La sentencia del Supremo y los sucesos de Cataluña

08.10.2018 Debate sobre el nacionalismo en DEMOS 78

Los retortijones del Leviatán. Debate sobre el nacionalismo en DEMOS 78

20.10.2019. El Mundo. El cante supremo del juez Marchena.¿Imagina el escándalo que se hubiera registrado si el tribunal que juzgó a los golpistas del 23-F hubiera resuelto que todo había sido la ensoñación de un teniente coronel tronado?

_________________________________________________________________________________

18.10.2019. Jorge Hernández. Cataluña en llamas ¿No es hora de que el pueblo catalán se pregunte quién va a aprovecharse de las nueces chamuscadas de tanto árbol quemado?

__________________________________________________________________________________

11.10.2019. El País. “¡Idiotez o muerte!” La feroz burla de Charlie Hebdo al ‘procés’ catalán La revista satírica francesa dedica su portada y su editorial a criticar el independentismo del Gobierno de Puigdemont

_____________________________________________

16.10.2019. Miguel Rodríguez Ordóñez

A propósito de Montesquieu:. Os envio a Demos la referencia que adjunto.  La suscribo desde mi ignorancia jurídica pero no desde mi profunda convicción de que el momento es de especial gravedad, y para que conste que no estoy dispuesto a formar parte del cortejo de corderos que caminan en silencio hacia la desaparición de España como Nación. Desde mi atalaya radiofónica he escuchado, desde ayer hasta ahora mismo, los estremecedores llantos, literal, de catalanes de todo origen y creencias,   que cuentan lo que viven cada día en sus hogares, las escuelas de sus hijos, las escuelas donde ellos mismos intentan dar clase,, los lugares donde trabajan, los patios de vecindad, las tiendas donde compran, las calles que transitan, los sindicatos que dicen serlo y solo son difusores de la mentira nacionalista coaccionando descaradamente a sus afiliados preparando la huelga general, Todos los que he mencionados serán  fascistas de por vida si no se acomodan visiblemente a lo que les obligan a hacer o decir o, lo que es peor, asentir en silencio. Por ellos, por su sufrimiento, por sentirme en solidaridad con ellos, al estar  en primera linea y modestamente enviarles mi gratitud por defender ese atisbo de esperanza que sus actitudes y sufrimientos nos trasmiten. El alevoso y cobarde puñetazo que una escoria  propinó a una señora que llevaba una  bandera de Españar, sin que el numeroso público que presenció la escena como si fuera una película de Chuks Norris, no se lanzaran contra el agresor para detener su cobarde huida y entregarlo a la pólicia. Esto es un ejemplo mas del grado de miedo que se ha desatado en los ciudadanos. ¡Qué bien lo describió,  en pinceladas magistrales,  Bob Fosse en CABARET!.

Montesquieu era muy listo  tan listo que nos escribió, ,(escribir cartas le gustaba mucho), a los españoles  para que pudiéramos entender lo que nos pasa. Claro que para ser tan lúcido en el diagnóstico, tuvo que conocer.,en 1700 aprox. nuestro momento político de hoy., Probablemente lo hizo como feliz crononauta de la la mano de H. G. Wells. Si no es así no se comprende el profundo conocimiento que tuvo en vida de lo que pasa.hoy «en este pais».   Aparte de sus tres poderes, principios fundamentales de toda democracia que menciona J. Solado. Montesquieu decía:

. «LA LIBERTAD ES EL DERECHO A HACER LO QUE LAS LEYES PERMITEN»

«COMO EL PRINCIPIO DEL GOBIERNO DESPÓTICO ES EL TEMOR  SU OBJETIVO ES LA TRANQUILIDAD,  PERO ESO NO ES LA PAZ  QUE ES EL SILENCIO DE CIUDADES EXPUESTAS SIEMPRE A SER OCUPADAS POR EL ENEMIGO»

,  El terror pretende hacer efectivo el silencio. Ningún ser humano está obligado a ser un héroe pero lo menos que puede desear es no sentirse solo defendiendo la libertad, la suya y la mía.

https://www.elmundo.es/opinion/2019/10/16/5da604b8fc6c83df538b465a.html

Permitidme que añada una «coletilla» al último párrafo:

Y si algún día lo consiguen Cataluña  será una dictadura, como diría Montesquieu.

________________________________________________________________________________________________

Mientras, en Cataluña, actúan unos y otros iluminando el futuro imperfecto de nosotros y ellos.   La solución de ese futuro será  como el chusco anuncio fijo de los  bares  «Hoy no lo sabemos, mañana sí»  . Lean lo que dice  Ignacio Gordillo, -abogado y fiscal en excedencia-

https://www.elmundo.es/opinion/2019/10/17/5da71428fc6c836f7a8b4596.html

______________________________________________________________________________

José Soldado 18.10.2019

Los acontecimientos que se están viviendo, tras la sentencia, le ha quitado definitivamente la máscara (para los que aún creían en las sonrisas) al independentismo. Es el momento del código penal. Pero a medio o largo plazo hay que realizar reformas estructurales profundas para que el independentismo no se lleve el gato al agua: subvenciones interesadas ideológicamente, educación, presencia excesiva de la peor política.

El independizado mientras disponga de TU dinero para financiarse lo hará. Mientras pueda estabular y adoctrinar a los niños con el dinero que TÚ pagas, lo hará, mientras pueda impedir que elijas colegio para tus hijos, lo hará, mientras pueda crear redes financiadas con TU dinero y en su propio beneficio, lo hará,  mientras controle los contenidos ideológicos de los profesores, lo hará (es fácil: basta con elegir a los adecuados), lo hará porque como toda clase dirigente (el independentismo es hoy la creación de la actual clase dirigente) busca perpetuidad en el poder e  mpunidad. O sea, lo que ofrece un “estado propio” debidamente controlado por ellos.

Por eso yo creo que el problema del independentismos no una AUSENCIA del estado (que también pero sólo como ausencia de Estado de Derecho), sino un exceso de Estado que ha fagocitado las instituciones civiles que equilibran su poder.

Aquí está mi planteamiento y (aparte de perseguir los delitos, incluidos los de Torra si se acredita relación con lo que está ocurriendo) las que creo buenas soluciones:

https://foroparalapazenelmediterraneo.es/?p=14605

Ese es el problema que hay que solucionar a largo plazo.

El problema catalán tiene solución. El problema del excesivo poder de las élites políticas no la tiene, salvo reducir su poder.

_________________________________________________________________________________

18.10.2019. Miguel Rodríguez Ordóñez

Acabo de ver y disfrutar con el discurso del Rey y el de la  Princesa Leonor en la entrega de los premios Princesa de Asturias. Os aseguro que ha sido emocionante  comprobar que las palabras del Rey, de especial calidad argumental y de elegantes referencias a los premiados han elevado el bellisimo espectáculo del Teatro Campoamor de Oviedo a una ceremonia llena de esperanza en el futuro de una nación cuyos valores culturales e históricos ha resaltado el propio Rey y que será visto en todo el mundo por la  importancia y prestigio de los Premios,y de los Premiados

.  Felicito a los premiados, felicito al Rey y a la Pricesa en su debut institucional y me felicito a mi, por haberme sentido uno más entre los que siguen creyendo en España.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/premios-principes-de-asturias/discurso-completo-del-rey-premios-princesa-asturias/5414985/

ibertaddigital.com/espana/2019-10-18/la-princesa-de-asturias-expresa-su-compromiso-de-servir-a-espana-y-los-espanoles-en-su-primer-discurso-1276646535/

_____________________________________________________________________

Buenas noches: Acabo de ver el discurso de Felipe VI, gracias al enlace de Miguel Rodriguez. Me ha gustado mucho. Se ha referido a cada uno de los premiados y no ha leído, lo que es un plus de credibilidad en su homenaje a ellos. Me ha gustado mucho que al referirse a Leonor se acuerde de Sofía; cómo se dirige a sus hijas consiguiendo un oasis familiar (una complicidad) en medio de un acto solemne y público. Su faceta de buen padre ha salido al final de su discurso, con afectividad en sus miradas y en el tono con el que se ha dirigido a sus hijas. Una vez más nos traslada la idea de que es un hombre cabal, con las ideas correctas y claras. Justo lo que necesita España que haya en la jefatura del Estado en este delicado momento histórico.

Saludos,

JSG

________________________________________________________

Hola: Adjunto un debate sobre la sentencia del procés (inacabado e ¿inacabable?) realizado en la Autónoma de Madrid que me ha gustado bastante.

Son muy buenas todas las intervenciones (incluido el público donde hay juristas de primer nivel nacional). Son particularmente destacables las intervenciones de Francesc Carreras y del abogado Melero que hace un análisis crítico (como no puede ser de otra forma ya que el asunto sigue vivo) pero prudente de la sentencia. También la intervención que hace desde el público Rodriguez Ramos (abogado y catedrático de penal) es muy acertada se nota su amplísima experiencia práctica (fue el abogado de Ruiz Gallardón en el caso contra Jiménez Losantos).  La de Jordi Nieva (cuya primera conferencia, recién doctorado y regresado de Alemania, la dio en la Universidad de la Axarquía traído por mí a un curso de procesal) es muy interesante desde el punto de vista procesal porque trata de los interrogatorios respecto de los que yo estoy de acuerdo con lo que dice.

Luego hace una observación que no comparto en absoluto sobre las penas, indicando como que son muy elevadas porque (viene a decir) son mayores los condenados.  Ese argumento sólo sería atendible pare recriminarle su conducta a los condenados ya mayorcitos (¿con esa edad os metéis en un lío semejante sabiendo la que os puede caer?) no al tribunal sentenciador. El responsable del hecho y de sus consecuencia es el autor, no el tribunal que aplica la ley. Me ha extrañado ver ese argumento en su boca siendo como es un destacado procesalista (a pesar de su juventud tiene varios doctorados honoris causa y es autor de más de una decena de libros. Es discípulo de Manuel Serra Dominguez,  amigo y maestro, que a su vez lo fue de Miguel Fenech, malagueño, fundador de la denominada escuela catalana de derecho procesal).

El debate es bastante bueno, merece la pena verlo entero.

04.11.2019. UAM. Video. Juicio al Procés: reflexiones al hilo de la Sentencia

_______________________________________________________

Tal vez, el artículo publicado por Jorge Hernández Mollar no trata directamente sobre el «procés», pero en realidad el problema catalán, controla toda la situación en España.

08.11.2019. Siglo XXI. El último intento Lo verdaderamente importante es que el 10N no se le de a Sánchez la oportunidad ni siquiera de optar a formar un gobierno que sería letal para España, como desgraciadamente ocurrió hace seis meses

_________________________________________________________

En cada comunidad se enseña una historia diferente, a veces inventada, y se relega o se borra la historia común. Frase del artículo escrito por el general de ejército Coll Bucher en 07.11.2019. El Mundo. El suicidio de un gran país, ¿podemos evitarlo?, por Fulgencio Coll Bucher Merece la pena leerse

__________________________________________________________

20.10.2019. Monólogo de Alsina: «Sánchez debería exigir más a Torra antes de repetir el episodio de Pedralbes

___________________________________________________________

25.10.2019. El Mundo. La crisis en Cataluña marcará la elección del director del CNI tras el 10-N. Los servicios de inteligencia están en interinidad desde julio y en el PSOE se debate si dar continuidad con la actual jefa temporal, Paz Esteban, o apostar por un cambio con otro militar o un perfil civil

________________________________________________________

23.10.2019. La Vanguardia. Cuatro destacados juristas arremeten contra el Supremo por condenar por sedición y no por rebelión en el caso 1-O

Ediciones Encuentro. Jesús Laínz

22.10.2019. Expansión. Carta abierta a Pedro Sánchez

20.10.2019. El Español. Metanfetaminas y MDMA: las drogas halladas en mochilas de radicales ‘indepes’ detenidos

17.10.2019. OK Diario. El ‘hombre’ de Soros en España hace de altavoz de las proclamas independentistas catalanas

22.10.2019.OkDiario. Las ONG catalanas subvencionadas por Soros aleccionan a los ‘tsunamis’ a denunciar a la Policía

http://02.10.2019. Youtube. Los Planes de George Soros para Europa, España y Cataluña

27.04.2018. Crónica Política. ¿Financió e impulsó George Soros el ‘procés’ para desestabilizar España?

España es el quinto país con más bienestar para las mujeres

DEMOS 78 es un foro abierto a todo tipo de opiniones y debates de temas de actualidad. Cualquier asunto puede ser tratado, siempre que se cumplan unas normas de cortesía y de educación, entre ellas dejar hablar y contestar, después de que el presidente le conceda la palabra.

Las reuniones se producen el último lunes de cada mes, presentando un ponente invitado un tema de actualidad, de no más de 20 minutos, para a continuación pasar el debate. Hay que resaltar que todo ello se lleva a cabo en un comedor reservado del restaurante del Real Club Mediterráneo.

Tras el debate-reunión, se inicia otro, más interesante y reposado, en el cual muchos de los componentes, exponen sus puntos de vista respecto a la cuestión tratada, admitiéndose que puedan debatirse por correo electrónico, otros temas de actualidad.

