Geoeconomía y geopolítica del COVID-19

Más allá del coronavirus: los bancos centrales y el cambio climático Publicado por José María López Jiménez en 2 abril, 2020

02.04.2020. El Radar. China maniobra para el liderar el mundo mientras Estados Unidos se tambalea

03.04.2020. RTVE. El mapa mundial del coronavirus: más de un millón de casos y más de 52.000 muertos en todo el mundo

España en el mundo en 2020: perspectivas y desafíos para el año del coronavirus

 

 

Real Instituto Elcano 30.03.2020

Resumen

Este trabajo colectivo examina las perspectivas y desafíos que afronta España en los escenarios mundial y europeo, dominados en 2020 por la irrupción del virus COVID-19. Se trata, además, de la octava edición de la serie periódica que elabora el Real Instituto Elcano para analizar la posición internacional española de cara al año y hacer balance del anterior. En primer lugar, el documento presenta una panorámica general que, con el coronavirus de fondo, viene marcada por el arranque de una nueva Legislatura tras la repetición electoral de 2019 y los planes de acción exterior del nuevo Gobierno de coalición. A continuación, se examinan las distintas dimensiones que conforman el contexto económico y de seguridad, muy condicionado por la alerta de salud global y sus efectos en la creciente rivalidad geopolítica chino-estadounidense. Se presta luego atención a la UE y al papel a jugar por España en el ciclo político que durará hasta 2024, si bien el momento viene igualmente marcado por el impacto de la crisis sanitaria en todos los órdenes de la integración. En cuarto lugar, se repasan las previsiones de la política exterior española en otras regiones geográficas (América Latina, EEUU, Mediterráneo, África y Asia-Pacífico), en gran parte caracterizadas por las convulsiones domésticas. Por último, se analiza el papel de España en la gestión de los asuntos globales, también afectados por la pandemia, tanto por lo que respecta a la gobernanza como a los contenidos de la Agenda 2030 (política de cooperación, acción climática, derechos humanos e igualdad de género). El documento se cierra con unas breves conclusiones.

27.03.2020. Atalayar. ¿Está el G20 preparado para hacer frente a una crisis como la del coronavirus? El G20 inyectará más de 5 billones de dólares en la economía mundial para reducir el impacto económico provocado por el COVID-19, por Ana Rodríguez

27.03.2020. Atalayar. La rápida reacción de Rusia, China y Cuba ante el coronavirus pone en evidencia a la Unión Europea La parálisis ante la crisis el COVID-19 de los estados miembros de la UE ha hecho que la ayuda de Moscú, Pekín y La Habana haya cobrado gran importancia, por Carlota Pérez

26.03.2020. Agenda de Política Exterior. Agenda Exterior: un rescate para la UE

¿Qué reformas en la eurozona son necesarias para hacer viable un Plan Marshall europeo?

La crisis de la covid-19 plantea la necesidad de tomar medidas urgentes para salvaguardar la economía mientras se adoptan medidas de confinamiento. No solo a escala nacional, sino a nivel europeo. Pero el activismo de algunos ejecutivos –como el español, que a principios de la semana pidió un Plan Marshall para la Unión Europea– contrasta con las reticencias de otros, como el alemán y el holandés, reacios a la emisión de coronabonos que permitan mutualizar la deuda pública de la zona euro. Preguntamos a los expertos por las modificaciones que la unión monetaria necesita para encajar el aumento del gasto público durante la lucha contra la pandemia.

Intervienen:

Joaquín Almunia | Presidente del Centre for European Policy Studies (CEPS)

Marta Domínguez Jiménez | Economista e investigadora en Bruegel

José Juan Ruiz | Técnico comercial y economista del Estado

Ernest Urtasun | Vicepresidente de Los Verdes en el Parlamento Europeo y miembro de En Comú Podem

25.03.2020. Cambio 16. Geopolítica de papel mojado, por Ramón Hernández

Rusia se ha mostrado optimista y vencedora. Ha fanfarroneado de su supuesta capacidad para impedir que el COVID-19 se propague en su territorio y en el de sus asociados, tanto como de su imbatibilidad en la guerra de precios del petróleo que le declaró Arabia Saudita por negarse a reducir la producción de crudo para estabilizar el mercado.

23.03.2020. El Confidencial. El analista más influyente de geopolítica: «El coronavirus podría radicalizar más a España» Gideon Rachman, jefe de política internacional del FT, es probablemente el analista más influyente del mundo. En esta entrevista, advierte del posible reordenamiento del mundo tras el coronavirus

El Estado tiene más poder que la UE, tiene muchos más recursos físicos y puede movilizarlos más rápido. En la UE no hay eurobonos, el presupuesto de la UE es solo del 1% y no tiene ejército ni policía. Es una realidad que la UE tiene muchas carencias, pero también cuando la gente está decepcionada y enfadada es más proclive a darse la vuelta, volver a su tribu y guarecerse en sus fronteras. Es un momento muy peligroso para la UE. Veremos qué hace el Banco Central Europeo

19.03.2020 IEEE Documento de Opinion 23_2020 La Unión Europea frente al ascenso de China como potencia tecnológica: el caso del 5G, por Isabel Gacho Carmona DIEEEO23_2020ISAGAC_5G

Resumen:
El auge de China como potencia ha traído consigo un nuevo escenario de competencia
estructural entre Washington y Pekín. Y en esta competencia, la supremacía
tecnológica juega un papel fundamental. La Unión Europea, actor sin autonomía
tecnológica, se ha visto presionada por ambas potencias para vetar o incluir a Huawei
en las redes 5G. Este es el primer ejemplo de una situación que tiene visos de
alargarse en el tiempo. En este nuevo escenario, en el que el desarrollo tecnológico es
indispensable para la autonomía y el poder, y que se caracteriza por la competencia
geopolítica, los Estados miembros no pueden competir separados. Es el momento de
repensar nuestro papel a escala global y de pensar en medidas ambiciosas para poder
ser autónomos y competitivos

 

17.03.2020. Nueva Tribuna. Covid-19 y guerra petrolera, una mezcla explosiva para la economía mundial, por Luis Manuel Arce

Las medidas de emergencia adoptadas por Donald Trump revelan la debilidad de su gobierno, contrariamente a lo ocurrida en China donde corroboraron la fortaleza del gigante asiático.

