XII Jornadas de Seguridad, Defensa y Cooperación (14, 15 y 16 de noviembre de 2018)

DÍA 14: Salón de Actos de la UNIA en Málaga.– Plaza de la Legión Española, 1; Edificio Mena

TEMA CENTRAL: EL TERRORISMO Y LAS INFRAESTRUCTURAS CRÍTICAS

Día 15: Salón de Actos de Unicaja de la Acera de la Marina, 1ª planta.

TEMA CENTRAL: PROTECCIÓN DE LAS INFRAESTRUCTURAS CRÍTICAS DEL SECTOR FINANCIERO.

DÍA 16: Salón de la Rosa de los Vientos del Real Club Mediterráneo.– Paseo de la Farola, 18

TEMA CENTRAL: GEOECONOMÍA Y GEOPOLÍTICA DEL MEDITERRÁNEO Y EL ATLÁNTICO

Día 16: Tras terminar las sesiones

CLAUSURA DE LAS XII JORNADAS DE SEGURIDAD, DEFENSA Y COOPERACIÓN

21:30 CENA: importe 25 cubierto. Se ruega inscripción previa en aromero@realclubmediterraneo.com. Se abonará en el restaurante

NORMAS PARA OBTENER LOS CERTIFICADOS DE APROVECHAMIENTO:

Inscripción de asistentes a la Jornadas en www.foroparalapazenelmediterraneo.es Se remitirá a los inscritos una prueba de evaluación para poder obtener el Diploma de Aprovechamiento del CIFAL, y Certificado ídem de la UNIA, homologable a nivel universitario

LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN PARA OBTENER DIPLOMA DE APROVECHAMIENTO. Un trabajo inédito sobre alguno de los siguientes temas (10 A4 + portada, interlineado 1,2, separación párrafos 6, incluidas figuras. El Comité Científico seleccionará de los trabajos declarados APTOS, los que deben ser publicados en las Actas de las XII Jornadas. Las líneas de investigación son las siguientes:

  1. Herramientas financieras que algunos países han puesto en marcha para canalizar las remesas de su población emigrante.

  2. El Sahel: frontera europea.

  3. La problemática del los países del Norte de África.

  4. La inmigración hacia Europa.

  5. Las multinacionales.

  6. Las guerras comerciales.

  7. Las potencias ocultas económicas

Las matriculaciones comienzan el 1 de octubre de 2018, en www.foroparalapazenelmediterraneo.es debiendo incluirse el justificante del ingreso de 10 euros para los certificados y en concepto de matrícula y el  título del tema, adaptado a alguna de las líneas de investigación. El trabajo debe ser presentado, digitalmente, a ecruz@uma.es antes del 1º de noviembre de 2018

 

 

 

Los grandes desafíos de la Unión Europea en la actualidad

Los grandes desafíos económicos de la Unión Europea

Para el recuerdo queda la firma del Tratado de Roma en 1957, el gran acuerdo que supuso el génesis de lo que hoy conocemos como Unión Europea. Desde entonces, Europa ha ido avanzando en la integración económica, el camino no ha sido fácil, pero la unión económica, monetaria y política continúa adelante pese a las dificultades. Así pues, al mirar al horizonte se nos plantea una pregunta: ¿Cuáles son los desafíos económicos que deberá afrontar la Unión Europea? Leer más.

Los retos de la Política Agraria Común

El sector primario es particularmente vulnerable, de ahí que sea necesario que la Unión Europea busque garantizar el abastecimiento de alimentos de calidad y a precios razonables a un mercado que supone unos 500 millones de consumidores. Por ello, a través de la Política Agraria Común (PAC), la Unión Europea busca una relación de cooperación con los agricultores. Sin embargo, la financiación, el cambio climático, el éxodo rural y el desarrollo sostenible suponen grandes desafíos que deben afrontar las políticas agrarias europeas. Leer más.

 

Las cuatro grandes corporaciones que controlan el mundo (pura Geoeconomía)

 Existe una siniestra “teoría de la conspiración” con respecto a los verdaderos gobernantes de nuestro mundo, pero ¿sabías que la propiedad de la mayor parte de compañías influyentes puede atribuirse a CUATRO grandes corporaciones de las que es probable que nunca hayas oído hablar?

http://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=13799

Las personas se están dando cuenta lentamente del hecho de que el mundo está controlado por quizás 12 familias, con los Rockefeller, Rothschilds y Lehmans a menudo promocionados como dueños de grandes imperios encubiertos cuya verdadera riqueza e influencia está expertamente protegida de miradas indiscretas.

