La Educación posCOVID-19

 

13.09.2020. Diario Sur. Vuelta al cole
13.09.2020. Vocento.Educación para después de una pandemia, por Isabel Celaá, Ministra de Educación y Formación Profesional
11.06.2020. The Conversation. Descubrimientos educativos sorprendentes durante la pandemia. María Antonia Casanova Profesora de la Universidad Camilo José Cela y Directora del Instituto Superior de Promoción Educativa (Madrid), Universidad Camilo José Cela

El inicio del curso escolar en el mes de septiembre: Visión de futuro

 

27.08.2020. The New York Times. España: El país donde las discotecas son más importantes que las escuelas España necesita una revolución educativa que ponga la educación entre sus principales prioridades. Los políticos han demostrado durante la pandemia que está entre las últimas.

Club DEMOS78:

No me parece la mejor información para que vuelvan los turistas a España.

La imagen internacional de España está en uno de sus peores momentos en los últimos años.

Sugiero consultar  el contenido de los medios que se editan en Málaga en inglés, alemán, ruso, chino, holandés, sueco, noruego, danés, finlandés y francés para las comunidades de los citados idiomas en España, con miles de lectores en otros países. Sus contactos con los gabinetes de prensa de los organismos oficiales son limitados y algunos no saben que existen.

Saludos

José Antonio Sierra (UNO DE LOS PIONEROS DEL INSTITUTO CERVANTES)

Vuelta al cole en España

27.08.2020. Bebésymás. Mascarilla obligatoria a partir de los seis años, grupos burbuja y distancia: todas las medidas de la vuelta al cole 2020

DEMOS 78

Creo que hay dos cuestiones. La que plantea Salvador y José Ramón y la cuestión en sí del artículo.

  1. El eterno dilema de qué hacer con los trapos sucios.

La cuestión es ¿a quién beneficia lavar los trapos sucios en casa? Supongo que esta expresión vendrá de cuando había lavanderías públicas alrededor de un pilón (las que conozco son rectangulares y de unos 10×2,5 y cada aproximadamente cada 80 cm hay una piedra de lavar).  Allí se lavaban trapos reales y trapos figurados porque muchas mujeres limpiaban ambos (estos segundos también se los limpiaban a otras, supongo). Los trapos sucios (los figurados y los reales) no debían llevarse allí conforme a la sentencia popular.

Sin embargo, en materia de gestión política una de las formas más eficaces de que no se generen (sic) trapos sucios es precisamente lavarlos en público. De otro lado el gobierno no es la nación, ni tampoco es sus individuos o ciudadanos. El gobierno es el administrador principal (de ahí que se hable de la Administración) y uno de los frenos más importantes para un administrador es que sus actos puedan ser criticados públicamente. Su tabla de salvación es tapar la crítica (en negativo) y construir un relato (en positivo). El discurso de los trapos sucios en casa es un coartada que implica la identificación del gobierno con el ciudadano (que es falsa), con la nación (que no es exacta porque representa, y este más que ninguno, al sector de la población que ganó las elecciones) y con el estado (que también es inexacta porque el estado es algo bastante más complejo).  Aquí viene a colación la famosa frase de Mirabeau “Denme al juez que quieran, parcial, corrupto, mi enemigo si quieren, poco importa, con tal de que no pueda hacer nada si no es de frente al público” (frase que citaba Gómez Orbaneja en su Derecho Procesal I para destacar la importancia del principio de publicidad en el proceso jurisdiccional).

Quiere esto decir, que no estoy de acuerdo con nuestros queridos y desde luego por mi admirados amigos Salvador y José Ramón. Creo que un ciudadano no se debe a ningún mal gobierno y creo que si es bueno o malo lo decide él. La crítica es esencial en política y en un mundo globalizado más si cabe. Si ese artículo sirve para que Europa sea más consciente de que pasa aquí y de que a éstos no se les puede dar dinero sin condiciones porque se lo quedan (no personalmente, sino para sus ardides propagandísticos que son su “interés general”) ese artículo merecerá un monumento. Si ese artículo sirve para que la educación española se sonroje y permita (sic) o, al menos, no queme las calles con las reformas estructurales que son muy necesarias, será un ejercicio no baldío de patriotismo.  El patriotismo no es tapar los trapos sucios, sino perseguirlos por cielo y tierra hasta que se minimicen.