17.03.2020. Kaosenlared. Terminó la Hegemonía Estadounidense: Guerra de Petróleo y Covid 19 para un Giro Global hacia China

Como en China. Los estados volverán a establecer controles en los mercados conforme avanza la influencia china. Aquél que no lo haga irá a la ruina como EEUU, o será absorbido por el pez grande. Este es el caso de la Unión Europea, primero en la órbita norteamericana y ahora cazada como un ratón en la órbita china.

26.03.2020. Atalayar. La conquista china del petróleo iraquí La Compañía de Ingeniería y Construcción de China se hace con otro contrato para levantar unas instalaciones en una planta de gas en Irak

23.03.2020. Atalayar. Geopolítica y coronavirus: nuevas alianzas y nuevos fracasos Rusia, China y Cuba envían ayuda a Italia e Irán rechaza el material ofrecido por Estados Unidos. En el medio, la Unión Europea, en crisis de inacción, por Celia López

23.03.2020. Atalayar. El coronavirus provoca la caída en picado del tráfico aéreo en los países del Consejo del Golfo y de la ribera sur del Mediterráneo La IATA reclama ayudas para evitar la quiebra de las aerolíneas por el derrumbe de las reservas de pasajes y la pérdida de 7.200 millones de dólares en menos de dos meses, por Juan Pons

22.03.2020. Atalayar. Turquía liberará a miles de prisioneros por el coronavirus No estarán incluidos los detenidos con cargos de drogas, abuso sexual y terrorismo, donde se engloban periodistas, políticos y activistas, por Henar Hernández

22.03.2020. Estudios de Política Exterior, Un rescate financiero para todos los ciudadanos, por JIM O’NEILL

22.03.2020 Economipedia. ¿Qué hacer con mis ahorros ante un crac bursátil como el del coronavirus?

20.03.2020. Estudios de Política Exterior. Coronavirus: un terremoto geopolítico, por JAVI LÓPEZ

20.03.2020. Coronel Pedro Baños. Efectos económicos y geopolíticos del COVID-19

17.03.2020. Estudios de Política Exterior. Tragedia en tres actos: EEUU ante el coronavirus, por Jorge Tamames

22.03.2020. Estudios de Política Exterior. El Sureste Asiático toma el relevo a Oriente Próximo, por JOSEP PIQUÉ

22.03.2020. Iagua. El agua y la higiene, aliados fundamentales en la lucha contra el coronavirus en el mundo

22.03.2020. Iagua. Día Mundial del Agua y COVID-19, por Estrellita Fuentes Navas

22.03.2020. Iagua. Un virus lo podemos combatir, pero sin agua no podemos vivir, por Yuri Rubio Mora

23.03.2020. Iagua. Global Omnium actúa ante la alerta sanitaria por el coronavirus

 

Geoestrategia del petróleo en Oriente Medio y Mediterráneo Oriental

 

22.01.2020. Atalayar. El crudo vuelve al centro del conflicto en Libia El bloqueo de las exportaciones del país y el cierre de campos petroleros hace que al menos que las instalaciones petroleras vuelvan rápidamente a funcionar, la producción de petróleo de Libia pueda caer a los 72,000 barriles diarios

13.01.2020. Atalayar. Haftar llega a Moscú para dialogar con Sarraj con intermediarios rusos Rusia confirma que Haftar y Sarraj celebrarán reuniones este lunes en Moscú. Al Sisi y el jefe del Consejo Europeo instan a una solución política en Libia

 Gasoducto EastMed y acuerdo marítimo Turquía-Libia (por «nuestro hombre» en Repsol,J.R.F.A.)

– La firma del acuerdo para el gasoducto EastMed se produce en un cuadro de creciente tensión en el mar Mediterráneo y el acuerdo marítimo entre Turquía y Libia supone una potencial interferencia con el proyecto gasista. Grecia, Israel y Chipre han firmado un acuerdo para la construcción del gasoducto EastMed que conducirá gas desde los campos submarinos del Mediterráneo Oriental hasta Grecia, pasando por Chipre y la isla de Creta. Chipre está en proceso de prospección de gas y petróleo en su plataforma submarina y espera que la extracción de gas frente a sus costas también nutra al gasoducto. Israel tiene en producción los campos de Leviatán y Tamar que proveen de gas a las terminales de Egipto, que aspira a ser un “hub” de concentración y redistribución de gas en la región. La firma del acuerdo para la construcción del gasoducto, de 1.900 km de longitud y un coste de 6.000 millones USD, contó con la presencia del presidente israelí Benjamín Netanyahu, el presidente de Chipre, Nicos Anastasiades y el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis. El gasoducto, con un ramal submarino, continuará por tierra a través del norte de Grecia hasta Italia. El suministro de gas israelí destinado a Europa vía Grecia tiene por objetivo competir con el suministro de gas de Rusia a la UE.