El tema de la «subvenciones contra la violencia de género» ha suscitado un completísimo y duro debate. El presidente de DEMOS 78, efectúa unas reflexiones de interés:

______________________________________________________________________________________________________________

En la última reunión uno de nuestros amigos asistentes, que sea él quien salga si así decide hacerlo en este foro escrito y virtual,  advirtió de que alrededor del feminismo extremo (algunos lo llaman feminazismo) o de la ideología de género, hay montado un gran negocio.  Así parece ser y aportaré datos con un enlace. Si queremos ver las cosas bajo otro enfoque, precisamente, para luchar correctamente contra esa deleznable forma de violencia, hemos de partir de un hecho: la política en España se basa, en gran medida, en la generación de redes clientelares, que es el hallazgo español (inconcebible en UK, Noruega, Dinamarca, Suiza o Suecia, por poner algunos ejemplos) sobre cómo repartir impuestos entre afines.

No me extraña que incluso en el tema de la violencia machista, de género, familiar o como quiera llamarse, pase lo mismo. De hecho es un tema perfecto, pues la técnica de generación de redes clientelares (o sea construcción de soportes electorales y financiación “indirecta” de trabajadores de los partidos y para los partidos) consiste en buscar un fin noble (qué mejor ejemplo que la igualdad de la mujer) y montar alrededor de ese fin noble e indiscutible todo un negocio de reparto de sinecuras, subvenciones y “redistribución de la riqueza” (de la riqueza de la cajera del Carrefour que ve retenido un dinero en nómina mes a mes). Para generar una conciencia social que genere viento de cola se exacerba el problema, se generan leyes demagógicas (como si estuviéramos ante una epidemia, cuando somos el quinto país del mundo mejor para la mujer según estudio de la universidad de Georgetown*).

Terminado el trabajo de “sensibilización” los repartidores de riqueza (siempre ajena, por supuesto y siempre entre los afines o/y para pagar el trabajo por el partido) claman al cielo y, en loor de santidad buenista,  incluyen millones de euros en los presupuestos para luego repartirlos entre los afines. Presupuestan 100 y a las victimas que les llega tras los sueldos o las subvenciones a los “voluntarios” ¿10, 20, 25?

Si vemos los gráficos en el estudio de Georgetown no nos reconocemos como país, pues nuestros políticos en esta materia generan nuestra propia leyenda negra de consumo interno.  ¿Con qué fin? Con el fin de que para esa causa (léase causa de la creación y/o nutrición de la red) no falte dinero en abundancia.

09.03.2018. El País. Georgetown sitúa a España como el quinto país con más bienestar para las mujeres Georgetown valora la escolarización o la seguridad. Otros organismos, como el Foro de Davos o la ONU, sitúan al país en una posición peor

Esa “técnica” extractiva conlleva, al menos, cinco problemas (1) Genera falsedades o exageraciones que no son nada buenas para la convivencia; (2) tiene un fundamento inmoral –España tiene un gravísimo problema de moralidad pública- porque extrae dinero conseguido a la fuerza (de mujeres incluidas) para repartirlo entre los propios, lo que no es distinto –desde una perspectiva estrictamente moral no jurídica, obvio es- a lo que hacía el Tempranillo; (3) Como la finalidad real es crear o nutrir la red (finalidad innoble),  la finalidad aparente (proteger a la mujer) recibe pocos fondos dado que el dinero se queda prácticamente entero entre los dedos;  (4) como consecuencia de lo anterior no soluciona el problema de la violencia contra la mujer, soluciona en realidad el problema de la colocación de los propios vía organismos oficiales o subvenciones de organizaciones afines o hostiles para apaciguarlas y (5) en realidad genera desigualdad  y hostilidad. La lucha por la igualdad, aunque este sea otro tema pero no es ajeno al tema, se resuelve sin coste. Por ejemplo, hoy hay más juezas que jueces, igualdad de médicos mujeres que hombres, etc.  Esa es la verdadera lucha por la igualdad: la igualdad de oportunidades, no los tutelajes interesados.  Disponer de “Una habitación propia” (Seix Barral) como señala ya en el título, Virginia Wolf en su corto y magnífico ensayo (de lectura muy recomendable) sobre la mujer.

Quizá el mayor problema de las redes clientelares es que es un modus operandi transversal: cuando llega otro partido, salvo algún retoque menor, lo que hace es…¡agrandarla con los suyos o para apaciguar a los hostiles!  de modo que se garantiza que no le complican la vida los anteriores y que reparte también, lo que pueda, entre los suyos. Reunión de pastores oveja muerta. La oveja es el “contribuyente”. Ya puestos era mejor lo que hacían Cánovas y Sagasta (cuando entraba uno echaba a todos los colocados por el otro y colocaba a los suyos), al menos era más sostenible y había más decencia (no sólo porque era más sincero, sino porque se miraba algo por el contribuyente).

En este enlace de abajo hay un estudio (en dos artículos al segundo se llega clicando al final de éste) que hace patente el reparto.  En el artículo del enlace hay un gráfico en que nos asombrará comprobar como hay una carrera por ver quién engorda más la red creada por ZP. Por ahora va ganando Rajoy. Se dispara el dinero a partir de 2015. Desde marzo de 2014 a noviembre de 2018 se han concedido 15.631 subvenciones por un total de 150.008.068,34 €

El artículo tiene una segunda parte (en la que se analiza cómo se distorsiona la realidad) que es pinchando al final del mismo en “aquí” Esa segunda parte es imprescindible.

Pero si el problema de las subvenciones y redes es netamente español, el problema de la exacerbación del recelo es universal y muy propio de nuestra moderna civilización.  La  vicepresidenta (¡la vicepresidenta!) , la que nos ilustró con su pensamiento mágico diciéndonos que el dinero público no es de nadie y recientemente nos ha dicho que Sánchez (usted lo ha dicho: Pedro Sánchez, antes de ser presidente) es distinto al presidente (porque yo ya no soy yo/ni mi casa es ya mi casa/ compadre vengo sangrando/desde los puertos de Cabra**).  Pues bien, ahora Dña. Carmen Calvo ha dicho que las víctimas de delitos sexuales deben ser creídas siempre.  Y digo ¿Cómo sabe ella que son víctimas*** sin que haya una sentencia firme que lo declare? Entonces, en realidad,  qué quiere decir ¿Que a las denunciantes (sic) de violencia de género siempre hay que creerlas? ¿Quiere establecer la prueba de valoración tasada en el proceso penal? Si es así dicha señora, que es jurista, se acaba de cargar dos pilares fundamentales de la justicia (ni siquiera moderna: de la justicia incluso del Código de Hamurabi, año 1760 a de C.): la apreciación libre de la prueba por el juez . Sí pues entonces ¿para qué sirve el juez? Que la denunciante vaya a prisión le diga al director quién le ha pegado relate los hechos fijados, los firme y el director lo ingrese directamente a falta de que un juez cualquiera haga un ejercicio académico de calificar los hechos fijados. El otro pilar es la presunción de inocencia. A partir de ahora siempre me acordaré de Hércules cuando piense en Calvo. A que procurar por todos los medios que se aleje de las columnas de los palacios de justicia.

Esta “filosofía” es peligrosísima, tan peligrosa como decir que las denuncias de los rubios con ojos azules –por ejemplo- son prueba de cargo tasada. Exactamente igual, aunque en una reflexión somera no lo parezca: igual.

Parece mentira que una señora que es jurista y profesora titular de derecho constitucional (sí, constitucional) sea capaz de hacer semejante afirmación. Si algún día es acusada de algo o demandada civilmente se dará cuenta de lo importantísimo que es esa venda que tiene la justicia en los ojos y esa balanza vacía.

En este magnífico artículo cuyo enlace pongo abajo, titulado ¿Evitar las mujeres a toda costa?,  Javier Marías trata el problema que supone para el hombre y para la mujer esta moda (¿fantasma?) que recorre el mundo.

30.12.2018. El País. ¿Evitar a las mujeres a toda costa? Javier Marías

Saludos,

JSG

 14.11.2017. Redacción El HuffPost. Los mejores y los peores países para ser mujer: Islandia en cabeza, Siria en la cola y España, en el quinto puesto mundial Un estudio del Instituto Georgetown para la Mujer, la Paz y la Seguridad y el Instituto de Investigación sobre la Paz de Oslo analiza su grado de inclusión, justicia y seguridad en las sociedades de 153 estados.

**La ministra, como es sabido, es oriunda de Cabra.

*** El tema es tan grave que se ha incurrido en populismo generalizado (todos los partidos) a nivel legislativo, pues la ley llama a las denunciantes “víctimas” y siempre que se refiere a ellas en el curso de la investigación se las llama víctimas cuando lo imparcial sería llamarlas denunciantes. En ejecución de sentencia si cabría que la ley las llamara víctimas. Esa nomenclatura torticera aunque parezca inocente (que no lo parece en absoluto) genera un “sentimiento” proclive a una de las partes,  la denunciante (sentencia tiene la misma raíz etimológica que sentimiento, no se olvide) y elimina en el plano del lenguaje la igualdad de armas.

___________________________________________________________________________________________________

Muy bien,  por abordar un tema de tanto calado como es la Ideología de Género, brindándonos la oportunidad de debatir sobre un asunto de tanta trascendencia, mucha más de la que estamos dándole. Y aunque hayas incidido solo en dos de sus vertientes, -tiene muchísimas más, como conoces sobradamente-, muy importantes, por supuesto, la económica y la jurídica, esta última imposible de ignorar ante declaraciones como la de  la Sra, Calvo, es un buen punto de partida como invitación al debate. Efectivamente: los españoles somos especialistas en inventar negocios, muchas veces a cuenta de los más bellos ideales, negocios con el dinero ajeno, ese dinero «que no es de nadie», pero que pertenece a todos. Y en el caso que nos ocupa, el negocio surgió aprovechando la implantación de la Ideología de Género en nuestro país, una ideología utilizada como herramienta fundamental para establecer el Nuevo Orden Mundial, exenta de toda base científica, pero ya implantada, que no arraigada, en la mayoría de los países occidentales. Y no estamos ante una teoría más de las tantas TEORÍAS DE LA CONSPIRACIÓN, existentes, sino ante una realidad plasmada en la legislación de los países que la han asumido. En el  nuestro, que conozca, además del Estado, en 13 de las autonomías  tienen también su propia legislación sobre Ideología de Género, consagrando con multas y penas de cárcel, con la excusa de «extender derechos y por la igualdad», aberraciones como que unos padres no puedan reconducir a un niño que tenga dudas sobre su identidad sexual, hecho relativamente frecuente que se resuelve de forma espontánea en el 95 % de los casos y abriendo de par en par la puerta para hormonar y operar de forma irreversible a adolescentes que precisan la firma de sus padres para ir de excursión con el colegio, prácticas hormonales y quirúrgicas ya abandonadas en el prestigioso Instituto Jolms Hopkins, de EEUU, que fue pionero y con el mayor prestigio del mundo en intervenciones de cambio de sexo. El tema es muy extenso e intenso, como para  ser tratado vía telemática, por lo que me brindo a desarrollarlo cumplidamente en otro espacio.

Esta ideología está siendo utilizada como ariete por el Marxismo Cultural y, en este mar revuelto en que nos ha sumido, ganancia de los pescadores fraudulentos a través de ongs, asociaciones, foros, plataformas y observatorios generosamente regados con nuestros impuestos, grupos que quieren hacernos creer que lo masculino y femenino son inventos culturales del heteropatriarcado para esclavizar a la mujer, iniciando una guerra de sexos «al ser hombres y mujeres antagónicos, no complementarios».

________________________________________________________________________________________________

Veo que el espinoso tema que propuse (que no es la mujer, sino la industria alrededor de la mujer) aconseja prudencia. Sin embargo es un tema idóneo para hacer patente que el saqueo no soluciona los problemas reales que le sirven de excusa. ¡Ojalá los solucionara, sería caro pero al menos serviría para una causa justa! ¡Ojalá sirviera para erradicar la violencia y ayudara a la igualdad!

Pero ese (mujer, violencia, igualdad) no es el tema que propuse. El tema precisamente hacer posible una lucha decente contra la violencia y que esa lucha no se perjudique con intereses espurios (crematisticos y de otra índole). El tema, mi propósito al proponerlo, es desvelar los verdaderos fines de esas causas, si son las causas en sí o, por el contrario, son formas de extracción del fruto del trabajo de los demás para quedárselo.

La cosa va por 200.000.000 €

https://www.google.es/amp/s/amp.europapress.es/epsocial/igualdad/noticia-decenas-mujeres-piden-montserrat-dimita-reclaman-200-millones-pactados-contra-violencia-machista-20180425193002.html

¿De ese dinero que parte va realmente a las víctimas?  Ese dato nos dará la clave de cuál es el verdadero fin perseguido. Falta un estudio definitivo que (como el niño del cuento de Andersen) diga: «¡el rey está desnudo!»  y podamos dedicarnos a la verdadera lucha por la igualdad y contra la violencia.