  1. Todo lo que dice el artículo, según entiendo, es exactamente como lo dice

El artículo lo ha remitido también José Antonio Sierra bajo el asunto «vuelta al cole en España». El artículo hace una análisis bastante acertado de la situación española y pone ejemplos de mejora, como es el caso de Portugal (también China, Corea del Sur, Taiwán o Singapur) y sus reformas en materia educativa.

Y si es cierto que vamos mal en PISA y en el ranking de Shanghái (siendo la educación y la investigación tan importantísima) si no hay premios nobel científicos (esto no lo dice) gestados en España, desde Cajal (que investigaba en su casa) ¿Por qué no se soluciona, dado que ese es el verdadero interés general? ¿y por qué sí hay premios nobel con cierta periodicidad en aquello que no depende de las políticas públicas o que ésas no pueden entorpecer (v.g. literatura) cuya actividad es estrictamente privada? (en este contexto científico lo importante no es la nacionalidad del premio nobel, sino dónde se ha gestado y desarrollado la investigación sea cual fuere la nacionalidad del individuo concreto).

En España hay un desenfoque del interés general como objetivo. Y, por supuesto, es interesado. La política actúa como una escopeta de feria: hace como que apunta bien al interés general, pero nunca le da, porque la mira está manipulada, al principio ligeramente desviada aunque lo suficiente, luego descaradamente (poco a poco desviando, desviando a fuerza de años). La mira está desviada para que siempre acierte en la satisfacción de los intereses particulares de los grupos mejor organizados y que se han hecho con el poder (directo o indirecto). Paralelo a eso está la necesidad del relato cuyo objetivo único es convencer a los votantes de que el pulpo es un animal de compañía.

El artículo nada en las oscuras aguas, cenagosas, con tentáculos ignotos, destaca las disfunciones del sistema, atina en las soluciones lógicas y que cualquiera ve y que a cualquiera sorprende que España no haya, al parecer,  constatado que el futuro de un país está en su educación. Yerra, sin embargo el artículo, en lo esencial. El objetivo de la clase dirigente española no es el interés general, sino su general interés.

  • ¡Que disparate! ¿Cómo puedes decir eso?, podría decírseme,
  • ¡toda generalización es falsa, salvo quizá ésta! ¡no se puede generalizar!

Sin embargo, cuando algo anda como un pato, tiene plumas como un pato y parpa como un pato, es un pato. Y si lleva una tendencia de 40 años,  generación tras generación con esas características, desaparece toda duda.

Cuando vemos, al trasluz, peces nadando en una ola (en Cádiz es habitual verlos, tan tranquilos ellos) esos peces creen que están en la masa de agua del mar, no en una ola. Es el mismo fenómeno que les ocurre a los bróker cuando están en una burbuja económica: creen que están en firme y cuando la burbuja pincha pilla a muchos y entran en pánico cuando desaparece su entorno que creían seguro. Es el mismo fenómeno que les ocurre a los tasadores de fincas en situación de burbuja: miran, comparan, llaman a carteles, consultan el idealista, fotocasa, hacen sus cálculos y tasan a precio de burbuja, claro. ¿Tienen todos ellos mala fe? ¿son malos por naturaleza? ¿querían arruinarse o arruinar a sus clientes? ¡Nooo!  Simplemente se acomodaron en su entorno inmediato y presente. Algo parecido le ocurre a la clase política española, sector de buena fe, que unido al de la mala fe ha parido un pato, o sea, ha parido lo que parece. La diferencia es que los bróker y los tasadores tienen memoria y la clase política también, pero de pez. Cuando están en otra ola, vuelven a creer que es externa.

El país de Nadal, de Amancio Ortega,  Carlos Sainz, Gasol, Fernando Alonso, Roig, José Tomás, Plácido Domingo, Serrat, Manuel Pertegaz o de Balenciaga,  del  Cola cao o del Real Madrid y de tantos cuyo talento ha tenido que marcharse a un entorno propicio;  el país que es hoy la 13ª potencia económica del mundo (y fue la novena) no puede estar entre los peores o los mediocres en educación y en investigación. Eso sólo lo justifica en que hay intereses que desvían la mira y políticos astutos que nos convencen de que compremos un pulpo como animal de compañía. Por eso en educación también hace falta una regeneración de calado.