 Por su parte, Turquía ha afirmado en reiteradas oportunidades que aspira a su parte en la explotación de las riquezas bajo el Mediterráneo Oriental y ya provocó en 2018 un incidente al interceptar una plataforma de perforación para realizar prospecciones submarinas frente a las costas de Chipre (miembro de la UE), cuya parte norte fue invadida por tropas turcas en 1974, que retienen esa región y mantienen una frontera militarizada con el resto grecoparlante de la isla. Poco antes de la firma del acuerdo para la construcción del gasoducto, Turquía ofreció a Libia apoyo militar, con traslado de tropas al territorio libio, frente a la amenaza del general rebelde Khalifa Haftar que tiene sitiada Trípoli y que cuenta con la simpatía de Washington. Según fuentes diplomáticas europeas, el apoyo de Washington a Haftar ha sido el resultado de visitas de dirigentes de Arabia Saudita, que abogaron por el respaldo a este militar que inició el sitio de Trípoli en abril del año pasado. Mientras tanto, Moscú, que tiene un interés estratégico en una relación estrecha con un Gobierno estable en Trípoli, también ha apostado a la carta del general rebelde.

 Libia es un territorio vital para varias petroleras europeas, entre ellas y de forma destacada, Repsol, ENI y TOTAL. En el marco del acuerdo de apoyo de Turquía al Gobierno de Trípoli reconocido por Naciones Unidas, Ankara firmó con el Gobierno libio un tratado que establece una soberanía de las aguas del Mediterráneo Oriental desde la costa turca hasta la costa libia, compartida entre los dos signatarios, y que Grecia y Chipre consideran que viola los tratados marítimos internacionales. Según indican analistas del sector del gas, al tanto del recorrido del EastMed, la línea acordada por Ankara y Tripoli para su zona económica en el Mediterráneo, intercepta el recorrido del gasoducto. Egipto también ha manifestado su molestia ante la decisión turca, porque su objetivo de convertirse en un nudo de suministro de GNL y de conectar también con el EastMed, se ve amenazada con la decisión del gobierno de Recep Tayip Erdogan.Bruselas reconoce la soberanía de Grecia y Chipre sobre sus aguas territoriales y respalda las quejas de Atenas.

 Esta situación ha elevado la temperatura política en Grecia hasta niveles nunca vistos desde la invasión turca del norte de Chipre, mientras los analistas señalan el “total acuerdo” del partido de gobierno y la oposición, encabezada por el ex presidente Alexis Tsipras, sobre la defensa de los intereses griegos y chipriotas frente a la amenaza de Ankara. El proyecto de gasoducto se gestó bajo el gobierno de Tsipras quien perdió las elecciones generales ante Mitsotakis el año pasado. El tema de una guerra entre Turquía y Grecia ha dominado en las mesas familiares estas pasadas navidades y es una preocupación generalizada entre la población del país.

 Mientras tanto, de acuerdo con las declaraciones del consejero delegado de Bulgartransgaz, Vladimir Malinov, Rusia inició los despachos de gas a través del nuevo gasoducto TurkStream. Éste fue la opción por la que Moscú optó, tras ver bloqueada por las objeciones de Alemania el gasoducto South Stream. Tanto este gasoducto, como el acordado finalmente con Ankara, tienen por objetivo reducir el flujo de gas a través de Ucrania. Malinov ha declarado a la radio búlgara que Gazprom comenzó a enviar a Bulgaria 3 BCM de gas. Según Malinov, el gas no es sólo para Bulgaria, sino que está destinado también a Grecia y a Macedonia del Norte. En 2019 Rusia hizo llegar a través de Ucrania y Rumania 3 BCM a Grecia y otros 0,5 MMCM a Macedonia del Norte por esa ruta, que quedaría ahora sin tráfico. Malinov señaló que ahora el gasoducto Transbalcánico estaba ocioso, pero que sus flujos eran reversibles y, si Rumanía o Ucrania necesitaban gas, se podía despachar combustible a través de él a ambos países. Lo que es evidente, en cualquier caso, es que Moscú ha logrado con su red de gasoductos reducir al máximo el tránsito de gas para Europa a través de Ucrania.

 El complejo entramado político y militar del Mediterráneo Oriental vive una escalada de tensión a causa de las iniciativas diplomáticas de Ankara. Sobre este damero de intereses contrapuestos se ha desencadenado el pasado fin de semana el golpe asestado por la administración de Donald Trump contra Irán con la muerte del general Quasem Soleimani, el estratega del Gobierno de Teherán, en un acto de guerra de consecuencias imprevisibles. La acción de Washington es, además, un tiro por elevación contra los intereses europeos en la región, algo que se verificó rápidamente con la denuncia del tratado nuclear por parte de Teherán, ya abandonado por Estados Unidos pero respetado por Europa. Este tratado era la bisagra de los acuerdos comerciales entre Teherán y Europa, paralizados de hecho por las sanciones económicas de Washington a Irán. Es difícil prever la evolución de esta escalada de tensiones y sus consecuencias reales en el medio plazo, pero no se puede descartar un escenario de nuevas guerras en Oriente Próximo y conflictos con proyección bélica en el Mediterráneo Oriental, lo que tendría consecuencias severas para las industrias del gas y el petróleo.

09.01.2020. Atalayar. Túnez subraya su neutralidad en el conflicto libio ante la intervención turca La república magrebí, que se prepara para un recrudecimiento del conflicto armado, avisa a Ankara: “El uso de nuestro espacio aéreo y marítimo no es negociable”, por Javier García Gómez

09.01.2020. Atalayar. Libia: prueba de fuego para el foro multilateral euro-magrebí 5+5, por Pedro Canales

El País. Situación en Libia. Resumen de noticias

RT. Guerra en Libia. Resumen de noticias

Documento de Seguridad y Defensa 52. La estabilidad y la seguridad en el Mediterráneo: el papel de la OTAN y de la UE. Implicaciones para España

Aumenta la tensión en Oriente Medio y golfo Pérsico

Documento de Opinión del IEEE 60/2019, de 24 de junio: Oriente Medio. Equilibrios y tensiones

