El Mundo conviviendo con la COVID-19 y mirando el futuro: económico, social, cultural, etc.

02.07.2020. Diario Sur. El control sanitario y la protección individual, claves para evitar una nueva ola de Covid-19

29.06.2020. The Guardian. La confianza de los europeos en EE. UU. Como líder mundial se derrumba durante la pandemia Un estudio encuentra que muchos ciudadanos horrorizados por el manejo de Donald Trump de la crisis del coronavirus
24.06.2020. Documento Informativo 18(2020 del IEEE. José Ignacio Castro Torres Indicadores tecnológicos del conflicto pospandémico
31.05.2020. Forbes. 5 Economistas redefiniendo … todo. Oh si, y son mujeres
28.05.2020. Política Exterior. ¿Tigres de papel? Ni la democracia ni la dictadura garantizan inmunidad alguna contra amenazas biológicas invisibles. Si la eficacia es la medida del éxito, la balanza se inclina, al menos de momento, a favor del ‘buen emperador’. LUIS ESTEBAN G. MANRIQUE

19.05.2020. El Confidencial. El divorcio del siglo que cambiará la Historia: la verdad sobre el ‘decoupling’ de China La batalla por la narrativa no es un mero ejercicio retórico diplomático, sino la expresión pública del pulso hegemónico que sostienen Washington y Pekín. Y tiene un nombre: ‘decoupling’
18.05.2020. The Guardian. Las protestas por el cierre de Estados Unidos pueden haber propagado ampliamente el virus, sugieren datos de teléfonos celulares Los dispositivos asociados con los manifestantes viajaron hasta cientos de millas después de manifestaciones donde se tomaron pocas precauciones.
17.05.2020. Periodista Digital. Francisco J. Carrillo: «La negra sombra iluminada de la tierra»
13.05.2020. BBC. Coronavirus: qué es la regla del 10-4 propuesta por un grupo de científicos para reabrir la economía y aprovechar un punto débil del virus Mar Pichel BBC News Mundo
11.05.2020. El País. Un grupo de intelectuales y políticos promueve la Internacional Progresista Noam Chomsky, Naomi Klein, Yanis Varoufakis, Fernando Haddad y la primera ministra islandesa, entre otros, instan a la defensa de la democracia, la solidaridad, la igualdad y la sostenibilidad
04.05.2020. EsGlobal Cómo afrontar las pandemias en el futuro, por María del Mar Hidalgo García
03.05.2020. El País El futuro después del coronavirus. Opiniones autorizadas de expertos internacionales para visualiza el mundo que viene
03.05.2020. La Vanguardia. Fukuyama:“La pandemia puede castigar a los líderes populistas por su ineptitud” Hablamos del mundo que viene y es optimista. Ve la pandemia como una gran oportunidad. Es alentador
29.04.2020. The Guardian. Diez razones por las cuales es inevitable una ‘Gran Depresión’ para la década de 2020, por Nouriel Roubini
29.04.2020. Atalayar. ¿Qué mundo nos espera tras la COVID-19? Cuatro expertos nos dan su respuesta Nadie se arriesga a asegurar cómo será el mundo post COVID-19, aunque todos somos conscientes de que pocas cosas serán igual que antes de que apareciera el coronavirus en China a finales de 2019, por Víctor Arribas
¿Dejaremos atrás la globalización y entraremos en una fase de mayor proximidad en gobernanza y economía?
¿Vamos a una evolución hacia un mayor autoritarismo de los Estados?
La experiencia nos dice que cuando la sociedad ‘demanda’ seguridad, los poderes se refuerzan y los ciudadanos dejamos de vigilar los excesos. Sin duda, este es un caldo de cultivo propicio para el surgimiento de cesarismos, caudillismos, concentración de poder y atribución de poderes excepcionales”. 
¿Será la nueva realidad el fin del dominio de Estados Unidos y el nacimiento del nuevo liderazgo mundial de China?
Conclusiones: la opinión en general de los cuatro analistas consultados es que no desaparecerá la globalización, habrá riesgo de autoritarismo, y el reparto de nuevos roles en la geopolítica cambiará sustancialmente.
28.04.2020. Atalayar. El mundo post COVID-19, por Javier Blasco (coronel)