Los derechos deben protegerse y/o tutelarse desde las instituciones del estado (más medios a la justicia, más jueces, más fiscales especialistas,  servicios de asesoramiento técnico prestados por funcionarios de carrera (sic), intervención multidisciplinar de expertos universitarios, etc) no desde organizaciones paraestatales. Una cosa son los foros de reflexión o las asociaciones privadas (financiadas por la sociedad civil, independientes) y otra muy distinta son las paraestatales  (pagadas por el estado y elegidas por los políticos sea por amiguismo, sea  para protegerse). Las organizaciones paraestatales siempre son terreno resbaladizo en cuanto a sus verdaderos fines (sean paramilitares, parapoliciales, etc.). En temas como éste funcionarios de carrera (sic) expertos, por favor.  Los demás que sean voluntarios de verdad (sin cobrar y mucho menos de dinero público) o que se busquen un puesto de trabajo. Otro artículo, muy ilustrativo, que contiene un clasificador vídeo (la señora tuvo que irse del país) y dos referencias bibliográficas sobre feminismo liberal (frente al dominante)

https://www.google.es/amp/s/www.libremercado.com/2018-02-12/la-mujer-hecha-negocio-sin-dinero-publico-no-habria-feministas-1276613471/amp.html

Confundir intereses crematísticos o ideológico-crematísticos con objetivos solidarios es torticero. La solidaridad nunca se cobra y cuando consiste en pagar tiene que ser con dinero propio, nunca ajeno.

La gran perjudicada de esa confusión es, precisamente, la mujer (como ya dije en el correo inicial). Un tuit de Alvise Pérez (34.345 seguidores en Twitter y 13.476 en Facebook, afiliado a C,s desde 2017)

La cifra que da Alvise Pérez hace patente mi hipótesis de los fines real y oculto, noble y espurio, decente e indecente, (los segundos, ocultos, son los fines reales, los primeros, los declarados, son fines coartada) que mueve la actividad política española y que no es sino una forma (quizá más innoble que otras) de saqueo. Dejarle a la excusa/coartada sólo un 2,8% de lo extraído en su nombre es escandalosamente indecente.

Saludos,

JSG

_____________________________________________________________________________________________________

El ‘evangelio andaluz’ de las políticas de género

Las políticas de género en Andalucía, vinculadas pero no necesariamente coincidentes con la normativa de protección de la mujer ante la violencia de los hombres, han sido desde hace lustros el evangelio de la administración socialista. Una doctrina transversal. Una cuestión intocable. Una bandera. Desde 2010 existe en Andalucía un plan estratégico para conseguir la igualdad entre mujeres y hombres. Los presupuestos regionales son evaluados desde la perspectiva de género. Hay una comisión autonómica de igualdad, unidades de género y un consejo regional de participación para las mujeres. Las asociaciones feministas cuentan con el máximo apoyo institucional y recursos financieros públicos. El Parlamento tiene un grupo de evaluación de políticas de igualdad. Y tres de cada cuatro euros del último presupuesto autonómico –18.896 millones de euros, el 74% de las cuentas– se dedicaron a esta cuestión.

En los casi cuarenta años de autogobierno los socialistas han dejado de ejercer sus competencias en materia económica, laboral o social, pero a cambio han incorporado a su núcleo de poder a los movimientos feministas, que gozan de una extraordinaria influencia en el Sur. El feminismo es el catecismo político de la Junta. Y la razón del frondoso tejido legislativo e institucional que, al cobijo de una determinada idea de igualdad, ha convertido en normas las propuestas y análisis feministas. Buena parte de estos programas han sido asumidos por muchas otras fuerzas parlamentarias debido a su vinculación con los casos de violencia contra la mujer, un asunto que sin embargo ya no es una reivindicación exclusiva del feminismo, sino –por fortuna– se trata de una preocupación general.

El cuestionamiento de estas políticas por parte de Vox –que exige su derogación para apoyar a PP-Cs– las devuelve otra vez al primer plano. Para algunos, los programas de género en Andalucía son pioneros. Para otros son doctrinales. Unos los consideran progresistas. Otros hablan de “dictadura de género”. Lo que sigue es una hoja de ruta para entender las razones por las que esta cuestión se ha convertido en la controversia del cambio político en Andalucía.

Dos leyes

El Parlamento de Andalucía aprobó en 2018 dos normas distintas sobre género que modificaron el marco legislativo previo sobre esta materia, fijado en sendos textos aprobados hace más de una década. La primera ley de género (Ley 7/2018, de 30 de julio) versa sobre la violencia a las mujeres. La segunda (Ley 9/2018, de 8 de octubre) trata sobre la igualdad de género. A la primera aluden PP y Cs en su acuerdo de gobierno. Es la que Vox pretende eliminar. La segunda, no mencionada en el pacto del cambio en Andalucía, es la que plantea un debate más amplio, e incluso dudas, en determinados ámbitos jurídicos y políticos.

Igualdad versus feminismo

Que el enfoque de las leyes de género en el Sur es feminista no es un secreto. Se trata de un hecho. El preámbulo de la ley contra la violencia contra las mujeres hace un alegato en favor “del movimiento feminista, motor de un cambio social que desde hace ya varios siglos viene generando olas de avances democráticos con efectos muy positivos”. Para la Junta no hay más enfoque posible de las políticas en favor de la mujer que el que preconizan este movimiento social que, en el caso de Andalucía, está institucionalizado. Las políticas autonómicas obvian o apenas si contemplan otros tipos de desigualdades sociales que no sean por razón de sexo y afecte a las mujeres.

Ley contra la violencia

La ley 7/2018 amplió el concepto de “víctima de violencia de género” para incluir casos no contemplados en la legislación estatal. Se considera así a las mujeres, los menores, los mayores, los discapacitados, los dependientes, los tutelados y los custodiados por una persona que sufra esta lacra. El concepto de violencia de género se torna universal: la ley habla de violencia física, psicológica, económica y sexual, feminicidio, agresiones, abusos, acoso, trata de mujeres y niñas, explotación sexual, mutilación genital femenina, matrimonio precoz o forzado, violencias “por tradiciones culturales”, por “conflictos armados”, ciberviolencia y cualquier otra conducta que lesione la dignidad de la mujer. Crea además un Observatorio para establecer los métodos de análisis, validar las fuentes y establecer las conclusiones de los estudios oficiales sobre la materia, además de proponer planes de “reeducación” para “agresores potenciales” y programas obligatorios y permanentes de formación en género para los empleados y funcionarios públicos.

Ley de igualdad

Más controvertida es la segunda norma de género de Andalucía. Básicamente equipara las políticas de igualdad y las de género, como si fueran equivalentes. Uno de los aspectos cuestionados por sus detractores es la inclusión de los contenidos de género en el ámbito educativo como parte del currículum escolar. La Junta decide qué principios sobre coeducación –éste es el término oficial– deben ser impartidos en los colegios andaluces con el asesoramiento de “expertos” de libre designación. La integración curricular es obligatoria en “todas las áreas y materias de las diferentes etapas educativas”, donde debe promoverse “la eliminación de los prejuicios, estereotipos y roles construidos según los patrones de conducta asignados en la cultura patriarcal”.

El feminismo se convierte en asignatura obligatoria, cuya valoración debe ser positiva. Por contra, estos contenidos de género “deben hacer un análisis crítico del modelo de masculinidad hegemónica y la existencia de androcentrismo”. Literalmente la ley dice que los docentes deben “seguir sus instrucciones” sobre esta materia, crea un órgano de vigilancia y obliga al profesorado a impartir estos programas “desde un enfoque feminista, que deberá desarrollarse con una metodología vivencial y no basándose en la mera impartición de contenidos teóricos”. El evangelio de género se extiende también a las universidades, que deben incluir “enseñanzas obligatorias en materia de igualdad en los planes de estudios” y valorar frente a otros méritos académicos los ciclos formativos en coeducación para acceder a la función docente. La ley obliga a que cada universidad tenga una unidad de género, así como “consolida los estudios de género en los ámbitos de la docencia y la investigación” y exige crear cátedras sobre estudios de género en facultades, escuelas técnicas superiores y escuelas universitarias”. La Junta busca con esta medida facilitar el acceso al espacio académico “de las entidades y asociaciones de carácter privado” que trabajen por la igualdad.

La policía de género

Quizás la medida más arriesgada de la ley de igualdad es la que otorga al Instituto de la Mujer (IAM), cuyo presupuesto asciende a 42 millones de euros, la potestad de ejercer como policía de género con independencia de cualquier instancia judicial. Este organismo autonómico puede “practicar investigaciones, tanto de oficio como a instancia de parte, para el esclarecimiento de posibles situaciones de discriminación”. Su conclusiones darán lugar a sanciones contra personas, empresas e instituciones que podrán difundirse sin permiso judicial. El papel de policía de genero del IAM está fuera de duda: la ley dice que “todas las personas físicas y jurídicas sometidas a investigación tienen el deber de facilitarle los datos, documentos, informes o aclaraciones que les sean solicitados y facilitar el acceso a sus dependencias”. El IAM goza asimismo de la potestad para imponer multas cuando a su juicio “las infracciones (de género) pudieran ser constitutivas de delito”. En los supuestos penales debe remitir los expedientes al Fiscal. Pero si un juez no fija una condena, el IAM sí puede imponer multas propias basándose en hechos probados, aunque éstos no hayan sido sancionados por la justicia ordinaria. La normativa califica como infracción “la insuficiente o parcial colaboración con el IAM durante su acción investigadora” y establece multas que van de 6.000 a 120.000 euros. La política de género en Andalucía, mucho más amplia que la que específicamente protege a las mujeres contra la violencia, oscila entre el feminismo militante del PSOE y el negacionismo de Vox. Sin opción a los grises. Sin puntos intermedios.

05.01.2019. La Vanguardia. Un artículo de Carlos Mármol

__________________________________________________________________________________________________

En relación a la ideología de género

En relación a la Ideología de Género, adjunto dos enlaces, con registros oficiales sobre el alcance real de la mal llamada violencia de género, denominación tendenciosa y partidista, ya que la violencia no tiene género. En la consulta he tenido bastantes pacientes a los que les zurraba la mujer. Recuerdo a uno de ellos que se quejaba diciendo: «D. Joaquín, lo que peor me sienta es que me dé con el palo de la fregona y encima delante de nuestro hijo…». Para que ahora vengan las feministas diciendo que la violencia es exclusivamente unidireccional del hombre hacia la mujer.

En mi opinión, todo este proceso de derrumbe de los conceptos de familia, patria y religión, es consecuencia directa del marxismo cultural de la Escuela de Frankfurt, uno de cuyos miembros más  destacados, Herbert Marcuse, al contestar a la pregunta sobre quienes podrían ser los nuevos agentes revolucionarios, ya que la clase obrera, «contagiada por el capitalismo», había dejado de serlo, dijo textualmente: «Hay que buscar referentes, ya sean los estudiantes, los negros, las mujeres, los homosexuales o lo que sea que fuere». Estos colectivos están siendo financiados y manipulados para establecer el Nuevo Orden Mundial, encontrándonos en pleno proceso de la necesaria ingeniería social para alcanzar ese objetivo. En esa nueva sociedad que se nos impone, la reproducción será extracorpórea, algo que inevitablemente llegará en dos-tres generaciones. ¿Qué pareja podría negarse a que sus hijos vengan al mundo sin aquellos genes que predisponen a las enfermedades metabólicas, vasculares, degenerativas, psiquiátricas, etc.? Uno de los peligros de esto es que también se podrán manipular los embriones con fines menos confesables. El «Mundo Feliz» de Huxley lo tenemos ya a la vuelta de la esquina, sin que nos hayan invitado al debate.  Lo paradójico del caso es que los postulados de esa  Escuela, están siendo utilizados por los financieros más ricos del planeta: Soros, los Rothschild, Rockefeller…miembros del Clud de Bilderberg. Pero no existe tal  paradoja. A esos niveles no llega a salpicar el marxismo cultural; eso queda para el pueblo llano.

Saludos afectuosos.

https://www.libertaddigital.com/opinion/manuel-llamas/no-la-violencia-no-tiene-sexo-86772/?

https://confidencial.com/20181105-luces-y-sombras-de-la-prevencion-de-la-violencia-de-genero/?

__________________________________________________________________________

 

El tema tal y como lo propone Joaquín  es mucho más complejo de lo que contenía mi propuesta, de hecho los trasciende considerablemente.

Yo me refiero esencialmente al aspecto o perspectiva «presupuestario» si se me permite la expresión y dado que está en el candelero me ha parecido un tema muy adecuado para analizar la técnica extractiva al uso en España. Se coge un fin noble (yo considero que la igualdad de la mujer y la lucha contra la violencia, cualquier violencia, son fines nobles, exista o no Marcuse) que nadie discuta y a partir de ahí se acentúa la necesidad (en muchos casos mintiendo o tergiversando los datos, los enlaces que nos envía Sama son también muy ilustrativos al respecto), se crea un clima de discurso único (quién está en contra carece de corazón, incluso no es un buen cristiano)  y a partir de ahí se consigue tomar los ingresos provenientes de los impuestos para montar un chiringuito que consume (según el tuit que remití en anterior correo) el 97,2% de la dotación que queda para el fin innoble (extraer riqueza de los los demás para sí mismos y hacerlo impositivamente, de ahí que sea innoble) y un 2,8 % para el fin noble o excusa extractiva.