La región del golfo Pérsico vuelve a estar sometida a una situación de gran tensión,
fundamentalmente debido al abandono estadounidense del Acuerdo Nuclear, o Plan de
Acción Integral Conjunto, en mayo de 2018 y la derivada reimposición de sanciones
comerciales a Irán. Unos hechos que no son sino consecuencia del desequilibrio en el
orden regional que dio lugar a la retirada del núcleo principal de la fuerza militar
estadounidense desplegada en el área a partir de 2011. El fin de la presencia militar
masiva de los EE. UU. proporcionó a Irán la oportunidad para expandir su influencia a lo
largo de toda la región, aprovechando los numerosos conflictos que existen en esa parte
del mundo, una situación que ha dado lugar a una importante percepción de inseguridad
en los aliados regionales estadounidenses. Así, los EE. UU. ahora tratan de restablecer
el equilibrio regional, recortando la capacidad de Irán para intervenir en las naciones de
su entorno, mediante unas sanciones reforzadas que reduzcan la capacidad de
financiación del régimen de Teherán; intento al que responde Irán mediante amenazas
de uso de la violencia y presión diplomática, lo que ha provocado un incremento, aunque
limitado y posiblemente temporal, del despliegue militar estadounidense en el área de
Oriente Medio.

24.06.2019. Boletín IEEE. Cuaderno de Opinión 60/2019. Autor Alejandro Mackinlay

Irán, presión máxima     

Enrique Mora  

La política exterior norteamericana ha cambiado, al menos en sus formas. La novedad más llamativa es aplicar, sea cual sea el asunto en cuestión, una única técnica para conseguir el resultado deseado. La idea es muy simple: ejercer la llamada “máxima presión” para obligar a la otra parte a sentarse a la mesa de negociaciones. Es la práctica mantenida con Irán. Leer más…

Turquía, en el aire

Las relaciones entre Turquía y EEUU acumulan agravios mutuos que podrían poner en riesgo la pertenencia turca a la Alianza Atlántica. Leer más…

22.06.2019. El País. La tensión escala entre Estados Unidos e Irán con un ataque abortado en el último momento El presidente de Estados Unidos afirma que estuvo a punto de lanzar una ofensiva selectiva en respuesta al derribo de un dron pero dio marcha atrás para evitar muertes

21.06.2019. CNN en Español. Así se vería una guerra entre Estados Unidos e Irán y no sería fácil ponerle fin

La última vez que Estados Unidos fue a la guerra en Medio Oriente fue en Iraq en 2003. Hubo conmoción y asombro, el dictador Saddam Hussein cayó en semanas y siguieron años de insurrección terrorista. Pero, actualmente, una guerra con Irán no sería igual porque existe el riesgo de que se expanda rápidamente a toda esa región y que Irán use su red de terceros para atacar a EE.UU. y a sus aliados lejos de su territorio.

Colgado en RT

Todo sobre este tema

«Me dijeron cuántas personas morirían, pensé un segundo y lo cancelé»: Trump sobre el ataque planeado contra Irán

Tensión en el golfo Pérsico: ataque a las rutas petrolíferas

14.06.2019. El Periódico. EEUU publica un vídeo para acusar a Irán del ataque a los petroleros En la cinta se observa a un barco iraní retirando una mina sin explotar de uno de los barcos atacados

14.06.2019. El País. EE UU acusa a Irán del ataque a dos petroleros en el golfo de Omán Los barcos, uno noruego y otro japonés, se encontraban más cerca de las costas iraníes que de las de Emiratos. Algunas fuentes indican que se emplearon torpedos contra las naves

14.06.2019. La Vanguardia. Irán y EE.UU. juegan con fuego: alerta máxima tras el ataque a dos petroleros en el golfo de Omán. El país presidido por Donald Trump somete a Irán a una presión económica sin precedentes

____________________________________________________________________

El precio del petróleo se dispara tras el ataque a dos petroleros en el …

EL BOLETIN.comHace 21 horas
Las noticias sobre los ataques a dos buques petroleros en el estrecho de Ormuz han disparado hoy el precio del petróleo ante el temor de que …
Pompeo asegura que Irán está detrás de los ataques a los petroleros …
Noticias de Israel (Comunicado de prensa)Hace 13 horas

El avispero venezolano

NOTA DE LA REDACCIÓN: Venezuela no es solo un problema interno de un país soberano, sino que ha pasado a ser el escenario del nuevo conflicto bélico mundial, en donde se producen guerras: económicas, por la energía, por las zonas de influencia.

Ceder en Venezuela sería el inicio de un nuevo orden mundial, plagado de inseguridad y con fuerte impacto económico de Rusia y China.

Algunas consideraciones.

VENEZUELA DEMOCRÁTICA Vocento, editorial de 05.02.2019

04.02.2019. El Mundo, por MARISOL HERNÁNDEZ

Vídeo

Pedro Sánchez reconoce a Guaidó como presidente de Venezuela y Maduro le llama «pelele de Trump»

______________________________________________________________

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha dicho este lunes que ha enviado una carta al papa Francisco para pedirle su ayuda en un proceso de diálogo para resolver la crisis creada por la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente y su reconocimiento por muchos países.

«He enviado una carta al papa Francisco, espero que esté llegando o que ya esté en Roma, en el Vaticano, diciendo que yo estoy al servicio de la causa de Cristo. Y con este espíritu le he pedido ayuda en un proceso de facilitación y de reforzamiento del diálogo», ha señalado Maduro, en declaraciones a la televisión Sky24.

Ha declarado que le ha pedido a Francisco que haga sus mejores esfuerzos para contribuir en el camino del diálogo. «Esperamos una respuesta positiva», ha añadido Maduro, que no es la primera vez que solicita la mediación del Pontífice en la crisis política que vive su país.

