión permanente 24 horas
  2. Fuerzas en operaciones, incluyendo las que tienen como misión la “seguridad cooperativa”.
  3. Las fuerzas de reacción, como las asignadas a la OTAN, UE, Cuartel General Terrestres de Alta Disponibilidad y las de acción conjunta.
  4. Por último una parte de la Fuerza se encontraría en “preparación”

Queremos visualizar el Ejército en el horizonte de 2035, y para ello se configura a la Brigada como un Sistema de Armas y no un conjunto de carros de combate, fusileros, transmisiones, artillería, etc., sino como un conjunto que hay que adquirir, que hay que formar e instruir. Como ejemplo se pone una fragata de la Armada, no se compran cañones, direcciones de tiro, casco del barco, etc., sino que se adquiere el conjunto y cuando está terminada se entrega a la Armada para su utilización.

Se ha tomado como experimentación de la que llamamos BRIEX 2035 a la Brigada de la Legión, “Rey Alfonso XIII”.

A continuación se inició un debate en el cual entre otros, participaron el alcalde de Alhaurin de la Torre, Joaquin Villanova; el exembajador de la UNESCO en los países árabes, Francisco Carrillo y el miembro de la asociación “Bernardo de Galvéz” y académico de San Telmo, Manuel Olmedo Checa.

Se adjunta:

2018. Informe de Situación del Ejército de Tierra (por el Estado Mayor del Ejército)

Las noticias de prensa sobre el acto celebrado el 13 de abril de 2018 en Málaga:

13.04.2018 Diario Sur: Conferencia del Jefe del Estado Mayor sobre el futuro del Ejército.

14.04.2018. Europa Press

14.04.2018. Eco Diario. El Economista. El Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, Francisco Javier Varela Salas, ha asegurado que el Ejército español “está inmerso en los estudios para definir la Fuerza que precisará en el entorno del año 2035”.

 

20 Minutos. 14.04.2018. El JEME asegura que el Ejército de Tierra se está preparando para poder responder a los retos del futuro .