Y decía que además eso perjudica la causa noble y la convivencia social hasta el punto (digo ahora) que sería casi mejor darles el dinero directamente a cambio de no engordaran el problema para «justificar» la extracción. Sí, porque al financiarlos no sólo no se soluciona el problema (ver gráficos al uso sobre la incidencia en la solución del problema), sino que se enturbia la paz (por ejemplo, adjudicando a todo un género actuaciones concretas de ciertos indeseables muy minoritarios por lo demás).

Por supuesto las reformas reguladoras que atentan contra la igualdad no me gustan. Creo en la capacidad de obrar de los adultos,  en su libertad y en su responsabilidad. No me gusta que si dos personas se empujan una cometa delito y la otra no (distinto sería un tratamiento agravado genérico, sin atender en general al sexo). En cuanto al dinero extraído por los grupos bien organizados (a tal fin) con esa excusa noble referida preferiría que se destinara, por ejemplo, a más recursos para la justicia.

Por ejemplo ¿por qué no hay un juez de familia, o mejor civil, de guardia? En España si alguien (por ejemplo una mujer) quiere medidas cautelares civiles debe esperar uno o dos meses para obtenerlas ¿es esto presentable? ¡No! Sin embargo, si va al juez de violencia (vía juzgado de guarda) las puede obtener sobre la marcha, con el efecto colateral de que el marido pasa al menos un día en el calabozo (según el contenido de la denuncia es protocolario).

He defendido en ponencias y mesas redondas en el Colegio de Abogados que debe haber un juez civil (primera instancia) de guardia para medidas cautelares civiles y especialmente de familia y que eso evitaría muchas denuncias. Claro que eso cuesta dinero. Prefiero que el dinero de mis (nuestros) impuestos vaya destinado a que una medida cautelar se obtenga sobre la marcha (o a lo sumo un par de días y puede hacerse porque se hace en los juzgados de instrucción, «penales», de guardia) evitando así «penalizar» lo que debe ser enteramente civil. Es mas para eso pago besados mis impuestos (para transferirlos a grupos organizados especializados en extraerlo no).

Otra cuestión que evitaría problemas es tratar a la sociedad de gananciales como lo que es: una sociedad y a la vivienda como lo que es: sólo una vivienda como puede ser cualquier otra. Dijo Woody Allen en una de sus geniales películas que el amor es primero química, luego física y finalmente matemáticas. Dado que me refiero a supuestos de divorcio estamos en las matemáticas (hay muchas parejas que no llegan a esa fase). Pues bien, la vivienda familiar si es privativa debe ser adjudicada a su propietario, simplemente, y si es ganancial debe ser tratada como un bien a liquidar. Los hijos no se traumatizan por cambiar de vivienda (esa tesis nos llevaría al trauma de tantos hijos de funcionarios de los cuerpos nacionales y no digamos de diplomáticos o empleados de multinaciones,  que se han mudado muchas veces de vivienda y no parece que sea así) y en cualquier caso es un hecho de sus vidas la ruptura de sus padres y que eso produce cambios. Es más, ocurre en supuestos de alquiler que normalmente se reajustan a una vivienda más pequeña (una persona menos: vivienda más pequeña). ¿Por qué no ocurre eso con la vivienda en propiedad?

Obviamente dentro de los alimentos de los hijos está su derecho a vivienda que sería satisfecho con una pensión mayor (si quedan, por ejemplo, al cuidado de la madre y el piso es del padre y han tenido que mudarse). La «incautación» por un par de decenas de años de un bien tan importante beneficiando a uno contra otro es un gravísimo error legislativo que produce verdaderas situaciones de injusticia y muchos problemas de convivencia. Esto se agrava cuando hay hipoteca y el desahuciado (valga la expresión) tiene que seguir pagando hipoteca y además alquilarse un piso con, normalmente, escasos recursos. La regulación actual parte de la ficción económica (en cuanto a vivienda) que todo sigue igual y eso es mentira: en una vivienda sobra una habitación y a uno (el que se ha ido) le falta una vivienda que tiene que añadir (con el mismo presupuesto). Cuando la regulación se basa en hipótesis falsas y contrarias a la lógica económica produce monstruos. Hay formas inteligentes y modernas de solucionar problemas antiguos. El problema de la política es que no siempre, incluso generalmente, se rige por la mejor solución sencillamente porque la política (y sobre todo hoy en día) consiste en cohonestar intereses y, generalmente, darle la razón a los grupos mejor organizados (siempre en perjuicio de los no organizados o de otros grupos como nos advirtió Mancur Olson en la Lógica de la acción colectiva. En materia de dinero público sí hay suma cero: lo que le dan a un grupo  no se lo dan otro, la subvención que recibe una asociación le ha sido detraída previamente de sus salarios a muchas personas).

En fin, quiero decir con esto que hay toda una panoplia de problemas en la legislación que coadyuvan al surgimiento de problemas «penales» (eso no quiere decir que haya otros también, por supuesto) y que tienen solución jurídica si se trata el problema desde el respeto de los principios de igualdad y libertad y se sabe distinguir las cuestiones afectivas de las económicas tratando a la sociedad de gananciales como lo que es una sociedad.

La contaminación de lo económico con lo afectivo siempre es manipuladora. Una vez me dijo un cliente varón: «tengo mi piso en venta por 10 mill de pesetas y mi hermano me dijo que me lo compraba,  le dije que por supuesto, que para mí era una alegría, pero…. don José, creo que quiere aprovecharse mi porque aunque al principio aceptó el precio día a día, firmaremos la escritura pronto, me dice una y otra vez ¿me vas a vender a mi que soy tu hermano el piso por lo mismo que a un desconocido? ¡déjamelo en 900 mil que soy tu hermano!»  El hombre estaba azorado, no quería rebajarlo, necesitaba el dinero,  pero no sabía que decirle a su hermano-comprador. Le contesté: Dígale ¿me vas a pagar por el piso lo mismo que me pagaría un desconocido? ¡págame 10 mill cien mil que soy tu hermano!

Obviamente distinto sería que hubiera partido del vendedor ofrecerle una rebaja por ser su hermano (la solidaridad  lo es cuando se da, no cuando se pide en su nombre… en éste caso siempre es artimaña consciente o inconsciente).

Y es que el argumento emocional, en materia económica, cuando con él se pretende una ventaja, siempre es tramposo. Desgraciadamente las emociones hoy son vilmente utilizadas para conseguir fines meramente crematísticos y si desvelas esa realidad corres el riesgo de ostracismo.

Si queremos un mundo mejor y más justo necesitamos reflexión sincera y honesta y legisladores despiertos, con buena asimilación de las ideas básicas que sostienen la democracia liberal, para evitar derivas totalitarias (generalmente muy mezcladas con el uso publico de las emociones).

_____________________________________________________________________________________________

No quiero renunciar a la oportunidad de opinar. TODOS los que gobiernan subvencionan, es decir pagan con el dinero de todos, lo que les gusta y sobre todo lo que les conviene. COMPRAN disimulada o  descaradamente los votos de los subvencionados. También, sin ánimo de ofender, los votos de colectivos numerosos, por ejemplo el de las mujeres, 50% de la población. Claro está que todo voto comprable esta supeditado a dejarse comprar.. Así que hay dos obscenidades éticas complementarias. Intentar la una se sigue de aceptarla o  rechazarla. Se podría ser estricto y considerar que ante una proposición tan insultante para el que la recibe solo el respeto a si mismo no acaba en sonora bofetada de rechazo. O denuncia, si  considera que es un delito de chantaje. Asociado al tema de la  mujer esto que he escrito se puede interpretar como que eludo la violencia hacia las mujeres ejercida por los hombres, ambos por su condición de tales. Ni mucho menos Y tampoco eludo que el SISTEMA gasta, el dinero expropiado a los contribuyentes en subvenciones espurias y como no puede fabricarlo en el éter ese dinero está en el Presupuesto General del Estado,  curioso nombre porque ser un pre-supuesto es estupendo para ser previo a un supuesto, y el supuesto un arcano imprevisible. O sea, un suponer.

Me he preguntado por mi inveterada costumbre de ver, siempre que la ponen en tv,  Pretty Woman. Con el trasiego del carteo que nos ocupa, ya lo sé. Es un ejemplo de todo: Primero de la indignidad de un drama edulcorado en Hollywood. Veamos…  .Hay una mujer comprable por ser mujer por un hombre, comprador   por ser hombre,  que pide a la mujer que le haga un favor.  Se lo compra con una subvención que le entrega a favor hecho. Como valora mucho el surtido de los favores recibidos  agranda  la subvención  provocando un atisbo de dignidad ofendida en ella pero acepta pues ella, en cierto modo vive de las subvenciones que recibe de  unos y de otros. Este uno es especial.  Joven,  guapo,  limpio y educado al que acaba de favorecer de forma harto generosa y él, también generoso, se lo  agradece con una subvención adicional, prorrogable en el tiempo y con evidente amago de respeto hacia la persona y no a la mujer subvencionada… Si la historia acabara aquí,  ella seguiría siendo puta, el depredador urbano de mujeres comprables,  con subvenciones que saldrían de la caja empresarial (PGE) como gastos deducibles,  hábilmente sustraídos de los ciudadanos accionistas.( Ver ERES, puticlubs incluidos).  Claro está que mi pasión por esta película no responde solo a mi gusto por los finales felices aunque sean inverosímiles, o porque son inverosímiles. Influye la increíble belleza de Julia Robert, el excelente trabajo de dos actores secundarios de lujo, Hector Elizondo y  Laura San Giácomo  y Gere que borda el papel de Gere..

En resumen la técnica extractiva, que llama Soldado, no es de los estados contra los contribuyentes. Es el único sistema de contribuir todos al bienestar de todos. El culpable es el Estado que subvenciona, el que se deja subvencionar y la reata de corruptos que se arriman a este mal endémico. Pero creo en el tratamiento y, que Dios me oiga,  se puede curar.

.    Me voy a inventar un final “ad hoc” para “Pretty”. Cuando se despide de ella en el hotel le dice Gere   – Bueno, adiós. Piensa en lo que te dije del pisito. Y, no olvides que me presento a Gobernador.  Vótame, “porfis”, y nos seguiremos viendo.

STS 08.01.19 AGRESIONES RECÍPROCAS HOMBRE-MUJER PAREJA O EXPAREJA

Elecciones en Andalucía

 

ANDALUCÍA DEFIENDE ESPAÑA

Rafael Esteve Secall

Es evidente que las razones individuales y locales para elegir unas papeletas electorales u otras son múltiples e incluso puede que hasta contradictorias. Pero el resultado de todas esas decisiones da lugar a un resultado global sujeto a múltiples explicaciones y razonamientos. He aquí mi interpretación de las razones básicas de índole nacional.

Simplemente con ver quienes han ganado escaños y quienes los han perdido se comprende lo fundamental del proceso. Ganan 24 escaños quienes defienden la unidad amenazada de España. Los mismos diputados que pierden los tres partidos que no mantienen o no han tenido una postura clara al respecto. Por un lado, el giro de Sánchez desde el constitucionalismo a admitir el apoyo de los golpistas para gobernar. De otro, la pusilanimidad de Rajoy para hacerles frente antes y después del golpe. A socialistas y populares los andaluces les hemos pasado factura, además, por la corrupción, explicando el duro castigo recibido en votos que ha mermado el 30 % del apoyo electoral de ambos; caída que se  añade a importantes mermas de elecciones anteriores. En menor medida Podemos/IU también ha recibido su castigo  dadas las crecientes dudas sobre su lealtad constitucional, cuando incomprensiblemente defiende la autodeterminación para Andalucía, a lo que se añade la incoherencia personal de sus líderes nacionales. De ahí el castigo de los tres escaños perdidos. La reacción de Iglesias llamando a la movilización no sólo corrobora esas dudas sino el carácter de sus ¿convicciones? democráticas.

Otra explicación reside en que la abstención ha cambiado de bando manifestándose como voto de castigo a las siglas de toda la vida, las protagonistas del bipartidismo. En muchos casos el paso previo que da un votante –dado por muchos ya- para cambiar de papeleta electoral. En estas elecciones la izquierda se ha abstenido claramente más que la derecha que, al presentar tres alternativas, cubría todo el espectro político de sus votantes.

Una última razón estriba en que las incoherencias en los hechos y los dichos,  acaban pasando factura. Los votantes andaluces han dicho basta ya de tomarnos por tontos. ¿Cómo se puede invocar la defensa del constitucionalismo cuando se colabora con los golpistas catalanes? ¿Cuál es el proyecto nacional que ofrecen PSOE y Podemos? ¿Más autonomía, un federalismo inconcreto,  autodeterminación?