Entonces, ¿quién posee realmente el mundo? Como siempre, cuando se trata de preguntas tan generales, tenemos que seguir el dinero. Eso implica mirar el inventario, específicamente en los bancos más grandes del mundo para establecer quiénes son los accionistas y, por lo tanto, quién realmente tiene la última palabra:

Accionistas de Bank of America:
State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR (Fidelity), 
Paulson, JP Morgan, T. Rowe, Capital World Investors, AXA, Bank of NY Mellon.

Accionistas de JP Morgan
State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR, 
T. Rowe, AXA, Capital World Investor, Capital Research Global Investor, Northern Trust Corp. y Bank of NY Mellon.

Accionistas de Citigroup
State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR, Paulson, Capital World Investor, JP Morgan, Northern Trust Corporation, Fairhome Capital Mgmt. y Bank of NY Mellon.

Accionistas de Wells Fargo
State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR, Berkshire Hathaway, Capital World Investors, Wellington Mgmt, AXA, T. Rowe y Davis Selected Advisers.

Accionistas de Goldman Sachs
State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR, Wellington, Capital World Investors, AXA, Servicio Financiero de Massachusetts y T. Rowe.

Accionistas de Morgan Stanley
State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR, Mitsubishi UFJ, Franklin Resources, AXA, T. Rowe, Bank of NY Mellon y Jennison Associates. Rowe, Bank of NY Mellon y Jennison Associates.

Accionistas de Bank of NY Mellon

State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock, FMR, Davis Selected, Massachusetts Financial Services, Capital Research Global Investor, Dodge, Cox, Southeastern Asset Management.

Como puedes ver, el patrón sigue y sigue. El resultado de todo esto es que las ocho compañías financieras más grandes de los Estados Unidos están controladas por solo DIEZ grupos de  accionistas con CUATRO compañías involucradas en cada una de las decisiones que se toman. Eso sin mencionar las transacciones en paraísos fiscales como las Islas Caimán, Mónaco o Liechtenstein.
Aún más impactante es el hecho de que la Reserva Federal de los Estados Unidos está compuesta por 12 bancos representados por siete miembros de la junta, algunos de los cuales son representantes de los “cuatro grandes”. En otras palabras, State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock y FMR tienen una influencia controladora en la política monetaria de los EE. UU. Sin supervisión ni garantías democráticas de las que hablar.

Aquí hay una lista de algunas de las compañías controladas por los “cuatro grandes”:
• Alcoa Inc.
• Altria Group Inc.
• American International Group Inc.
• AT & T Inc.
• Boeing Co.
• Caterpillar Inc.
• Coca-Cola Co.
• DuPont & Co.
• Exxon Mobil Corp.
• General Electric Co.
• General Motors Corporation
• Hewlett-Packard Co.
• Home Depot Inc.
• Honeywell International Inc.
• Intel Corp.
• International Business Machines Corp
• Johnson y Johnson
• JP Morgan Chase & Co.
• McDonald’s Corp.
• Merck & Co. Inc.
• Microsoft Corp.
• 3M Co.
• Pfizer Inc.
• Procter & Gamble Co.
• United Technologies Corp.
• Verizon Communications Inc.
• Wal-Mart Stores Inc.
• Time Warner
• Walt Disney
• Viacom
• Corporación de noticias de Rupert Murdoch
• CBS Corporation
• NBC Universal

Los “cuatro grandes” también controlan la gran mayoría de las empresas europeas que cotizan en la bolsa de valores de EE. UU. Y también influyen en las instituciones financieras más grandes del mundo, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. No hace falta decir que los nombres de las familias que controlan State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock y FMR nunca aparecen en ninguna parte.

Estas Son Las 4 Grandes Empresas Que Controlan El Mundo Y Que …

¿Quién controla el mundo? Las 10 empresas que participan en más …

CNA: Estas Son Las 4 Grandes Empresas Que Controlan El Mundo …

Las “4 Grandes” Empresas Que Gobiernan El Mundo | Todo-Mail …

Los retos que encara España con la UE

 

El papel de España en la próxima UE, Mark Leonard

Si la política interna no lo paraliza por mucho tiempo, España está entre los países llamados a redefinir el futuro de la política económica, la vecindad y las instituciones de la Unión Europea.

AHORA que las elecciones alemanas han terminado, el relanzamiento del proyecto europeo puede comenzar. La tentadora posibilidad, al alcance desde la elección de Emmanuel Macron como presidente de Francia en mayo, puede convertirse en un plan real. Angela Merkel sigue siendo la canciller de Alemania, pese a la pérdida significativa de representación debido al surgimiento de los nacionalistas de AfD (Alternativa para Alemania) y pese a estar haciendo frente a las negociaciones de coalición más difíciles de su vida política. Su homólogo francés no esperó más de dos días para presentar en detalle su visión del futuro de Europa. Sin embargo, si el motor franco-alemán desea impulsar la Unión Europea de nuevo, ¿cuál será el papel para el sur de Europa?