La crítica pública nunca es destructiva cuando es a la gestión pública o a la configuración de las instituciones y es verdad. Cuando más eficiente, más destructiva de la disfunción es, más constructiva es la crítica.

España es un país con un potencial enorme porque, precisamente, está llena de españoles cuyo talento, capacidad y entrega a sus propios proyectos es admirable. Sólo le queda saber lo necesario para librarse de ataduras (el que obligó al amigo a admitir lo del pulpo era el dueño del Trivial y además se jugaba en su casa) que permitan no admitir que el pulpo es un animal de compañía y a partir de ahí, con dirigentes preparados de verdad (cambio de ley electoral y otras reformas que ahuyentes advenedizos y desempleados), regenerar las instituciones que nos tienen literalmente atados de una mano. Si con una sola mano somos los 13ª con las dos… (lo que llevaría a estándares nunca vistos de empleo, de riqueza, de libertad, etc.)

Los trapos sucios no son nuestros trapos sucios, son sus trapos sucios y está bien lavarlos en el New York Times. No encuentro lavandería mejor no sólo por su repercusión sino porque aquí las lavanderías están compradas por el poder político con subvenciones, prebendas y sinecuras futuribles (hasta tienen televisiones públicas, carísimas por cierto, dedicadas sin ningún pudor a la propaganda y están en todos los niveles: central, autonómico y municipal).

Ojalá sobre este tema se abra un debate sincero como siempre son los nuestros, variopinto y clarificador.

Saludos,

José Soldado Gutiérrez

Educación en el horizonte OCDE 2030: un giro copernicano

 

26.07.2020. Diario Sur. El sistema educativo tiene ante sí el reto de prepararlos para profesiones que aún no se conocen, y para hacer frente a problemas que todavía no se han manifestado, por José Manuel Domínguez Martínez, Catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Málaga

El Foro para la Paz en el Mediterráneo da mucha importancia a este tema de la educación, porque en él se centra el futuro de las naciones.

Se puede ampliar este interesante tema en el siguiente enlace:

Educación en el Foro para la Paz en el Mediterráneo

Entrevista al Dr. Juan José Hinojosa, miembro del Comité Científico del Foro para la Paz en el Mediterráneo

El artículo 21.4 de los Estatutos de la Asociación Foro para la Paz en el Mediterráneo, firmado el 16 de noviembre de 2018, dice textualmente: Especial relevancia adquiere la constitución del Comité Científico, que estará compuesto por un número indeterminados de personas relevantes del mundo de la cultura, de las ciencias o cualquiera las actividades que desarrolla y organiza el Foro. El Comité científico podrá dividirse por áreas de conocimiento o actuar de manera multidisciplinar, determinando la Junta.

05.02.2020. Diario Sur. Juan José Hinojosa: «Subir impuestos a los ricos es más imagen y publicidad que recaudación efectiva». El catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la UMA y decano de la Facultad de Derecho asegura que el desafío independentista está evidenciando la fortaleza del sistema jurídico español, por Francisco Gutierrez

31.05.2019. Reunión del Comité Científico del Foro para la Paz en el Mediterráneo

Una defensa nacional para una sociedad digital.- Jesús Gómez Ruedas

Este artículo trata de mostrar una visión prospectiva de la defensa nacional hacia 2030, repasando los diferentes recursos y tecnologías de aplicación, sus casos de uso y las implicaciones de todo tipo en este campo.

Documento elaborado por: Jesús Gómez Ruedas. Coronel (R)

«el triunvirato big data, machine learning e Inteligencia Artificial asumirá el protagonismo estelar de la próxima revolución de las Tecnologías de la Información. Como señalaba hace algunos meses el CEO de Google, su impacto en la historia de la humanidad será comparable al de la electricidad o el fuego»

GÓMEZ RUEDAS, Jesús. Una defensa nacional para una sociedad digital. Documento de Opinión IEEE 72/2019