Las razones propias de Andalucía

Si nos centramos en la realidad andaluza también aparecen profundas razones que han  influido en el voto. Expondré algunas diferentes a las esgrimidas de manera habitual.

Tradicionalmente se ha apelado al sentimiento andaluz, que siempre dio muchos réditos políticos, desde que el orgullo andaluz fue “tocado” por la enrevesada pregunta con la que UCD quiso evitar la autonomía plena para Andalucía en 1980. Pero hoy, el sentimiento de estar siendo agredidos y la preocupación de los andaluces se ha trasladado al conjunto de España amenazada en su unidad. Y han  elevado su sonora protesta en las urnas.

Asimismo, los resultados electorales reflejan un severo castigo al PSOE por el fracaso  en la gestión. No porque Andalucía no haya progresado, sino porque no lo ha hecho lo suficiente para reducir diferencias con el resto de España y Europa. Pienso que eso tiene que ver no tanto con las políticas aplicadas –que también- cuanto con la forma de gobernar. ¿Por qué?

La explicación más llamativa reside en la sustitución del centralismo madrileño del franquismo por el centralismo  actual de Sevilla. El punto de referencia y contraste es Extremadura. Comunidad autónoma que, partiendo en los años 80 con una realidad socioeconómica similar a Andalucía y con gobiernos socialistas durante estos años, salvo la legislatura 2011-2015, ha reducido diferencias con el resto de España, especialmente en temas educativos. Luego creo que la explicación estriba en que mientras Extremadura  optó por situar la capital en Mérida, equilibrando los intereses de sus dos capitales provinciales, en Andalucía se despreció la propuesta del diputado de UCD José Javier Rodríguez Alcaide para situar la capitalidad andaluza en Antequera como centro geográfico de la región.

La designación de Sevilla era posiblemente inevitable, pero no lo ha sido el centralismo sevillano que se siente en muchas partes de Andalucía, con razón o sin ella. Por obvias razones se percibe en mayor medida en los territorios y poblaciones más alejados física, económica y sociológicamente de la capital que, en su mayor parte, constituyen la Andalucía Mediterránea donde se concentra el dinamismo andaluz. Frente a quienes ven a Andalucía como un todo homogéneo, la realidad es que es muy variada y presenta grandes diferencias no tanto culturales como geográficas, sociales y de mentalidad en sus habitantes. Sintetizando las diferencias más claras hoy se encuentran entre la Andalucía interior y el litoral. Y dentro de esa dicotomía también aparece una diferencia sustancial entre el litoral atlántico y el mediterráneo siendo éste último la parte más emprendedora de la economía regional.

Finalmente, existe otro problema como el sentimiento real o figurado de agravio en el histórico reparto geográfico y sectorial de las inversiones y subvenciones de la Junta, que no se conoce, y alimentan ciertas políticas que están siendo enjuiciadas por corrupción de sus gestores. Esto explica bastante las diferencias en las estructuras provinciales del voto. En el fondo  late el dilema de todo proceso de desarrollo entre estimular un crecimiento equilibrado y simultáneo de todas las partes de Andalucía, que solamente se consigue frenando la potencialidad de las zonas más dinámicas, o potenciar estas zonas –o al menos no lastrándolas- facilitando que sus impulsos se difundan por el resto con políticas adecuadas a esos objetivos. Aunque, en realidad, todo proceso de crecimiento y desarrollo de un país es desequilibrado por su propia naturaleza.

Entiendo que el probable cambio de signo político del gobierno andaluz, debe traducirse –no solamente y por descontado- en las políticas propias de sus respectivos programas sino también en  el modelo de su gobernanza.

Rafael Esteve Secall

La voz autorizada de Joaquín L. Ramírez sobre el futuro del gobierno en Andalucía

Por Joaquín Luis  Ramírez, para Diario Sur

El día se desespereza y casi todos sonríen, pero nadie sabe. Pasará lo que pase, pero esta noche Juan Manuel Moreno o Susana Díaz –quizá no-, uno de ellos, se vestirá de ganador.

 A LAS OCHO, SORPRESA.—

Y saldrán las israelitas, o dirán que lo son. Allá por las seis de la tarde hervirá el rumor o su soniquete. A veces la fuente es cierta, a veces sólo será la fuente de la fuente de la fuente… El sondeo a pie de urna tampoco suele arrojar la luz que ansían los que quieren adelantarse al formal desenlace. Pero, no cabe duda, encaramarse a lo que –entre éste y aquel dato- pueda parecer tendencia será una forma intensa de pasar el día. Ello, aunque luego el escrutinio resulte poco o nada parecido a lo barajado.

En tiempos, los partidos lo ponían todo para ganar las elecciones, luego también se apuntaron a esforzarse por ganar las encuestas tradicionales y más tarde fueron a por las israelitas, también había que ganarlas. Incluso es casi norma que la candidatura que aspira a repetir victoria, como quiera que su gobierno en funciones recibe antes que nadie los primeros resultados, éstos son ordenados de forma que hagan pensar en la fortaleza o bondad del electorado para con quien da a conocer lo votado. También hay que ganar la noche electoral.

Es domingo de elecciones, toda la maquinaria en marcha, las noticias nos hablan de participación y también de la ausencia de incidencias dignas de mención. El día se desespereza y casi todos sonríen, pero nadie sabe. La víspera, quien más quien menos ha tenido y contado su particular pronóstico, pero habrá sorpresa, siempre la hay.

El PSOE necesita ser la primera fuerza y que los partidos a su derecha no sumen 55 diputados, que no lleguen. Si así se diera, los socialistas habrán de emprender el cortejo a aquella o aquellas formaciones que permitan la investidura de la candidata. Aún con ello, Susana Díaz precisará de una coalición de gobierno –ofrecerá consejerías a Teresa Rodríguez- o, al menos, garantías parlamentarias, un pacto. Si los de AA –Podemos ´18- consienten, todo seguirá como hace casi medio siglo. Si los morados piden la cabeza de la hasta aquí presidenta o simplemente se niegan a apoyar a los socialistas andaluces, todo podría complicarse hasta la continuidad de un gobierno en funciones. Tampoco es descartable, en este escenario, un gobierno en minoría tras una investidura “tolerada”. En ambos casos estaríamos ante una legislatura corta o incluso muy corta, con nuevas elecciones a la vista.

Si, a sensu contrario, Populares y Ciudadanos llegan a sumar igual o más de esos 55 necesarios –con Vox o sin ellos-, estaremos ante un cambio histórico que llenará con ríos de tinta y metraje –es un decir- la más rabiosa actualidad. Se quiera o no, este camino sería bastante más uniforme en cuanto a formación de gobierno y seguimiento de todos los pasos debidos para emprender la normalidad institucional. No habría que alargar los tiempos y, hasta con cierta prisa, conoceríamos la composición gubernamental y sus primeras medidas.

Independientemente del color de cada cual, su preferencia o tendencia temporal, la llegada de una coalición de centro-derecha a las tareas de gobierno de la junta de Andalucía será mucho más interesante que cualquiera otra circunstancia, mucho nuevo por ver. Incluso, la nueva mayoría habrá de asumir el importantísimo reto mostrando talla desde el minuto uno, ya que los salientes pondrán lupa a sus adversarios desde la parrilla de salida. Un gobierno PP-C´s requerirá mucha determinación y clarividencia pues, durante un notable espacio de tiempo, tendrá que actuar en un macrodecorado, en un inmenso plató, pensado y diseñado para otros. Incluso a ello habrá que sumar los resortes de resistencia del sistema, que son y serán muchos, empezando por la vigorosa fuerza de la inercia.

Pasará lo que pase, Juan Manuel Moreno o Susana, uno de ellos esta noche se vestirá de ganador. La tele no va a parar, ni lo hará Twitter o Facebook… Todo ello en cualquier caso. Es la gran fiesta de la democracia, con todo su significado de pluralismo, participación, libertad de opinión y sometimiento de todos a la ley que emana del pueblo, democracia también es votar de acuerdo con la legalidad. Hoy hay elecciones y, aunque no todo, mucho puede pasar. Ese gran gentío que somos lo estamos decidiendo, somos previsibles o quizá no, nadie puede decirlo por los demás. Cada cual pone su voto y la suma manda. Será una sorpresa.  

Jose Soldado, presidente de DEMOS 78

Buenos días, me planteo las siguientes cuestiones tras el mapa político surgido desde ayer en Andalucía:

  1. La alternancia es un valor democrático en sí misma y un ejercicio de soberanía frente a las inercias (generalmente fruto del clientelismo, de un lado, y la melancolía política de otro). Es en el cambio donde la soberanía se hace más patente. Todo cambio exige un esfuerzo y ello implica una voluntad decidida. Pasó, por ejemplo, en el 82 cuyo ejercicio de soberanía erradicó los pronunciamientos decimonónicos y los golpes definitivamente de España. La cabra tiró al monte, pero la nación dijo con claridad que ese tema ya se había acabado.
  2. Andalucía no puede seguir con las políticas del asistencialismo que son tremendamente eficaces para arruinar países. Me remito al los mapas y datos que envié el otro día, somos los últimos en todo…humm…excepto en corrupción y número de imputados. Un mínimo patriotismo y honestidad intelectual exige cambiar de políticas (suponiendo que los que lleguen las cambien que esa es otra cuestión).
  3. La fuerte campaña verbal contra Vox (partido que no es de mi devoción, pero al que respeto porque representa a un sector importante y del que creo que su presencia en el parlamento servirá de contrapeso a la extrema izquierda) obedece (i) al intento de crear un frentismo que tiene que ver y parte de la supuesta superioridad moral de la izquierda de genética marxista; (ii) a justificar un apoyo para el gobierno al PP y a C,s para protegerse.

Me explico: Tras casi 40 años en el poder y con dos expresidentes en el banquillo lo que menos conviene a la maquinaria PSOE andaluz es que entre un gobierno “hostil” que levante las alfombras, ponga denuncias, haga públicas las sinecuras, haga públicos sueldos de elefantes durmientes en las agencias, en la empresas públicas, etc. etc.  Apoyar un gobierno del PP o preferiblemente de C,s (que ha sostenido el régimen durante la anterior legislatura con ligeros retoques de maquillaje, muy ligeros como la falsa eliminación de sucesiones) es un broche de cierre seguro. Pero ¿Cómo justificar el apoyo a “las derechas”? Con talante de hombres de Estado: para evitar noblemente, con sacrificio,  la influencia en el poder de la “extrema derecha”, su avance en España.

Se trata pues de una treta.

Podría pensarse lo contrario si (a) no hubiera causas penales pendientes que nos hacen pensar que puede haber mucho más; (b) el Gob nacional no estuviera ostentado por un partido con 85 escaños (c) no hubiera accedido al poder para convocar elecciones y luego diga que agotará la legislatura, (d) no se hubiera apoyado en la extrema izquierda contraria a la democracia liberal; (e) no se hubiera apoyado en fuerzas, estas sí, anticonstitucionales como el independentismo catalán o vasco; (f) no se hubiera apoyado en fuerzas en cuya genética hay terrorismo (terrorismo que asesinó a compañeros del PSOE y que tuvo en un infame zulo en permanente tortura a Ortega Lara quién por cierto milita en Vox); (g) jamás el PSOE ha apoyado al PP para gobernar cuando sí ha ocurrido lo contrario –en el país vasco con López- (g) el PSOE pactó con la extrema izquierda en muchos municipios para evitar que el PP gobernara.

Por tanto, sólo nos queda para justificar el noble gesto de Susana Díaz el instinto de defensa frente a ataques posibles por conductas pasadas.

Lo curioso es que los periodistas al uso de las tertulias ya han entrado al trapo de la treta.

Ese apoyo del PSOE andaluz, por higiene democrática, no debe ser aceptarlo por el nuevo gobierno. Precisamente en este caso no. Como dicen algunos libertarios los “pactos” entre políticos antagónicos siempre perjudican a sus electores y benefician a los políticos antagónicos (hoy por ti mañana por mí).  El consenso es un valor, salvo cuando encubre una coartada. En una democracia avanzada los políticos deben ser antagónicos (no beligerantes, antagónicos) porque esa es la garantía de que no hay pasteleo a costa de sus representados.

  1. Me temo que Sánchez sufrirá en las elecciones que convoque (como España es una democracia, nos dice, habrá elecciones no debemos preocuparnos) un descalabro brutal y terminará la labor que inició Zapatero: acabar definitivamente con el PSOE.
  2. Iglesias  ha vuelto a enseñar la patita antidemocrática y excluyente cuando ha hecho un llamado a la acción callejera. El hombre que no dejó dar su conferencia a Rosa Díez en la Complutense siguiendo el viejo ardid: si no la dejas que hable nadie escuchará sus argumentos. Si quieres saber cuáles son sus argumentos, ven que yo te los explico.

Son demócratas hasta que la democracia les incomoda,  entonces la revientan en la calle. Cien mil (por ejemplo) no pueden ganar un gobierno, pero sí pueden destrozar materialmente un país, deteriorar su economía  y hacer caer el gobierno elegido por millones: eso es exactamente la mentalidad totalitaria.

