El Magreb y Oriente Próximo. Geopolítica de una región en pandemia

 

Índice

El Magreb y Oriente Próximo. Geopolítica de una región en pandemia. Pág. 7
El complejo legado de las primaveras árabes. Pág. 8
Efectos económicos y sociales de la pandemia. Pág. 12
Geopolítica: El desorden post-Otomano. Pág 17
El juego de las potencias regionales. Pág 18
Irán contra todos. Pág 21
La expansión de los actores no estatales.Pág. 24
Estados Unidos, China y el futuro de la región. Pág. 26

Juan José Escobar Stemmann
Diplomático. Miembro del Consejo
Científico del Real Instituto Elcano

Resumen
El análisis de los conflictos en la región MENA no es una tarea fácil. En los últimos 50 años, el área ha sido testigo de una gran cantidad de conflictos por muchas razones diferentes. Para entender los impulsores que mantienen los conflictos en curso es necesario analizar las consecuencias de los levantamientos árabes de 2011. Una nueva ola de protestas en 2019 ha vuelto a cuestionar a las élites de varios estados de la región, y las tres guerras (Siria, Libia y Yemen) que estallaron como consecuencia de los levantamientos siguen en curso, alimentadas por los intereses de las potencias regionales. La pandemia COVID19 golpeará duramente las economías de la región y sus consecuencias probablemente profundizarán la inestabilidad política de algunos países de la zona. Para hacer frente a los crecientes disturbios, los Estados tendrán que elegir entre el modelo iraní de represión y el modelo somalí basado en la búsqueda de acuerdos y procesos de transición consensuados. La seguridad de la Unión Europea se verá afectada si la región sale de la crisis que se rompe económicamente y con una población desesperada. Por esta razón, la UE tendrá que mostrar liderazgo en su vecindad meridional. La nueva administración estadounidense también debería cambiar su estrategia actual en la región, dando más espacio a la diplomacia, tratando de alcanzar un nuevo acuerdo nuclear con Irán y promoviendo un diálogo regional para desactivar las tensiones. La pandemia ofrece la oportunidad de abordar los diferentes conflictos militares en la región debido a los efectos que el COVID19 tendrá en las potencias regionales.
En todo caso, la nueva administración norteamericana debería trabajar para promover este diálogo. Este impulso diplomático también podría extenderse a las negociaciones para poner fin a conflictos como Siria y Libia. La pandemia ha afectado de manera especial a algunas de las potencias regionales. Rusia con más de 300.000 casos y Turquía con mas de 150.000 se han visto muy afectadas por la crisis sanitaria provocada por el COVID19, y también habrán de superar una crisis económica que va a resentir su capacidad para seguir involucradas en las guerras de Siria y Libia.

Abstract
The analysis of the conflicts in the MENA region is not an easy task. In the
last 50 years, the area has witnessed a huge amount of conflicts for many
different reasons. To understand the drivers that keep the conflicts ongoing
is necessary to analyze the consequences of the Arab uprisings of 2011. A new
wave of protests in 2019 have again questioned the elites of various states in
the region, and the three wars (Syria, Libya and Yemen) that broke out as a
consequence of the uprisings are still going on, fueled by the interests of the
regional powers. The COVID19 pandemic will hit hard the economies of
the region and its consequences will probably deepen the political instability
of some countries of the area. To face the growing unrest, states will have
to choose between the Iranian model of repression and the Somalian model
based on the search for agreements and consensual transition processes. The
security of the European Union will be affected if the region emerges from
the crisis broken economically and with a desperate population. For this
reason, the EU will have to show leadership in its Southern Neighborhood.
The new US administration should also change its current strategy in the
region, giving more space to diplomacy, trying to reach a new nuclear
agreement with Iran and promoting a regional dialogue to defuse tensions.
The pandemic offers an opportunity to tackle the different military conflicts
in the region due to the effects that the COVID19 will have on the regional
powers.
In any case, the new US administration should work to promote this
dialogue. This diplomatic momentum could also extend to negotiations
to end conflicts such as Syria and Libya. The pandemic has particularly
affected some of the regional powers. Russia with more than 300,000 cases
and Turkey with more than 150,000 have been heavily affected by the health
crisis caused by COVID19, and will also have to overcome an economic
crisis that will resent its ability to remain involved in the wars in Syria and
Libya.

Documento de Investigación 07/2020 del IEEE

Aumenta la tensión en Oriente Medio y golfo Pérsico

17.04.2020. El País. La triple amenaza que empuja a Irak hacia una catástrofe La superposición de crisis política, económica y sanitaria convierte la tarea del futuro primer ministro en una misión imposible

Documento de Opinión del IEEE 60/2019, de 24 de junio: Oriente Medio. Equilibrios y tensiones

La región del golfo Pérsico vuelve a estar sometida a una situación de gran tensión,
fundamentalmente debido al abandono estadounidense del Acuerdo Nuclear, o Plan de
Acción Integral Conjunto, en mayo de 2018 y la derivada reimposición de sanciones
comerciales a Irán. Unos hechos que no son sino consecuencia del desequilibrio en el
orden regional que dio lugar a la retirada del núcleo principal de la fuerza militar
estadounidense desplegada en el área a partir de 2011. El fin de la presencia militar
masiva de los EE. UU. proporcionó a Irán la oportunidad para expandir su influencia a lo
largo de toda la región, aprovechando los numerosos conflictos que existen en esa parte
del mundo, una situación que ha dado lugar a una importante percepción de inseguridad
en los aliados regionales estadounidenses. Así, los EE. UU. ahora tratan de restablecer
el equilibrio regional, recortando la capacidad de Irán para intervenir en las naciones de
su entorno, mediante unas sanciones reforzadas que reduzcan la capacidad de
financiación del régimen de Teherán; intento al que responde Irán mediante amenazas
de uso de la violencia y presión diplomática, lo que ha provocado un incremento, aunque
limitado y posiblemente temporal, del despliegue militar estadounidense en el área de
Oriente Medio.