_____________________________________________________________

GUAIDÓ, URGENTE

El desmoronamiento de Maduro puede dar lugar al vacío antes de que el presidente de la Asamblea se haga cargo de la situación

La negativa de Nicolás Maduro a modificar un ápice su posición sobre el futuro inmediato de Venezuela y la democratización de sus instituciones no deja a los países libres otra salida que la del reconocimiento de Juan Guaidó como responsable de ordenar unas próximas elecciones con garantías, en su calidad de presidente de la Asamblea Nacional. El gobierno de Pedro Sánchez y otros de la Unión Europea –empezando por Francia, Alemania y Reino Unido– procederán a partir de hoy a reconocer a Guaidó y su institucionalidad. Una medida que no está exenta de incógnitas en cuanto a su operatividad real y plena, puesto que mientras Maduro siga ocupando el palacio de Miraflores y los responsables gubernamentales del chavismo continúen detentando resortes de poder, el paulatino reconocimiento internacional de Guaidó tardará en cuajar en el interior de Venezuela. Aunque por de pronto el régimen chavista no podrá seguir personado ante los gobiernos que, reconociendo a Guaidó, retiren credenciales diplomáticas a los representantes anteriores, a no ser que estos pasen a formar parte de la nueva administración venezolana. Pero el desenlace más inquietante de esta imposible cohabitación entre dos poderes que reivindican su respectiva legitimidad en Venezuela no está tanto en su ineludible colisión como en la forma en que acabe desmoronándose el régimen chavista. Puesto que si ya los liderazgos y los espacios de influencia reflejaban la existencia de un poder cuarteado entre intereses y lealtades muy diversas, es lógico pensar que cada día que pasa será más difícil contar con un chavismo jerarquizado que eventualmente pudiera estar en condiciones de admitir unánimemente el final de su dominio. La irresponsabilidad de años de la que han dado muestra los cargos al mando de Maduro permite más bien pronosticar una situación de vacío en la administración de los asuntos públicos, que algunos grupos de poder podrían tratar de aprovechar para el vaciamiento de un país ya esquilmado. Es por ello determinante la postura que en los próximos días adopten las Fuerzas Armadas; no ya de cara a la retirada de Maduro, sino para impedir que una crisis tan al límite conduzca a mayor violencia. Frente a la advertencia del todavía inquilino de Miraflores de que «el pueblo se está armando», resulta urgente atajar tal eventualidad y promover el desarme voluntario de la sociedad civil. Cuestión que el Grupo de Contacto europeo no debería desatender.

03.02.2019. Vocento. Editorial

____________________________________________________________________

Transición legítima y necesaria en Venezuela

Lo que sigue es convencer a fuerzas militares y policiales que desistan de sostener el régimen de Nicolás Maduro y ayuden en el proceso de transición

31.01.2019. La Nación. Bryan Acuña Obando

Para el profesor de Relaciones Internacionales Bryan Acuña, en Venezuela  se debe convencer a las fuerzas militares y policiales para que dejen de sostener al régimen de Nicolás Maduro y ayuden en el proceso de transición. Bryan analiza el paso que dio Juan Guaidó, al activar los mecanismos de la Constitución, diseñada por los chavistas, para declararse presidente en transición, lo que le ha permitido ganar el respaldo de muchos países de Occidente, entre ellos Estados Unidos.

____________________________________________________________________________

GUERRA FRÍA Y CARIBE CALIENTE, por Francisco J. Carrillo Montesinos, exembajador de la UNESCO y Vicepresidente de la Academia Europea

31.01.2019. Diario Sur. Opinión

No debería sorprender que países con fuertes regímenes autoritarios, como es el caso de Rusia y China, se opongan a una ‘presión internacional’ contra el régimen del dictador Maduro

Maiquetía es el nombre del aeropuerto de Caracas, a ras del mar Caribe caliente en clave musical. Tras tres intentos de aterrizaje en medio de ‘vientos cruzados’ se posa en una pista ardiente y el avión se desliza zarandeado sin cesar. Caracas era una escala para encontrar a la ministra Ruth Lerner, de profesión educadora y a la sazón recién elegida en Ginebra presidenta del Consejo de la Oficina Internacional de Educación de la Unesco, cuya coordinación estructural y programática formaba parte de mis funciones como director del Gabinete de Coordinación. La ministra lo era de un gobierno socialdemócrata. Ella estaba obsesionada por la educación y recitaba con frecuencia a grandes escritores como Rómulo Gallego y Uslar Pietri. También le obsesionaba la generalización de la educación musical. Todo ello es fondo de memoria. Mi escala fue breve, ya que el objetivo de mi misión era Santa Fe de Bogotá, la capital de Colombia, cuyo presidente Belisario Betancur había optado por un modelo de ‘Escuela Nueva’ como instrumento de convertir en universal la enseñanza primaria al tiempo que soplaban aires nacionales de una gran campaña de alfabetización en multitudes de veredas de los Cien años de soledad. Abundante desigualdad regional, pobreza, narcotráfico, guerrillas con fondo de corrupción estructural con sus no menos meritorias excepciones. Ambos países se regían por una democracia formal con pluripartidismo y separación de poderes. Ambos países comparten hechos históricos relacionados con Simón Bolívar quien, a pesar de Chaves y Maduro, es una realidad que agonizó en la ciudad colombiana y caribeña de Santa Marta.

Hoy Venezuela está bajo un régimen autoritario que mantiene un aparente mecanismo de funcionamiento democrático sometido a una estricta vigilancia, control y manejo desde el palacio presidencial. Hace unos días, con la legitimidad parlamentaria (mayoría de oposición) se ha reconocido por numerosos países al autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó. El vaso se desbordó. Y, también hace unos días, en el Consejo de Seguridad de la ONU el debate sobre el «régimen» dictatorial que impera en Venezuela se encontró con el veto de Rusia, China y Siria como acólito. El argumento: la «no intervención» en asuntos internos de un Estado miembro y que «la paz y la seguridad internacional» no estaban amenazadas. La Unión Europea ha fijado el plazo de ocho días para que se convoquen elecciones democráticas, lo que ha sido rechazado rotundamente por el dictador Maduro. (Es preciso recordar que durante los mandatos de los presidentes Chaves y Maduro, los Estados Unidos –según fuentes aparentemente fiables– compraban el 30% del petróleo venezolano).