  1. Dicho todo lo anterior que nadie se llame a engaño: el discurso dominante está en todos los partidos del llamado  centro político, discurso donde se  confunde (de fundir algo diferente y hacerlo artificialmente una sola cosa) estado del bienestar  (te pago, con dinero previamente arrebatado, el colegio que elijas, la cama de hospital que prefieras) con el bienestar del Estado (yo pongo la escuela mía, no te dejo elegir encima que te he arrebatado antes el dinero para pagarla, te la vendo como un regalo estupendo  y tu vienes a este monopolio que como todo monopolio favorece al monopolista, no al consumidor ni al titular del derecho a la educación. De ahí exactamente, del monopolio, resulta  PISA).

Saludos

JSG

Miguel Rodríguez Ordóñez, de DEMOS 78

Gracias Pepe Soldado por tus reflexiones. Los resultados de las elecciones en Andalucía han sido «terremóticas»  y   tus reflexiones me preocupan por  la soledad del españolito para encontrar una salida posible y no una solución ideal, casi soñada,  por muy liberal que se sea. La realidad no es la que queremos que sea sino la que es. Para otra vez el estado de bienestar, una frase que engloba lo que el Estado hace por mi y lo que yo hago por el Estado. Lo que podemos discutir es si mas o menos Estado  significa mejor o peor manera de prestar servicios de calidad a los ciudadanos.

Ahora se trata de saber quien gobernará Andalucía. :

1º.- La mayoría absoluta necesaria para gobernar pasa por PP + Cs + Vox. Esto es un axioma..

2º.- La Presidencia  de la Comunidad debe ser  (consenso) para  uno de los tres candidatos ganadores  del centro-derecha.

.- Si  «lista mas votada»   para Presidencia,   Juanma Moreno + Cs. + Vox

4º.- Si  «lista mas votada» total para Presidencia,  Susana-PSOE  +  Cs  (ya han sido pareja) +  apoyo ocasional, coyuntural, de legislatura  o como se quiera llamar,                  de PP,  AA  o Vox,.(¿?)

     5º- Sin acuerdo de ningún tipo, nuevas elecciones.

Todas las soluciones que apunto son posibles pero la emergente lucha entre Casado y Rivera por un poder que por primera vez ambos tienen    posibilidades de alcanzar, en el Gobierno de una Comunidad Autónoma,  de la importancia de  Andalucía,  va a condicionar a la derecha en toda España. Ellos lo saben y van a pelear.

Por otra parte está en el aire el futuro de Susana que es la mas perdedora en la historia del PSOE andaluz. En Ferraz se ha colado un atisbo del aquello tan común  «hay enemigos, enemigos,  mortales y compañeros de partido» y en el partido de Ferraz enemigos de Susana haberlos haylos y muy arriba o quizás arriba del todo.

En este barullo, ajeno a él,  en estado contemplativo,  es decir «a verlas venir» sobresale la estampa, sentada en su sillón  recién estrenado un descubrimiento   genuinamente andaluz  (se ha despertado aquí)  que se llama Vox. ¡Que cosas pasan en España, Sr. Tezanos!

Mientras tanto, sin saber muy bien como hacer la digestión del estropajo engullido, la manada mediática de pedigrí  zurdo ha elegido en tropel la consigna de que la «extrema derecha» se ha apoderado de la derecha democrática a la que ha convertido en un peligro de fascismo redivivo,  una consigna difundida profusamente al mas puro estilo del marxismo-leninismo totalitario.  Porque si se  anula a  Vox la alternancia se esfuma y el PSOE se adorna como protector de los valores democráticos frente a la «extrema derecha»  que emerge en Europa y ahora también en España, según dicen.

Nosotros,   «Paciencia y barajar»  como dijo D. Quijote.   Saludos Miguel.

Joaquín Sama Naharro de DEMOS 78

Queridos amigos: Gracias por vuestras bien ponderadas reflexiones sobre el resultado de las elecciones, tema que lógicamente ahora nos ocupa más que otros.  Pero antes de expresar las mías, que serán  muy breves, quisiera añadir algo sobre lo que expuse en la última reunión acerca de la supuesta superioridad moral de la izquierda.  Argumenté que, desde mi punto de vista, esa supuesta superioridad moral se basa fundamentalmente en el argumento de que la izquierda se erige en defensora de las capas más desfavorecidas, de los desamparados, los humildes, de los parias de la Tierra, y, a partir de esa premisa teórica, la izquierda se siente legitimada para todo lo que le venga en gana, habiendo cometido a lo largo de la historia las mayores barbaridades imaginables, incluso contra sus mismos seguidores, siendo, además, incapaz de crear riqueza y espacios de libertad. A esto, quisiera añadir algo que no expuse el otro día: es característica generalizada de la izquierda española, creerse a «pies juntillas» la Leyenda Negra, inventada contra ESPAÑA por Italia, Francia y los países anglosajones, principalmente, en una operación de marketing de la época, que, en base a datos parciales trató, y consiguió, desprestigiar a nuestro país, Comparando respecto a otros países la gesta de ESPAÑA y las políticas y las leyes que desarrolló allí donde estuvo, nuestro país fue muy superior desde la perspectiva humanística que el resto de países conquistadores.  El desprecio de la progresía de nuestro país a todo lo español, desde el concepto de hispanidad hasta la fiesta de los toros, pasando por nuestra propia bandera, tiene mucho que ver con esa supuesta superioridad moral que se arrogan, al erigirse también defensores, en el pretérito pasado, de aquellos desfavorecidos indígenas que dicen masacramos. Falta de instrucción ( que lean «La leyenda negra. Imperiofobia», de Elvira Roca) y malos pensamientos, que merecen la penitencia de leer más y  elevar los corazones…

Respecto a las elecciones y el lamentable espectáculo que están dando Moreno y Marín, Marín y Moreno, en su afán por hacerse con el Poder en Andalucía, solo decir que si tuvieran altura de miras, acompañada por el necesario bagaje intelectual, podrían llegar al acuerdo de turnarse dos años cada uno en la presidencia y vicepresidencia respectivamente. Como dudo que uno solo sea capaz de resolver los graves problemas de todo tipo que aquejan a nuestra región,por muchos asesores y amiguetes que comiencen a poner,  con dos, presidente y vicepresidente, apoyándose y colaborando, lo tendrían más fácil, además, de dar una extraordinaria lección al resto del país,  lección de renuncia a la poltrona más alta, y, ejemplo de generosidad y entrega al servicio a la sociedad,  sin cegueras ideológicas ni de otro tipo, y sin otro interés que ser útiles. Si fueran capaces de conducir a Andalucía de este modo, estoy convencido que en las siguientes elecciones, arrasarían…con permiso de VOX, que es probable engulla al PP.

Si cegados por la ambición de Poder no fueran capaces de llegar a un entendimiento, propongo que se les suba a cada uno en un asno, se espante a ambos mollinos, y aquel asno que llegue más lejos haga acreedor de la presidencia de la Junta a la carga que lleva encima.

Saludos afectuosos.

Joaquín Sama.

José Soldado, presidente de DEMOS 78. 06.12.2018

Es imprescindible para la adecuada higiene democrática que el pacto que se fragüe en Andalucía sea antagónico con el partido saliente.

En cuanto a la presencia de Vox sí creo que subirá exponencialmente, quizá no tanto como para tragarse al PP. Ahora bien, si C,s consiguiera hacerse con el «centro» y Vox con la derecha nacionalista  ¿que espacio le quedaría al PP?

En cuanto a las causas…Lo dije en su momento (al año de ganar Rajoy y ver su deriva) y lo repito ahora: Rajoy debió aprovechar su mayoría absoluta (para eso la recibió) y hacer reformas estructurales (eliminar municipios, administración paralela, gastos suntuosos, etc) para reducir el gasto público y eliminar trabas al crecimiento económico (bajar impuestos, liberar mercados, etc). No sólo no las hizo sino que lo mantuvo el déficit al no reducir si o si  el gasto, se disparó la deuda (100% PIB) y los impuestos. Hizo lo que hace un buen estatista (mantener privilegios burocráticos a costa de lo que sea). Esa dejación de sus obligaciones respecto al verdadero interés general es la causa mediata de que perdiera ignominiosamente el puesto, pues al traicionar a su electorado (que votó un programa que era justo lo contrario de lo que hizo luego) y los intereses generales que exigían reformas de calado reduciendo drásticamente grasa estatal, se quedó sólo, como el alce cojo…fácil presa…

Por  lo que veo ahora en su programa Vox es un partido nacionalista español (esa es la segunda razón de su éxito: su hostilidad frente a otros nacionalismos antiespañoles), conservador o tradicionalista en cuestiones morales y, curiosamente, con el programa económico más liberal de los ofertados, lo que le aleja del estatismo a ultranza que caracteriza al fascismo (también a los socialismos). Esa identificación interesada entre Estado y Nación (o «el proletariado» en caso de los comunismos cfr. Cuba, URSS, Corea del Norte, etc), donde siempre gana el Estado . No. Vox (hoy por hoy) es básicamente, como el PNV pero españolista y más liberal en lo económico. Su entrada en los parlamentos dará (en este momento) una imagen más fiel del soberano (el pueblo).

Algunos matices sobre lo de Vox. Me referiré a su programa electoral. Considero que los siguientes puntos son inasumibles, otros tienen tintes populistas y otros supondrian un retroceso democrático y en otros no se mojan. Sólo algunos ejemplos: punto 6 (inasumibles e inejecutable), 7, 14 a 22, 27, 28, 83 (populista), 11 (no se mojan), 33, 91, 93, 95, 96 (retroceso intolerable), 43 (nacionalista-mercantilista), 44 (o iluso desde su perspectiva de la emigración o esconde algo, pues las familias con más hijos suelen ser precisamente de inmigrantes lo que tendría efecto llamada. En todo caso populista)

Si veo interesantes los puntos 29,30,35,36,37,39,40,41,42,45,46, 47,48,49, 51, 52, 53, 61, 65, 66, 70, 74, 78, 81, 82,85, 89, 94. No se comprende porqué abogan por el cheque escolar y no por el sanitario.

Todo esto es por matizar algo el correo anterior, pues aunque promete bajadas de impuestos en realidad no dice donde bajará el gasto en esa importantísima cuantía lo que convierte la oferta en populista

Saludos, JS

Los retortijones del Leviatán. Debate sobre el nacionalismo en DEMOS 78

 

NOTA DE LA REDACCIÓN DE LA WEB

El Foro para la Paz en el Mediterráneo, no necesariamente debe estar de acuerdo con lo que se publica, pero ofrece esta tribuna para los que presentan soluciones con las que se puede alcanzar la paz.

En esta caso el tema del nacionalismo intransigente, ha suscitado un debate en el grupo DEMOS 78, compuesto por personas de todas las ideologías y de todos los ambientes, con un solo punto en común su «inquietud intelectual».

El Estado debe tener más presencia en Cataluña se oye una y otra vez.

Sin embargo, el Estado español es tan propio de Cataluña, como de Andalucía,  Galicia o Canarias, por su génesis y por la definición de las sucesivas constituciones que ha tenido España, incluida la vigente.

Expondré mi tesis al respecto y la solución que veo para el problema.

La tesis tiene una formulación sencilla y un contenido complejo (porque encierra una filosofía): El problema del independentismo catalán actual (parecido al de la República, no demasiado diferente al de 1.898) es un problema de luchas entre “dependencias” estatales. Les llamo dependencias (que evoca más lo administrativo que lo político) para hacer más patente el argumento, pero también para resaltar la incidencia en el problema del poder burocrático.

Lo formularé de forma más prosaica, si cabe: es un problema de intereses personales de políticos y burócratas que controlan esas dependencias. El poder burocrático no es baladí, resiste más las reformas que el político y garantiza la continuidad del proyecto ideológico. Poder político y poder burocrático se retroalimentan y tienen en realidad un mismo objetivo. Aunque los parlamentos tienen la función de limitar y poner las reglas por la que se ordenan esos poderes, en realidad hoy (más en España) están mediatizados por esos poderes. Esa sintonía inversa (que impide que el parlamento sea un verdadero contrapoder en toda su dimensión)  se produce por (1) el sistema de distritos plurinominales, (2) se acrecienta por las listas cerradas, (3) las subvenciones a los partidos que los aleja de la sociedad y los convierte en extensiones del Estado, (4) el modo de acceso hoy día al poder burocrático fuertemente politizado y (5) las restricciones a la sociedad civil para su acceso a los cargos parlamentarios,  debido a la trampa de las incompatibilidades (que encierra que el poder parlamentario esté en gran medida controlado por el poder burocrático).

A veces los intereses personales inmediatos nos impiden ver el verdadero problema. Si nos duele pensar por mor de esos intereses inmediatos en lo que nos conviene realmente, para ver con claridad el problema hemos de pensar en aquellas situaciones donde no están implicados, donde podemos mirar con la debida objetividad. Pensemos aquí, en Andalucía, en qué ha ocurrido para llegar al actual grado de independentismo en Cataluña. Constataremos que el motor que lo mueve es sustancialmente el mismo aquí, en cualquier otra autonomía.