La UE necesita protegerse de un entorno cada vez más hostil y de las fuerzas que la desafían internamente.

La Unión Europea, nuestro ‘cisne negro’, Cristina Ares Castro-Conde

Es 9 de mayo y se cumplen 68 años de la interpretación, por parte del entonces ministro francés de Asuntos Exteriores, Robert Schuman, de la Declaración que lleva su nombre. En este texto, el Gobierno francés proponía la puesta en común de las producciones de carbón y acero para hacer materialmente imposible una nueva guerra convencional contra Alemania. Se iniciaba así el proceso de integración europea.

La Unión de Estados europeos es rara avis in terris nigroque simillima cygno, empleando la expresión del poeta Juvenal, o un sistema político tipo cisne negro. Siguen sorprendiendo sus rasgos atípicos y su gran impacto en las vidas de sus ciudadanos. Una de sus más relevantes singularidades es el Presupuesto.

Propuesta de consenso de economistas españoles para fortalecer la zona euro, Federico Steinberg, Miguel Otero Iglesias y José Moisés Marín

El euro nació con el objetivo de unir más a los ciudadanos europeos, de dar un gran paso hacia adelante en la consecución de “una Unión cada vez más estrecha”, que es, según el Tratado fundacional, la meta que se pretende alcanzar con el proyecto de integración. Sin embargo, desde que comenzara la crisis la moneda única ha contribuido a separar a los europeos, llegando incluso a destruir parte de la confianza que se había forjado durante décadas de cooperación entre los países del centro y los de la periferia. Una vez más, en una cumbre a finales de junio, la eurozona tiene la oportunidad de completar su aún débil estructura. Los jefes de Estado y de Gobierno debatirán sobre las iniciativas para reformar su gobernanza. La reunión, que tendrá lugar en un clima de incertidumbre por la situación política de Italia y bajo los efectos de la negociación del presupuesto post-Brexit, parte de un proceso de reflexión, debate y elaboración de propuestas que, desde el año 2015 e iniciado oficialmente mediante el llamado documento de los cinco presidentes, culminó en un paquete de documentos sobre el futuro de la Unión Europea y una propuesta formal de la Comisión Europea el pasado mes de diciembre.

Que la gobernanza económica de la zona euro tiene lagunas y deficiencias es ya un lugar común. Lo atestiguan los pobres resultados de la gestión de la crisis de los años 2009 a 2013, que terminó con cinco países intervenidos, dos presidentes depuestos, altos costes sociales y económicos y una profunda erosión en la confianza ciudadana en las instituciones europeas. Una mejor arquitectura de la moneda única no habría evitado la crisis, pero la habría hecho mucho menos severa y habría evitado que se abriera un conflicto entre países acreedores (del norte) y deudores (del sur). En los últimos años se han desarrollado nuevos mecanismos de refuerzo de la vigilancia fiscal y nuevas instituciones de aseguramiento de países en dificultades, así como una ampliación del abanico de políticas monetarias del Banco Central Europeo; pero estas decisiones se han tomado, en muchos casos, en el último momento, sin un debate público de calidad y muy presionados por las reacciones nerviosas de los mercados financieros.

Un guion español para la UE, José María de Areilza y Álvaro Imbernón

Estamos ante la coyuntura decisiva para dibujar el medio y el largo plazo de la Unión Europea. La concepción positiva del proyecto europeo entre los españoles reclama un papel más relevante del país en la UE post-Brexit.

A lo largo de 2017 alrededor de la mitad de los ciudadanos de la Unión Europea han sido llamados a las urnas. A pesar del pesimismo acerca del proyecto europeo durante 2016 la tendencia parece estar cambiando. La idea de un Brexit duro pierde fuelle y hay indicios de que en Reino Unido se abre paso un enfoque más transaccional. De momento, el trauma británico ha actuado más como argamasa que como dinamita para la Unión. Según el Eurobarómetro de primavera 2017, la confianza en la UE está aumentando –aunque aún se encuentra en niveles bajos (42%)– y el apoyo al euro entre la opinión pública de la zona euro es el más alto desde 2004 (73%).

La recuperación económica también parece consolidarse. Hoy la zona euro crece al ritmo más alto desde el comienzo de la crisis y supera a Estados Unidos. Pese a que el desempleo se encuentra en niveles altos (alrededor del 9%), el crecimiento es generalizado y menos disperso, incluyendo a Estados miembros que han sufrido con especial virulencia la crisis, como Irlanda, Portugal y España.