24.06.2019. Boletín IEEE. Cuaderno de Opinión 60/2019. Autor Alejandro Mackinlay

Irán, presión máxima     

Enrique Mora  

La política exterior norteamericana ha cambiado, al menos en sus formas. La novedad más llamativa es aplicar, sea cual sea el asunto en cuestión, una única técnica para conseguir el resultado deseado. La idea es muy simple: ejercer la llamada “máxima presión” para obligar a la otra parte a sentarse a la mesa de negociaciones. Es la práctica mantenida con Irán. Leer más…

Turquía, en el aire

Las relaciones entre Turquía y EEUU acumulan agravios mutuos que podrían poner en riesgo la pertenencia turca a la Alianza Atlántica. Leer más…

22.06.2019. El País. La tensión escala entre Estados Unidos e Irán con un ataque abortado en el último momento El presidente de Estados Unidos afirma que estuvo a punto de lanzar una ofensiva selectiva en respuesta al derribo de un dron pero dio marcha atrás para evitar muertes

21.06.2019. CNN en Español. Así se vería una guerra entre Estados Unidos e Irán y no sería fácil ponerle fin

La última vez que Estados Unidos fue a la guerra en Medio Oriente fue en Iraq en 2003. Hubo conmoción y asombro, el dictador Saddam Hussein cayó en semanas y siguieron años de insurrección terrorista. Pero, actualmente, una guerra con Irán no sería igual porque existe el riesgo de que se expanda rápidamente a toda esa región y que Irán use su red de terceros para atacar a EE.UU. y a sus aliados lejos de su territorio.

Colgado en RT

Todo sobre este tema

«Me dijeron cuántas personas morirían, pensé un segundo y lo cancelé»: Trump sobre el ataque planeado contra Irán

El futuro de los kurdos

 

Turquía bombardea posiciones kurdas en el norte de Irak El Ministerio de Defensa turco ha explicado que el objetivo de esta operación es “garantizar la seguridad del pueblo turco” Ana Rodríguez

Una región autónoma kurda en el norte de Siria, similar a la de Irak, representaría una amenaza para los intereses de Turquía. Si se llegase a materializar, el principal afectado sería la población kurda de Anatolia.

En diciembre de 2018, Donald Trump anunciaba la retirada de las tropas estadounidenses en Siria alterándose así, de nuevo, el frágil equilibrio de la región, inmersa en un conflicto sangriento desde hace ya casi ocho años. Las implicaciones de la decisión, tanto para los actores internos como los externos, son enormes, y las predicciones sobre lo que pueda ocurrir a partir de ahora, inciertas; más aún cuando se desconoce con exactitud si se va a producir la retirada y, en caso de que así sea, cuándo, y cómo continuaría el papel de Estados Unidos en la región.

Política Exterior. MARC SAURINA. Los kurdos en Oriente Medio

 

¿Crece la tensión en el golfo Pérsico?

Irán: ¿solo ante el peligro?

Un análisis de la actualidad internacional a través de artículos publicados en medios globales seleccionados y comentados por la revista CTXT

11.05.2019. El País. REVISTA DE PRENSA | CTXT, por ÁLVARO GUZMÁN

Estados Unidos vs Irán: ¿Por qué Washington está enviando bombarderos B-52 y un acorazado con sistema antimisiles a Medio Oriente?

11.05.2019. BBC News Mundo

11.05.2019. RT en Español. Tensiones con Irán: EE.UU. desplegará su sistema Patriot y el USS Arlington en Oriente Medio

10.05.2019. PBS NewsHour Video

09.05.2019. NBC News. Video

 

 

Siria en la encrucijada. Pieza clave en el futuro de Oriente Medio (Política Exterior)

«Agenda de Política Exterior», iniciativa conjunta de Política Exterior y Agenda Pública, analiza cada semana asuntos internacionales clave. Nuestro objetivo es fomentar el debate público y una mirada informada hacia el mundo.

¿Qué hacer ante el final de la guerra en Siria, ante la victoria de El Asad?

La carrera por hacerse con un pedazo de la Siria de posguerra ya ha empezado, pese a que el régimen de Bachar el Asad solo controla dos terceras partes del territorio. Las grandes potencias extranjeras implicadas –Rusia, Irán, Turquía– buscan afianzar sus posiciones en un país devastado, del que ha huido una cuarta parte de la población. Preguntamos a los expertos qué pueden hacer España y la Unión Europea ante la inminencia de una posguerra donde El Asad seguirá siendo el protagonista.

 Leer más

El conflicto de Siria, lejos de concluir

Gabriel Garroum Pla

Países como Italia, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein o Kuwait han anunciado que reabrirán sus embajadas en Damasco. La presión para que más países normalicen relaciones con el gobierno sirio es cada día mayor, factor claramente relacionado con la política de reconstrucción del país. El dilema para los países europeos es evidente: si participan en dicha reconstrucción, legitiman a El Asad; si se mantienen al margen, ven menguada considerablemente su capacidad de influencia en Siria

Leer más

Siria, agonía interminable, Enrique Mora

¿Misión cumplida en Siria?, Ana Belén Soage

No es una nueva guerra fría, son conflictos en zona gris, Javier Jordán

La guerra de Siria se acerca al final, Jesús A. Núñez Villaverde