La COVID-19 ha cumplido con creces  los cánones y objetivos de un arma biológica como parte de las armas de destrucción masiva (ADM); producir, incrementar y expandir un miedo desproporcionado y excepcional entre la población y los Estados, para, en breve, traducirse en un tremendo caos e imparable descontrol en todos los aspectos, con repercusiones sanitarias, políticas, económicas, sociales y de relación
Si a ello le añadimos que la OMS ha estado vacilante, la OTAN no ha servido ni está preparada para combatir una pandemia biológica ni para asistir en modo y forma a sus aliados necesitados, que la UE no ha sido capaz de encapsularse a tiempo, que países como Italia y España, abiertos y campechanos como buenos mediterráneos, están en manos de Gobiernos timoratos, muy poco preparados y nada previsores que no quisieron anticipar sus medidas precautorias aun cuando el problema estaba bien patente y desarrollado y que, al menos, tres egocéntricos gobernantes como Trump, Boris Johnson y Bolsonaro (más de uno de ellos, real o ficticiamente contagiado) se hayan reído del mundo y de la amenaza en ciernes, exponiendo a países muy poblados en peligro de grandes contagios y fallecimientos, llegamos a la conclusión de que, por desgracia, nos lo tenemos muy bien merecido.
26.04.2020. El País. El Estado ha llegado a la economía para quedarse La crisis del coronavirus ha dado un protagonismo repentino a los Gobiernos, que tardará mucho tiempo en replegarse y en el que subyace un cambio de paradigma
26.04.2020. Agenda Pública El País. EL MUNDO DESPUÉS DEL CORONAVIRUS
26.04.2020. ABC. Miles de italianos piden justicia por la muerte de sus familiares y se abre una investigación por «epidemia culposa» Un grupo en Facebook, con casi 50.000 personas, con gran repercusión nacional e internacional, se constituye como parte civil contra las autoridades responsables de los errores de la tragedia
24.04.2020. Escenarios para la crisis y posible recuperación, por el profesor Enrique Rueda Sabater
22.04.2020. El Mundo. Trump anuncia un rescate a las petroleras tras el hundimiento del crudo.Avisa a través de un mensaje en redes sociales de que «no dejará caer al sector del petróleo y gas», crucial en algunos de los Estados afines a los republicanos
22.04.2020. La Vanguardia. La quiebra de las petroleras golpeará a los mayores bancos de EE.UU. El desplome del crudo pone en riesgo la devolución de 120.000 millones de euros
22.04.2020. La Vanguardia. Por qué China no se atreve a vender la deuda de Estados Unidos. Pekín posee 1,2 billones en bonos estadounidenses, pero una venta masiva como represalia dañaría a su economía
21.04.2020. Vocento. Hundimiento total del precio del petróleo en Estados Unidos: -35 dólares. El barril West Texas, de referencia en EE UU, llegó a perder todo su valor este lunes y a cotizar en negativo: su precio, al cierre de esta edición, bajaba un 292% y se situaba en los 35 dólares negativos. Ello significa que los vendedores no cobran por la venta de un barril, sino que pagan por deshacerse de él. El histórico acuerdo de la OPEP y sus socios hace una semana para recortar la producción en cerca de diez millones de barriles diarios no ha tenido éxito en su misión de estabilizar el petróleo. Ello, como señala Joaquín Robles, de XTB, porque no compensa la caída de la demanda ocasionada por la crisis del coronavirus, que se cifra entre los 19 y los 29 millones de barriles diarios, lo que equivale a entre un 20% y un 30% del consumo habitual previo al estallido de la pandemia y la hibernación de la economía.
12.04.2020. Foro Económico Mundial. COVID-19: Las tecnologías emergentes ahora son infraestructura crítica, lo que eso significa para la gobernanza
10.04.2020. Julio Vincent Gambuto. Prepárese para la mejor iluminación con gas
09.04.2020. IISS. La crisis mundial del coronavirus: una recuperación desigual y un riesgo político creciente Es probable que la dislocación económica en 2020 desencadene una mayor inestabilidad interna en los estados vulnerables y alimente el nacionalismo y la fragmentación, escribe Robert Ward. El alcance de las consecuencias políticas de la crisis dependerá en parte de la forma de la recuperación.