Con los vetos en la ONU, Venezuela se ha convertido en un asunto ‘estratégico’ propio de la nueva Guerra Fría (como lo fue Cuba con los misiles soviéticos). No debería sorprender que países con fuertes regímenes autoritarios, como es el caso de Rusia y China, se opongan (incluso se es necesario con las armas, de ahí la amenaza propia de la nueva Guerra Fría) a una ‘presión internacional’ contra el régimen del dictador Maduro, ya que constituiría un precedente en la ONU que podría en el futuro tener a ellos como objetivos, incluidos Turquía y el régimen sirio de El Asad, sostenido por Rusia, que también apoyan al dictador venezolano. Para estos países, todo está permitido en la esfera de las relaciones económicas y financieras (en el caso de Venezuela, el petróleo). Se habló incluso de un proyecto de base militar de Rusia en Venezuela en el marco de la relaciones bilaterales, lo que significaría poner un pie en una región que hasta ahora fue ‘área de influencia’ de los Estados Unidos. (Véase mi artículo ‘2019: Tensiones y pasiones’, en SUR 05/01/2019). ¿Quién podría controlar el tipo de armamento de esa hipotética base militar con probables misiles apuntando a Estados Unidos? La carrera armamentística ha sido potenciada por Trump, con un nuevo ejército espacial que relanza el programa de la ‘guerra de las galaxias’ (en el que avanzan también Rusia y China).

E n realidad, ¿cuál es la cuestión de fondo del veto de Rusia y China en la ONU sobre el ‘asunto venezolano’? El petróleo, el mercado latinoamericano en donde los chinos están muy presentes, –sin olvidar la compra de parte de la deuda de Venezuela–, así como el desmontaje de las antiguas ‘áreas de influencia’, es decir, de la influencia de los Estados Unidos, esgrimiendo la globalización y la libertad de mercado. Por ello, la línea roja de Rusia y China se concreta en una estricta política de ‘no intervención’ exterior en los asuntos políticos de un Estado, quedando excluida toda ética en las relaciones internacionales (abundan los ejemplos con petróleo o sin petróleo). Esta posición también es compartida por la Turquía de Erdogan y por Cuba (es una constante de su política continental, nacida del bloqueo que resultó ineficaz e insostenible). La mayoría de los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos han reconocido al presidente interino.

El trasfondo de guerra comercial globalizada aparece con toda evidencia, modulada según los recursos naturales de los países y según sus posiciones ‘estratégicas’, que suelen ir unidas. Este panorama es real (miremos al Oriente Medio, al Extremo Oriente y ahora a América Latina y Caribe, a título de ejemplos). El contexto internacional es de nueva e impredecible Guerra Fría, que hoy toca al Caribe caliente.

____________________________________________________________________________________________

MADURO, EN CAÍDA LIBRE

Venezuela ha de transitar hacia la democracia plena mediante elecciones presidenciales libres y supervisadas por observadores

31.01.2019. Editorial de Vocento

Las dos últimas respuestas que Nicolás Maduro y el régimen chavista han dado a la profunda crisis que atraviesa Venezuela y a la proclamación parlamentaria de Juan Guaidó como «presidente encargado» muestran el carácter dictatorial de su poder y, al mismo tiempo, las dificultades que presenta el tránsito a un sistema de libertades. La orden judicial prohibiendo que el presidente del Parlamento abandone el país, haciéndose cargo de sus bienes y congelando sus cuentas bancarias, confirma la naturaleza antidemocrática del poder que irradia el Palacio de Miraflores. La disposición de Maduro a dialogar sobre una disolución del Parlamento para dar paso a nuevas elecciones legislativas, refleja hasta qué punto la tenacidad autoritaria puede llegar a confiarse en su propio cinismo. Las movilizaciones de ayer evidenciaron que la situación es insostenible para Maduro y los suyos. Pero ello no significa que los reconocimientos de Juan Guaidó como presidente –tanto los expresados hasta la fecha como el anunciado por parte de los países de la UE, comenzando por España– comporten la inmediata caída de su régimen. El autoritarismo populista y violento con el que Maduro insiste en perpetuar el chavismo como opción única de gobierno, haciéndose con el poder judicial y ninguneando al legislativo, solo puede venirse abajo por implosión. No es casual que el propio Guaidó se haya empeñado en erigirse en «presidente encargado» en virtud de las previsiones contenidas en una Constitución promovida por el chavismo; o que tras las medidas impuestas por el Supremo contra la libertad y los derechos personales del presidente del Parlamento de la República, él mismo advirtiera de que el chavismo es una fuerza política ineludible para dibujar el futuro próximo del país. Maduro se atrinchera, consciente de que la soberanía territorial le asegura la permanencia en el poder frente a la presión internacional, y de que la aguerrida defensa que los afectos al régimen harán del mismo –y de sus particulares privilegios– le concede algún margen de ventaja frente a los requerimientos de unas elecciones presidenciales inmediatas. Es imprescindible que la comunidad internacional comprometida con la democracia no deje duda alguna respecto a la condena sin paliativos de su ejecutoria y del régimen en su conjunto. Pero el objetivo inmediato ha de ser la convocatoria de elecciones presidenciales libres y supervisadas por observadores, para pasar página de casi tres décadas de autoritarismo y de corrupción gubernamental anterior en Venezuela.

________________________________________________________________________

Asentar las bases del futuro de Venezuela

31.01.2019. COPE. Línea Editorial

31.01.2019. COPE. Archivo audio

El Parlamento Europeo ha reconocido hoy a Juan Guaidó como “legítimo presidente interino” de Venezuela con el voto afirmativo de 439 diputados. La expresión usada trasluce muy bien la posición europea: reconocimiento de las funciones constitucionales del Presidente de la Asamblea Nacional durante el período necesario para convocar unas nuevas elecciones.