Sería un aportación ingente a la democracia (no al Estado, a la democracia porque en este punto el Estado nos está fallando, principalmente en la zona catalana) determinar en qué trabajan los que van a las manifestaciones independentistas, de quién cobran su salario vital y cómo llegaron a ese puesto, quién lo convocó, cómo se contrataron, que requisitos se exigieron (todo lo que define el perfil de una persona), etc.

Aclarar, por si acaso, que esta tesis que expongo no implica equidistancia: las dependencias catalanas del Estado lo están traicionando, hay una guerra intestina, de ahí el título elegido: los retortijones del leviatán.*

La tensión existente con las instituciones autonómicas catalanas se crea por una parte del Estado (Generalidad) contra parte del Estado (Gobierno central o general o de la nación o como quiera llamársele y Poder Judicial). Esas “dependencias hostiles” y en conflicto manejan dinero (ajeno, o sea, pueden ser “generosas”) y generan flujo ideológico hacia la sociedad, flujo materializado, flujo que es sostenido por el dinero ajeno (llamado público). La comunidad autónoma controla la educación, la sanidad, los medios de comunicación públicos, gran parte de los medios privados vía publicidad (o sea comprándolos con cierto disimulo), establece y gestiona los presupuestos, pone (directa o indirectamente) los tribunales de oposiciones, nombra un magistrado de cada tres de la sala civil y penal del TSJC (no necesariamente de la carrera judicial), monta los concursos (esa mezcla maravillosa de creación clientelar o de formación de sustratos burocráticos afines), etc.  En definitiva, se configura a la sociedad civil desde el poder político (que ha permeado el burocrático), se crea un sentido común (Laclau) proclive y excluyente, al modo que lo han hecho todas las ideologías totalitarias o no inclusivas (incluida la de Laclau).

En este caso, eso (que es una estrategia política) lo han hecho sólo las “dependencias” autonómicas y de forma rupturista las catalanas. Todas las autonomías lo han hecho para sustentarse en el poder, jugando un juego peligroso y antidemocrático (porque implica patrimonializar lo público), pero la realidad es que todos se han meado en la piscina. El problema de los catalanes es que se están meando desde el trampolín.

Las causas de la tensión son variopintas (históricas, económicas, protegerse de la justicia v.g. por el 3%, satisfacer aspiraciones personales, satisfacer la propia ideología, España nos roba, etc. etc.), pero están promovidas (en su sentido estricto de alentadas, diseñadas y financiadas) desde una parte del Estado hacia la otra parte del Estado, desde la parte al todo. Y el resultado es que los que no tienen Estado en Cataluña son los unionistas, precisamente porque se lo han arrebatado los independentistas y lo usan (lo abusan) exclusivamente para imponer de forma excluyente sus intereses, aniquilando la verdadera función de un Estado.

La creadora de la escuela de interpretación que lleva su nombre, Cristina Rota (aprovecho para recomendar la película “El reino”, protagonizada magistralmente por un alumno suyo) dijo en una entrevista que le hicieron en El País en 2015: “La perversión, la corrupción, siempre viene de arriba abajo. Viene desde los gobiernos del Estado…Todo va hacia abajo, crea la confusión, pervierte el lenguaje…Es como una gangrena

Utilizar lo público de forma excluyente, utilizarlo contra el interés general es la forma más grave de corrupción porque mina los cimientos mismos del sistema democrático. En democracia el primer componente, el prístino, del interés general consiste en que se cumplan las leyes.

El activismo “social” (insisto en que habría que ver si es “social” porque eso lo determina la fuente de ingresos del activista) independentista nace en unas “dependencias” del Estado (Generalidad, ayuntamientos, etc) que son controladas por independentistas utilizadas únicamente para sus intereses y que se sufraga con dinero público, es decir,  dinero de los demás (de aquéllos que son distintos a quienes lo gastan), sean de Zafra, Priego de Córdoba, Carratraca, Palencia o Cadaqués.

El discurso secesionista se implanta allí donde esas dependencias estatales tienen el control (de creación de organismos o centros, de creación y dación de emolumentos, etc.). Control que no es legítimo (de ejercicio) en tanto obedece a intereses espurios, es decir, excluyentes. Ese control partidario y con fines excluyentes se hace posible en los colegios públicos, universidades, televisión y otros medios públicos; por su parte los medios de comunicación privados que reciben cuantiosas sumas por anuncios publicitarios, las subvenciones a organismos que están en el discurso de una “verdad” que, cuando es oficial, siempre es orwelliana. La prueba irrefutable del dominio ideológico de los medios es que hemos llegado a ver un único editorial conjunto lo que, atendidas las reglas del mercado, es prácticamente imposible, salvo que el medio de subsistencia no sea el mercado, sino el poder político.

Los dirigentes saben que en una democracia (e incluso en otros regímenes no inclusivos como advirtió Maquiavelo) no se puede gobernar mucho tiempo a contrapelo del pueblo y saben que tienen que “crear pueblo” (interesante para ver los mecanismos para crearlo el libro de Iñigo Errejón – Chantal Mouffe, “Construir pueblo”) y que eso se hace con dinero y siempre, por supuesto, de los demás. Hace un tiempo remití al grupo Demos 78 un vídeo de Errejón que titulé “Errejón explicando a Gramsci en efectivo” (explicaba cómo debían penetrar en lo público para sostenerse en tiempos de retroceso, en definitiva, prometía a sus seguidores puestos de trabajo públicos si ganaban, eso sí muy finamente). Eso lo sabe hasta Pujol pues como dijo plásticamente Antonio Souvirón en Demos 78 los independentistas no nacen, los independentistas se fabrican.

¿Quién no recuerda como subió el peor rostro del nacionalismo alemán? De la cervecería a la plaza, de la plaza a unos 800.000 votos (1928), de ahí a más de seis millones (1930), luego casi catorce millones (1932) y 230 escaños y en las elecciones de marzo de 1.933, ya en el poder ejecutivo, más de 17 millones de votos. Aparentemente inexplicable, pero sólo aparentemente.

El Estado (esas dependencias hostiles) no sólo promueve y financia el proyecto PRIVADO (o si se prefiere: particular) de unos pocos (o muchos me da igual ya que atendiendo al concepto de legitimidad de ejercicio) con ingentes cantidades (extraídas de todos) durante decenas de años, sino que también el Estado se “constituye” en pueblo mediante extensiones del Estado, como por ejemplo, ANC y Omnium (evidentemente subvencionadas) y multitud de fieles empleados (¿por quién?) públicos. Esa confusión interesada de lo público y lo privado, invasora, contaminante, es inaceptable en una democracia.

A su vez esa técnica de persuasión malaya (poco a poco, con un coctel de tiempo, mentiras y dinero) permite transformar lo que es un golpe de Estado silente (dado desde determinadas dependencias del Estado contra la estructura del Estado mismo) en una “revolución”, en este caso de las sonrisas, presentando el golpe como un movimiento (falsamente) popular y (falsamente) democrático. Sin embargo, en el momento en que llega el conflicto civil (es decir se hace popular interesadamente) cualquier escenario es posible.

Por eso el Estado que ha de ser poderoso para hacer respetar y respetar las leyes no puede ser poderoso, contra nosotros mismos, hasta el punto de que sea quién nos configura como sociedad y dirige los movimientos “sociales”. Y esa perversión  es lo que está pasando.

La solución que considero posible es reducir las competencias del Estado, ponerlo en su sitio, donde podrá ofrecernos lo mejor de sí mismo (que es mucho) y centrarse en aquello que realmente necesitamos.

Hay muchas formas de hacerlo, pero no creo que sea bueno rebajar los estándares del Estado del bienestar, aunque todas ellas deberán pasar por rebajar lo que se ha llamado el bienestar del Estado.

¿Recordáis la foto de Duran i Lleida en su suite presidencial del Palace donde vivía de ordinario como quien alquila un loft? ¿Os habéis fijado lo duro que es el puesto de cajera, durante interminables horas, en un centro comercial? Pues esa cajera y otros muchos somos los que pagamos ese bienestar del Estado, de un Estado que encima nos atormenta con luchas intestinas y nos complica la existencia porque no sólo no sabe resolver ciertos problemas sino que es la causa de ellos.

Una solución sostenible (cada una es un debate que podemos tener) para transformar España, hacerla más fuerte y sostenible y sortear el problema independentista:

  • Cheque escolar. Implantación inmediata.
  • Cheque sanitario. Implantación inmediata.
  • Eliminación de todos los medios de comunicación públicos mediante constitución de sociedades anónimas repartiendo las acciones (dado que todos son deficitarios a los demás nos basta con que no nos cobren) entre empleados según sus derechos de despido y si lo aceptan (evitando así el despido y su coste, salvo para los que no aceptaran) y acreedores. Los edificios se les venden o se hace un contrato de alquiler (con lo que pasan de ser deficitarios a dejar dinero)
  • Prohibición de que el Estado, en ninguna de sus formas, pueda subvencionar o anunciarse en medios de comunicación privados (el estado tiene sus propios periódicos: BOE, BOJA, BOP). Los necesitamos de calidad y libres de toda influencia del poder político.
  • Modificación de los distritos electorales pasando a ser uninominales (300 diputados por esa vía) y un distrito único (50 diputados por esa vía) para los restos.
  • Eliminación mediante prohibición legal (mejor con rango constitucional) de subvenciones (directas o indirectas) a partidos políticos y sindicados (estas instituciones son civiles y al ser subvencionadas por el Estado dejan de serlo, convirtiéndose en extensiones del Estado, de modo que el medio de control que tenemos desaparece. De otro lado no es de recibo que los sindicatos cojan dinero de la primera patronal de España que es el Estado).
  • El que gasta que lo recaude y asuma las consecuencias (responsabilidad fiscal y presupuestaria).
  • Más poder a los municipios, menos poder a las autonomías (este tema es complejo, pero me remito Tocqueville que demuestra que una de las claves del éxito de USA, además de la auténtica división de poderes, es el municipalismo. Los municipios se suelen centrar en hacer la gestión).

Eso es una reforma estructural que nos acercaría, por ejemplo, a Dinamarca y nos alejaría de Ecuador o Venezuela y supondría de verdad una segunda transición, superando los problemas de la primera muy lastrada (en algún aspecto) por ciertas circunstancias concurrentes cuando se hizo.

La crisis de 2008 ha supuesto una nueva forma de mirar la política. Los políticos independentistas catalanes han conseguido una coartada y engañado a los que (teóricamente) sirven diciéndoles: lo habéis pasado mal porque España os roba (el libro de Borrell demuestra la mentira). Han aprovechado la crisis (como hicieron en 1898, como hicieron en la República) para abrir una brecha de odio y, a partir de ahí, construir un discurso secesionista que le permita seguir con su “bienestar” sin control externo.

Pero la crisis pasada (de la que hemos salido con cierta trampa, dado que nos hemos entrampado hasta las cejas lo que pasará factura en la próxima crisis) también puede aprovecharse (eso es la experiencia: como aprovechas lo que te pasa) para entender que el ojo del amo engorda al caballo, que nuestra clase política ha estado bastante descontrolada porque nuestras instituciones lo han permitido (al tener fallas enormes como se ha comprobado). Hemos aprendido que la palabra solidaridad cuando la dice el que gasta tu dinero (no el suyo) siempre es una trampa (aquí hay un tema). También hemos aprendido que el Estado ha deconstruido (permítaseme la licencia culinaria) prácticamente a la sociedad civil para tragársela como un leviatán**

Le regalaron al ciego un racimo de uvas y le dijo al lazarillo: cogeremos cada uno de nosotros, por turno, una uva y así cuando haya terminado el racimo ambos habremos comido lo mismo. Cuando llevaban medio racimo el ciego le dio un bastonazo al lazarillo de Tormes y le dijo a cara de perro que le estaba robando. No era cierto, contestó el pícaro, y además ¿Cómo podía saberlo siendo ciego? Muy sencillo le dijo el ciego: yo empecé a cogerlas de dos en dos y te callaste y eso significa que tú las has cogido de tres en tres o de cuatro en cuatro.

En este caso debemos apoyar al ciego (nunca mejor dicho, dada la falta de visión política de fondo del poder general del Estado) contra el pícaro, pero hay que hacer algunas modificaciones para evitar que esos dos astutos lleguen al poder y, por el contrario, lo ostenten personas que miren y respeten casi sagradamente nuestro racimo, porque en otro caso sabrán que tendrá consecuencias para ellos.  Y la forma de que los mejores tengan la administración es hacer los cambios (así lo creo) a que antes me he referido.