La gobernanza en tiempos de pandemia

 

Pandemias y derecho. Una perspectiva de gobernanza global, por Pedro Alejandro Villarreal Lizárraga

11.04.2020. Blog personal de José Manuel Domínguez Martínez. [Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga (España); Presidente del Instituto Econospérides, Asociación para la Gestión del Conocimiento Económico, que edita la revista eXtoikos (www.extoikos.es)]

Desde que irrumpiera hace ya bastantes años, probablemente bajo el impulso del término “governance”, el concepto de gobernanza ha ido asentándose y consolidando sus dominios en los más diversos ámbitos. Se trata de un término relajado en su expresión sonora y también en su significado. Su uso es signo de que se está al tanto de las corrientes dominantes en el terreno de la gestión, de lo que sea, de lo más variopinto. ¿Quién podría oponerse a algo tan biempensante como la gobernanza, aprorísticamente tan neutra?

Bien entendida, la gobernanza, la buena gobernanza, es necesaria para procurar una correcta gestión. En el caso de tener que hacer frente a un mal mayúsculo como una pandemia, no sólo es necesaria sino absolutamente imprescindible. Una buena gobernanza puede ahorrar vidas humanas, mientras que una pésima puede provocar resultados calamitosos. Cada problema desconocido plantea retos imprevisibles, dificultades insospechadas, giros inconcebibles y reacciones desproporcionadas. No cabe pretender un inventario completo ex ante. Por eso es esencial poder disponer de un sistema y de un método antes que se desencadene un episodio de crisis.

Pensando ya en una futura pandemia, y en las nuevas generaciones que hayan de padecerla, puede ser interesante ir perfilando un manual de buenas prácticas de la gobernanza de pandemias. Como no hay mejor manera de hacer camino que echar a andar, comienzo en esta entrada una lista tentativa de posibles pautas con ese propósito:

  1. Apartar las ideologías de todo tipo en las fases de prevención y de combate de la pandemia.
  2. Erradicar el sectarismo en todos los órdenes de actuación.
  3. Evitar que los objetivos partidistas interfieran en el proceso.
  4. Aun sin caer en un alarmismo gratuito, difundir de manera responsable entre la población la información disponible avalada por criterios expertos.
  5. Mantener un contacto permanente con los organismos internacionales especializados.
  6. Crear un mando único a cargo de un comité integrado por personas capaces, formadas y solventes no sujetas a intereses electorales.
  7. Preparar un plan sistemático de contingencias.
  8. Identificar las fuentes de conocimiento científico contrastado, tomándolas como referencia fundamental.
  9. No pretender limitar la libertad de pensamiento ni de expresión con el pretexto de salvaguardar la unidad de acción.
  10. Establecer un plan de actuación, sujeto a continua revisión y adaptación en la búsqueda de la mayor eficacia.
  11. Otorgar la máxima prioridad a la preservación de vidas humanas y a la evitación del sufrimiento de las personas.
  12. Impedir que los enemigos de la libertad utilicen las situaciones de emergencia para afianzar su agenda totalitaria.
  13. Organizar un sistema de múltiples líneas de defensa por capas en las fases de prevención, detección, contención, curación, y recuperación.
  14. Articular un sistema de alertas tempramas.
  15. Crear una agencia independiente integrada por técnicos cualificados con la misión de actuar como observatorio de las pandemias.
  16. Saber valerse de asesores cualificados no sujetos a dictados políticos.
  17. Ser conscientes de la inexistencia de certezas en las oleadas de propagación de las enfermedades, pero sin despreciar los escenarios de probabilidades de ocurrencia.
  18. Evitar todo de conflictos de intereses en cualquier participante en el proceso de gestión.
  19. Establecer un sistema estadístico fiable de la incidencia efectiva de la enfermedad.
  20. Extremar la coherencia y la ejemplaridad por parte de todas las personas con alguna responsabilidad, especialmente en el caso de las de mayor rango.
  21. Valorar objetivamente las propuestas de actuación sin dejarse condicionar por apriorismos basados en etiquetas, utilizando una especie de “velo de la ignorancia programática”.
  22. Promover la implicación de todos los sectores, de manera coordinada, para hacer frente a los males sociales.