Como era de esperar, Maduro se ha apresurado a apelar a la independencia nacional olvidando que en Venezuela hay destacados 30.000 castristas, amén de los rusos que han llegado en los últimos días. Los mejores pronósticos pueden hacer pensar que se trata del canto del cisne, pero en las próximas horas el régimen puede intensificar la represión. Nada está siendo fácil en el proceso iniciado hace ocho días. La Venezuela heredera del chavismo era, y sigue siendo, un paradigma que Cuba y Rusia no pueden permitir que desaparezca sin más.

Por eso es conveniente que  la Unión Europea actúe para facilitar la salida. A la violencia que el chavismo ha ejercido de manera indiscriminada contra la oposición y el pueblo de Venezuela, no puede sumarse más violencia. La estrategia del propio Guaidó, al lanzar una propuesta de amnistía para los militares, es precisamente esta. Apoyar internacionalmente el proceso de transición venezolano exige mesura y realismo para asentar las bases del futuro.

________________________________________________________________________

El Papa y Venezuela

30.01.2019. COPE. Línea Editorial

La ayuda más importante que puede prestar el Papa es la de sembrar el camino de la reconciliación.

Con demasiada frecuencia se escuchan los últimos días voces que acusan al Papa Francisco de mantener una posición equidistante ante la crisis de Venezuela. En muchas ocasiones estas críticas se basan en prejuicios ideológicos o en la ignorancia de lo que significa el ministerio del Papa y su relación con los obispos de un determinado país.

Algunos parecen negar u olvidar lo evidente: que la Iglesia ha estado en primera línea en defensa de la libertad, arriesgando su propia seguridad y proporcionando esperanza y estabilidad, aparte de ayuda básica de alimentación, medicinas, etc…, a través de Cáritas.

Francisco ha insistido repetidamente en que él dice lo mismo que los obispos venezolanos, que hace pocos días dejaron claro en una declaración colectiva que el gobierno de Maduro es ilegítimo y que Guaidó representa una puerta abierta a la esperanza. Naturalmente, el Papa no puede pronunciarse con el mismo tono que los obispos del país, no es esa su misión. Pero sí ha pedido algo que hace falta estar muy ciego, o ebrio de ideología, para no desear: una solución justa y pacífica, que respete los derechos humanos y evite el derramamiento de sangre.

La ayuda más importante que puede prestar el Papa es la de sembrar el camino de la reconciliación, que será la clave del futuro para una nación hoy aniquilada

_______________________________________________________________________

El Ejército y el futuro de Venezuela

Los días de Maduro en el poder están contados y lo que se impone es una transición que debe ser pacífica

27.01.2019. El Periódico

Mientras la situación en Venezuela aparece enrocada entre dos facciones antagónicas que claman por la legitimidad de unas urnas que les dio la victoria, limpia o fraudulenta, y mientras la diplomacia internacional se divide en dos bloques también  antagónicos, el Ejército aparece en estos momentos como la fuerza clave que puede decidir el futuro inmediato del mayor responsable, aunque no único, de la catastrófica situación económica del país, el incompetente Nicolás Maduro. Las Fuerzas Armadas no son un agente objetivo ni están por encima de las partes

Los militares son parte del problema. Han sabido aprovechar la debilidad de quien ha sido presidente desde el 2013, tras la muerte de Hugo Chávez, para asegurar una larga serie de privilegios económicos, entre ellos el control de la primera empresa del país, Petróleos de Venezuela SA (aunque ello no implica que sean capaces de gestionarla), así como grandes intereses en otros sectores como la minería o la construcción. En las presentes circunstancias puede resultarles más conveniente mantener a Maduro en el poder, pero el Ejército no es una entidad monolítica. La propia avidez de los altos mandos ha marcado una gran diferencia con los mandos intermedios y con la tropa, que tienen que lidiar diariamente con la carestía y la escasez como la mayoría de la gente. Los días de Maduro en el poder están contados y lo que se impone es una transición que debe ser pacífica en la que no debe haber lugar para el ruido de las armas.

_________________________________________________________________________________

«El Gobierno de Nicolás Maduro cuida de mí y yo soy agradecida». Por JON G. ARAMBURU

Diario Sur de Málaga, 17.02.2019

El chavismo incondicional tiene su reducto más combativo en el cordón de miseria que rodea Caracas

La autopista Francisco Fajardo recorre Caracas de este a oeste, una atalaya privilegiada desde donde ver realidades opuestas que a menudo se solapan. Uno emplea apenas media hora en recorrer la distancia que separa el centro financiero, el deslumbrante Meliá o las oficinas del Gobierno, del pretencioso Aladdin, un picadero de cúpulas bulbosas, y las barriadas de chabolas que aquí llaman cerros y que conforman el cordón de miseria que envuelve la capital de Venezuela. Este periódico ha tratado también de pulsar esta realidad, la que anida en las laderas más desfavorecidas, auténtico granero del chavismo recalcitrante, donde la delincuencia y el narcotráfico campan a sus anchas bajo un paisaje de casas de cinc y cemento agrietado, los coches despojados de sus ruedas se pudren a la intemperie y cada muro devuelve la mirada mesiánica de Chávez y Maduro.