José Soldado Gutiérrez***

06.10.18

 

* Si bien Hobbes, por lo que le he entendido, se refiere al Leviatán como a la comunidad,  una especie de “hombre artificial” (Bertrand Russell) y si bien considera que ésta en un momento determinado hace un convenio o contrato por el que confiere el poder, ese poder es irrevocable, porque el contrato es único, constituyente y permanente o definitivo, un acuerdo entre los hombres para obedecer a una autoridad que desde ese momento dicta cuales serán los derechos. “Esa persona del Estado está encarnada en lo que se llama el SOBERANO, de quién se dice que poseer un poder soberano; y cada uno de los demás es su SUBDITO” (Hobbes, Leviatán, Cap. 159. Ahí el germen totalitario de Hobbes que, en definitiva, por mucho contrato inicial (él lo llama convenio) que hubiera, al ser irrevocable por definitivo, sostiene al poder establecido. O, dicho de otro modo: Lo que hay es lo legítimo porque es el resultado del convenio definitivo (pasado e irrevocable). Para Hobbes (lo que traigo por su interés al hilo de la Generalidad independentista), por ejemplo, la verdad oficial es la única verdadera (lo que recuerda la novela  1984 de Orwell y el régimen totalitario que lo inspiró, vía su experiencia personal en Barcelona) u, otro ejemplo, que todos los enseñantes tienen que ser ministros del soberano para enseñar lo que se debe, que es exactamente lo que el soberano considera útil (“va anexo a la soberanía el ser juez de qué opiniones y doctrinas desvían de la paz, y de cuales son las que conducen a ella y, en consecuencia, el ser juez también de en qué ocasiones, hasta donde y con respecto a qué debe confiarse en los hombres cuando éstos hablan a las multitudes y quién habrá de examinar las doctrinas de todos los libros antes de que éstos se publiquen” (Hobbes, ob. Cit. Cap. 18)

** En el año 1993, en un artículo publicado en Diario Sur (“Los modelos corruptivos”. Está en internet) advertí del problema que suponía que el Estado hiciera de su capa un sallo y lo hice desde el enfoque del cumplimiento de las obligaciones de pago a proveedores y de cómo el Estado debe cumplir sus propias normas (que no cumplía, ni cumple) y el efecto corrosivo de su morosidad, de su “ética” del cumplimiento. En 2008 se encontraron infinidad de facturas en los cajones muchas incluso de aquélla época y quedó claro que comunidades autónomas y ayuntamientos en materia de pagos no eran más que morosos profesionales o, si se prefiere la expresión más ajustada, saqueadores. Un inciso: A veces hay que usar palabras distintas para destacar el hecho de que quién obtiene algo y no lo paga le hace básicamente lo mismo al acreedor, desde la moral y las buenas costumbres del comercio, que quitarle la cartera o saquearlo, y por supuesto cuanto más poder tiene y más se usa para eludir la obligación más infame es el saqueo.

El efecto de  esa morosidad es que el que no cobra de un ayuntamiento, por ejemplo, no puede pagar a su proveedor y éste al suyo y más tarde al arrendador de la nave y más tarde a los trabajadores y luego… Esos impagos iniciales generan una espiral viciosa,  una gangrena económica que en el caso de España arruinó (el Estado en forma de ayuntamientos o de comunidades autónomas arruinaron) a muchas familias españolas, generó paro que hubo que pagar durante 24 meses, generó (dada la protección a ultranza de gasto público innecesario) subidas de impuestos, etc. etc.   La desvergüenza era tal que una empresa de, por ejemplo, limpieza de cristales tiene que pasar la factura cuando los limpiaba, por ejemplo, los de una consejería de Hacienda, tenía que emitir la factura en forma y pagar el IVA que debió previamente pagarle (con la factura) el Estado y que no le pagaba (a veces durante años como se vio) pero si el empresario no lo ingresaba al Estado el IVA lo sancionaba. ¿Interés general o interés estatal? Esto se ha corregido en parte con el criterio caja pero lo han complicado tanto que no son muchos los que se han acogido.

En fin, hubo algún empresario que se quemó a lo bonzo mientras alegremente se iba incrementando el gasto público gracias al saqueo (impagos) a proveedores y al incremento de la deuda.

 

*** José Soldado Gutiérrez es Presidente del Club Demos 78 (la opinión vertida en este trabajo es estrictamente personal). Es abogado, doctor en Derecho, ha sido Presidente del Ateneo de Málaga, Director de la Escuela de Práctica Jurídica de Málaga (del Colegio de Abogados), primer premio de investigación jurídica de la Revista Jurídica de Andalucía. Autor de diversas publicaciones jurídicas. Le fue concedida por unanimidad del CGAE la medalla al mérito de la Abogacía Española. Es académico correspondiente en Málaga de la Real Academia de Córdoba de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Artes.

GENOMA Y NACIONALISMO

Es conocido que los nacionalismos constituyen un fenómeno complejo, cuyo origen se debe a factores de tipo cultural, económico, geográfico, lingüístico, religioso y a otras causas que sería prolijo enumerar. No obstante, desde mi punto de vista, existe una pulsión preliminar a todas esas causas, en realidad, auténticas coartadas que enmascaran lo que subyace en verdad en cada uno de nosotros,  pulsión que trataré de exponer a continuación:

 

Durante el  prolongado desarrollo de las distintas familias de homínidos que nos precedieron a lo largo de la historia evolutiva de nuestra especie, iniciada hace más de cuatro  millones de años, los miembros de aquellas familias de homínidos vivieron, cazaban, se apareaban, mantuvieron luchas y se desplazaban en grupos de unos treinta individuos hasta hace aproximadamente unos ocho mil años, periodo de tiempo que a la escala de veinticuatro  horas representaría sólo los tres últimos minutos de un día.

Aquellos grupos primigenios de homínidos se dedicaron durante miles de generaciones, en su condición de cazadores-recolectores, a buscar el alimento que les brindaba el hábitat. Según la riqueza de éste, climatología, la incidencia de enfermedades, parasitosis, luchas con grupos rivales, etc., ese número aumentaba o disminuía transitoriamente, alcanzando la estabilidad demográfica en torno a esa cifra, dato al que se ha llegado tras rigurosos estudios de genética de poblaciones, fisiología humana, paleontología, antropología, ecología, etc.

¿Qué limitaba la formación de grupos con un gran número de individuos? Sin duda  el rápido agotamiento de los recursos, mientras que la existencia de grupos muy reducidos, y más aún, de individuos aislados, resultaba inviable  en aquel medio hostil, donde merodeaban los grandes felinos, dedicados en buena medida a la caza de aquel indefenso antepasado nuestro -la existencia de cráneos de homínidos con señales de haber muerto en las fauces de felinos así lo certifican-, sin grandes dotes de corredor, carente de garras o afilados colmillos, que sólo en  grupo, con  los machos al frente lanzando ramas, piedras y alaridos en defensa de sí mismos, de las hembras y las crías, tenía posibilidades de sobrevivir  ante el ataque de poderosos felinos en medio de las llanuras africanas.

Pero con toda probabilidad no todo el riesgo  procedería de los depredadores. El factor más inquietante debió provenir de aquellos otros grupos de homínidos con quienes se disputaban continuamente el territorio, las hembras, la caza, el agua… Caer en manos rivales podía significar en muchos casos convertirse en una fuente de alimentación  más como acreditan los hallazgos de Atapuerca, que a tan sólo trescientos mil años de nosotros, evidencian inequívocos signos de canibalismo en los restos óseos encontrados.

Ante los peligros mencionados y otros muchos existentes en aquel  medio primitivo, la tendencia a formar grupos cohesionados fue un factor imprescindible para la supervivencia y, de tal importancia, que pronto quedó incorporado en el código genético de la especie, transmitiéndose como pauta de conducta heredada al igual que se transmiten los caracteres morfológicos.

La percepción de los grupos ajenos al nuestro como antagonistas, inquietantes, merecedores de rechazo, fue un aprendizaje adquirido por los múltiples encuentros con hordas rivales a lo largo de milenios y, necesario es saberlo, constituye aún hoy la base del racismo y la xenofobia al haber quedado de igual forma impreso en nuestro código genético. Al mismo tiempo se fue desarrollando el tan necesario contrapunto a la rivalidad: el altruismo recíproco, característica también grupal e igualmente determinada por los genes, verdad científicamente validada incluso con algoritmos matemáticos.

Hace ocho mil años el hombre descubrió la agricultura. Esta actividad productiva le permitió formar grandes tribus, de millones de individuos. La abundancia de alimentos lo hizo posible, se diversificó el trabajo, se crearon grandes urbes y naciones. Es más, con el desarrollo de los medios de transporte, cada vez más rápidos, las redes de información, las multinacionales, las interconexiones financieras y de todo tipo, en la actualidad se vislumbra la posibilidad, aún remota, de que la Humanidad termine por unificarse en una única nación sobre el planeta Tierra, lo que se ha dado en llamar la Aldea Global. Las superestructuras económicas, productivas y de la información desarrolladas marcan esa tendencia, por lo que se comienzan a crear estados supranacionales como la Comunidad Económica Europea. Las viejas luchas tribales podrían llegar algún día a ser desterradas para siempre.

Tan solo ocho mil años han sido necesarios para desarrollar todo este enorme avance socioeconómico. Sin embargo, ocho mil años en el desarrollo evolutivo de una especie es un tiempo inapreciable, en extremo breve, -solo tres minutos de los 1440 que tiene el día-, para que  las bases genéticas de la conducta se hayan  podido adaptar a la nueva situación creada por la cultura, cuya evolución es  muchísimo más rápida que la del genoma. De ahí el desfase entre una y otra. El  siguiente ejemplo puede ilustrar esta situación: los niños temen instintivamente a las serpientes sin haberlas visto con anterioridad porque durante miles de años el encuentro con ellas nos ha dejado esa huella genética; en cambio, aún no ha habido tiempo suficiente para desarrollar miedo congénito a los enchufes de la electricidad  que constituyen actualmente un peligro más común.

El nacionalismo, que todos llevamos impreso en los genes por aquella necesidad de cohesión grupal, es una expresión más de ese desfase entre evolución cultural y evolución genética. Por un lado el genoma nos predispone a formar grupos pequeños, a  cohesionarnos en grupos reducidos. La dirección que señala es la siguiente: estado supranacional, nación, provincia, ciudad, barrio, y comunidad de vecinos o círculo de amigos, curiosamente unos treinta, como  nuestros ancestros. Por otro lado la evolución socioeconómica que ha posibilitado la cultura indica de forma inexorable el sentido contrario: comunidad de vecinos, barrio, ciudad, provincia, nación, estado supranacional, humanidad global.

Pero mientras el raciocinio, que atenúa las emociones y acrecienta la objetividad, nos está diciendo que la evolución social es imparable y retroceder a la tribu absurdo, la emoción programada genéticamente en la región límbica cerebral, en el cerebro reptiliano, la zona más arcaica de nuestro encéfalo, nos sigue dirigiendo de modo tozudo en la antigua dirección, a cohesionarnos en grupos reducidos como hacían nuestros antepasados.

El sentimiento nacionalista es justamente esa ancestral emoción que al añadirle contenidos intelectivos elevamos al rango de sentimiento, a partir del cual se elaboran los idearios nacionalistas y excluyentes en sus distintas manifestaciones, por desgracia tan de actualidad.

El problema se acrecienta gravemente por la existencia de líderes políticos que por desconocer la naturaleza arcaica del sentimiento nacionalista, que ellos padecen de forma exacerbada, no solo no alcanzan a ver lo que supone de regresivo semejante atavismo, sino que incluso se muestran orgullos de arrastrar en si mismos tal servidumbre, cuando en el momento histórico que vivimos lo inteligente seria trabajar para construir entre todos la Aldea Global, desterrando para siempre los sentimientos tribales.

Desde una perspectiva evolucionista el vanagloriarse de ser nacionalista antes que universalista, es decir, por no haber superado ese atavismo, es equiparable a sentir satisfacción no por tener atrofiado el coxis, esa cadena de pequeños huesos que todos tenemos al final de la columna vertebral, un rabo atrofiado, otro atavismo de nuestro pasado evolutivo, sino por poseer un coxis tan desarrollado que nos permitiera exhibir una hermosa cola.

Lo mismo que el rabo ya no tiene utilidad alguna para nosotros, aunque sin duda fue  muy útil durante una etapa de nuestra historia biológica para sujetarnos a los árboles y proteger nuestras zonas pudendas,  la hipertrofia nacionalista que nos retrotrae a lo tribal, aunque fuera  útil en el pasado para protegernos en grupos reducidos,  ahora ya  solo es origen de serios conflictos que frenan el desarrollo de la Humanidad.

Aflige observar que mientras a la ignorancia de esos políticos, se una la actitud ególatra con que actúan, ofuscados por su otra gran pasión, el poder, cuya máxima cuota solo se sienten capaces de alcanzar entre correligionarios, a quienes exacerban arcaicas emociones, con favoritismos partidistas  y desprecio hacia los que piensan diferente, tergiversando la historia, sobrevalorando supuestas diferencias y un largo etcétera de despropósitos en busca de la mayor glorificación personal, esta versión  maléfica de aquella primitiva pulsión continuará siendo utilizada para sus espurios fines.

Joaquín Sama, médico psiquiatra