Petare, el barrio más grande de Caracas, muere al pie del cerro José Félix Ribas, al que se accede por cuestas imposibles entre postes de luz donde la maraña de cables ha terminado casi por ocultar el cielo. No encontrarán este lugar en ninguna guía turística, ni a nadie que le quiera bien que le aconseje llegarse hasta allí. Los carajitos -como llaman en este país a los niños- juegan en las aceras a béisbol a la vista de adolescentes patibularios de mirada desafiante, que radiografían a los intrusos en busca de móviles, cámaras fotográficas, relojes, efectivo o la alianza. Todo vale para procurarse un tiro de perico -«15 dólares el gramo, tremenda noche, mi pana»-; o un desahogo en cualquiera de los burdeles que recorren ese eje que forman Plaza Venezuela-Sabana Grande-Chacaíto, a 3.000 bolívares el asalto. Un dólar. Aquí vive Carmen Mijares, una peluquera de 62 años a la que la vida ha bendecido con el conformismo de los mansos y poco más. Le acompaña su cuñado, Enrique, que no dirá una palabra durante las dos horas largas que pasamos en su casa, entre cuadros de la Última Cena y fotografías de Hugo Chávez, «el hombre que más ha amado a Venezuela», precisa la mujer. «Casada ni Dios lo quiera», aunque con un hijo que le ha dado ya dos nietos.

«Hay que ser solidaria»

En el cuarto de la entrada se amontonan secadores, planchas y bigudíes. «A las mujeres que tienen el pelo enroscadito, chichito, las pongo más bellas de lo que son», dice. Por su ‘salón de beauté’ pasan menos de diez clientas por semana, lo que supone unos 30.000 bolívares al mes (10 dólares), casi el doble del salario mínimo que también cobra en concepto de pensión y la mitad que una carrera en taxi hasta el centro. «Hay que ser solidaria, me da cosa pedirles más», dice.

Carmen llegó al José Félix Ribas hace más de medio siglo y el decorado entonces no difería mucho del actual. Aquí viven hacinadas 80.000 personas. «Los cerros ya existían antes de que llegara Chávez», recuerda con malicia cuando se le pregunta por las penurias económicas que pasan los venezolanos. Y no le falta razón, si bien veinte años de promesas no sólo no han mitigado la pobreza sino que han disparado la corrupción y el crimen. Cuando se le pregunta cómo sale adelante, la mujer habla de la bolsa ‘clap’ -una veintena de artículos importados que son el gran sostén de las familias- y el carné patriótico, que garantiza bonos -dinero en efectivo- en fechas señaladas como la Navidad, la Semana Santa o los carnavales. Una ayuda que compra voluntades a lo largo y ancho del país. «El Gobierno de Maduro cuida de mí y yo soy agradecida», dice sin empacho.

A Carmen, chavista desde 1992, cuando Hugo Chávez acabó en la cárcel antes de saltar a la palestra política convertido en un héroe, se le humedecen los ojos cada vez que habla del comandante. Por Chávez, siente «un amor sin fisuras» y confiesa que prefiere a Maduro, «al que no han dejado gobernar bien». ¿Pero quién? «La oposición, los empresarios, -dice- y también gente de su propio partido, chamos de su confianza que le han traicionado». Desde que Maduro está al mando, Carmen reconoce que «las cosas no van bien». Pero no cree que la solución pase por una elecciones libres, «ni Estados Unidos ni Europa ni ustedes, los españoles, son quién para meter las narices en Venezuela -dispara de corrido-. ¿Por qué no se van a ayudar a Haití o a Ruanda? Yo le diré por qué, porque allí no hay petróleo ni metales. Todo el mundo mira por su bolsillo».

El discurso de Carmen rezuma la fe de los conversos. Corrupción, desabastecimiento, hundimiento económico… son todos consecuencia de la política de acoso y derribo del capitalismo. El suyo es un tren que avanza en línea recta, sin distracciones. Sólo hay una plaga de la que no culpa al presidente Juan Guaidó o a Donald Trump, «ese coño de su madre que se cree el dueño del mundo, y eso sólo lo es Dios». «La inseguridad aquí es horrible y la Policía no hace mucho por atajarla», concede. «Los culpables somos los propios venezolanos, todos. El problema empieza por la casa de cada uno. Si tengo un familiar que ha sido preso, hago todo lo posible por sacarle, sea o no culpable. Lo mismo vendo el televisor que el techo que me protege y como ‘el sistema’ es corrupto, me acepta la plata», brama sin encontrar contradicción alguna en lo que dice.

«El barrio ya no es el de antes»

Carmen está convencida de que Venezuela va a salir adelante, «con la ayuda de Dios, no de la Iglesia», puntualiza. Admite que «hay gente en el poder que está chupando, pero los que vienen sólo quieren ocupar su sitio», se enculebra. El sol entra a chorros por el patio donde cuelga la ropa. «El barrio ya no es el de antes, ya no están todos con Maduro -suspira-. El presidente estuvo aquí y prometió seguir con el legado de Chávez, pero las cosas están complicadas. Y este país no debería pasar por lo que está pasando», se desgañita.

Su queja se suma a muchas otras que salpican el día a día del vecindario, siempre sometido a la tiranía de los cortes de abastecimiento. «Pueden pasar ocho días sin que tengamos agua los de esta acera, pero los de enfrente no tienen problema», se cruza de brazos como un niño enfurruñado. «¿Y el gas, Carmen?». «Está desastroso, mi chamo. No vino la semana pasada y tampoco esta», explica mientras mira la bombilla encendida que preside el cuarto, como temiendo que se vaya a fundir en cualquier momento. En ese momento entran Marina y su hijo Usiel, «a muerte con el Magallanes de béisbol», recita su madre, harta y orgullosa a partes iguales. El barrio se empieza a animar y los ‘colectivos’, como se conoce aquí a las bandas motorizadas que asaltan y desvalijan con la aquiescencia de la Policía, empiezan a salir de sus agujeros con hambre atrasada. Campana y se acabó.

___________________________________________________________________________

Agenda Exterior: Cuba Revista Semanal de Política Exterior

Preguntamos a los expertos por las posibilidades reales de cambio en Cuba, dada la coyuntura actual: Venezuela en crisis, América Latina virando a la derecha, y un EEUU más que agresivo. Leer más…